Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

El acierto de la nueva distribución de la Ronda del Carmen

miércoles, 12 de mayo de 2021
Creo que la distribución del tráfico en la Ronda del Carmen es un acierto. Cuando la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, presentó este proyecto a todos nos sonaba extraño, pero una vez visto en la práctica parece más que razonable.

Verán, para empezar los supuestos dos carriles que tenía esa vía nunca fueron reales, porque la señalización lo hacía pasar de dos a uno y vuelta a los dos cada pocos metros, por lo que realmente no valía para nada tener dos líneas de vehículos que veían metidos en constantes embudos.

Una vez llegamos a esa conclusión, queda por pensar en si la novedosa distribución del tráfico tiene sentido. Acera, carril bici, lineal de aparcamientos, carril de paso para coches y una mediana es un orden extraño, ajeno a la costumbre en esta ciudad, pero no por ello tiene que estar mal.

Pensándolo con cierta calma vemos que es una buena solución para separar al máximo al peatón (usuario más vulnerable de cualquier vía) del tráfico rodado poniendo en medio el carril bici y los coches aparcados, sirviendo también como barrera estos últimos para proteger a los ciclistas. Hasta hay unos pequeños bolardos de baja altura para dejar claro a los coches que han de aparcar fuera de ese carril, con lo que se solventa la confusión.

He leído muchas críticas sobre lo “peligrosísimo” que es aparcar entre dos carriles de circulación (el de coches y el de ciclos) porque al abrir la puerta del acompañante te puedes llevar por delante a un ciclista… Lo de abrir con cuidado mirando primero si viene alguien parece que no se les pasa por la cabeza a quienes afirman tales cosas. También habrá que acostumbrar a los ciclistas a circular con precaución, como es de sentido común, y a que hay un sentido en cada carril.

Por esa regla de tres, y aplicando ese principio, no podría aparcarse junto a la acera porque podrías golpear a un viandante al abrir la puerta, ni junto a un carril de circulación porque te podrían atropellar al bajar del coche… Eso invalidaría todos los aparcamientos del mundo salvo los que estén en batería, lo que no tiene el menor sentido.

En la Ronda de Fontiñas, por ejemplo, se aparca en ambos márgenes de la vía, con lo que en un lateral el conductor invade el carril para bajarse y en el contrario lo hace el acompañante. ¿Qué diferencia hay con lo del Carmen? Sólo una: la falta de costumbre.

El tráfico en Lugo está cambiando, en unos casos con más acierto aparente que en otros, al menos a priori. Yo mismo he visto con malos ojos el Cristo que se monta en la Ronda de la Muralla por la pésima señalización del embudo que se forma al llegar a la Puerta Santiago, y me preocupan muchísimo los cambios que van a hacer en toda esa zona (incluido Ramón Ferreiro y otras calles del entorno)... pero ojalá acierten, como titulé a un artículo de este mismo blog de no hace demasiado.

En este caso creo sinceramente que lo han hecho.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania