Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las bañeras colectivas, además de absurdas, en un sitio poco apropiado

miércoles, 05 de mayo de 2021
Las bañeras colectivas se van a hacer junto al río Miño, aunque no guardan la menor relación con él porque el agua viene del grifo y se calienta con una caldera. ¿Se imaginan hacerlas en el Parque Rosalía en donde está ahora el Garañón? Sería magnífico.

Un millón de euros es lo que nos vamos a gastar de la caja común de los lucenses para hacer esas absurdas bañeras colectivas pomposamente llamadas "caldas", que sólo se parecen a su nombre en que se "caldea" el agua, artificialmente, pero se caldea.

Pero hoy no voy a criticar el disparate de gastar esa fortuna en coger agua de la traída y gastar otra fortuna en caldearla para tenerla al aire libre en una ciudad en que no es raro rozar los 0º centígrados. No, hoy no les hablaré de eso, me gustaría hacerles otra reflexión sobre este asunto que me sorprende bastante y que es... ¿por qué ahí?

Verán, si las bañeras van a ser, según la alcaldesa, un "revulsivo cultural, de recreo y turístico"... ¿por qué se hacen en un sitio donde no hay nadie que las aproveche salvo que vaya específicamente a eso? Si partimos de la base de que al ser una cuestión puramente artificial que ni aprovecha aguas termales, y ni siquiera capta su caudal directamente del río, sino que viene por la tubería como la de la ducha de nuestras casas, ¿no sería más lógico ubicarlas en donde supusieran aprovechar mejor ese "revulsivo"? Hay muchas zonas de Lugo que agradecerían ese "atractivo".

No les digo de ponerlas en la Plaza de Santo Domingo (aunque anda que no iba a ser la leche) pero, al independizarse de cualquier tipo de ventaja basada en la ubicación, tal vez sería más razonable llevarlas a un sitio al que se pueda ir dando un paseo y que, además supusiera revitalizar una zona. Se me ocurre, por ejemplo, que el Parque de la Milagrosa sería un sitio más adecuado, por ponerles un ejemplo.

Es más, dado que el disparatado gasto va a ser el mismo sea donde sea, ¿se imaginan lo impresionante que sería hacer eso en las cuestas del Parque Rosalía y que esas bañeras tuvieran unas caídas de esas, tipo "infinita" que están tan de moda en los hoteles de lujo? Piensen en lo que sería meterse en pleno invierno en agua calentita (lo que quita el frío, aunque la factura de calentar eso sí va a ser para echarse a temblar) con las vistas que ahora ocupa el Garañón. Impresionante.

Este proyecto es una cabezonería. Iba a ser de aguas termales y no. Iba a ser con agua del río y no… es una caricatura de las pozas de Orense, una hipoteca que vamos a pagar hasta que alguien se decida a dejar de calentar el agua (le doy dos o tres años de funcionamiento como máximo) con el despilfarro que esto supone en la actual obra. Pero es que es peor aún: al rediseñarlo no han tenido en cuenta que es irrelevante dónde se sitúen las bañeras y se ha perdido una oportunidad magnífica de mejorar alguna zona de Lugo con habitantes y negocios. Se lleva a una zona que actualmente ya es magnífica y que se va a estropear para meter "esto".

Y así, una vez más, seguimos a mayor gloria de la administración municipal haciendo el ganso con millones y millones de euros que se van a un proyecto obviamente destinado al fracaso.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania