Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

El sonido del Universo

jueves, 15 de abril de 2021
Para el abuelo Félix

Se puede escribir una obra para que la misma permanezca toda una vida. Hay lugares que marcan la vida no de una sino de varias personas y esas vivencias por muy alejados que estemos de estos permanecen. No es algo necesario vivir en una zona geográfica pequeña o grande, histórica o novelesca... Han sido muchas las personas que han dejado su huella en las palabras.

Y no nos resistimos a citar al profesor Óscar Pujol Riembau cuando quizás algo le hizo escribir lo siguiente: «La palabra no es la lengua que tú hablas, tampoco es la lengua que yo hablo. Tampoco es la suma de tu lengua y la mía. La palabra no es el conjunto de nuestras lenguas. La palabra es el cordón umbilical que nos une con nuestro principio» a lo que añade: «La palabra se hace lenguaje y brota a borbotones de nuestra boca para construir mundos de palabras. La palabra es la energía que hormiguea en nuestras manos y nos hace hacer las cosas hechas. La palabra es el impulso creativo que nos obliga a saltar de la cama para crear otro día con actos y palabras».

Nuestros autores
María Cristina Iglesias tiene ya varias obras en su haber y sinceramente no sabemos por donde empezar... Ahora y bajo el sello de Mandala acaba de ver la luz «Con la Voz del Alma» Sus otras obras no son menos importantes sino que dejan que la Diosa del lenguaje Sarasvati no tenga en cuenta a Yama el Dios de la Muerte y de la Justicia. Sin hacer comparaciones en el caso de María Cristina Iglesias entre otros estamos ante una serie de autores que buscan un lugar tanto en el Arte como en la Modernidad o en la Poesía a través de la palabra. Y como son muchos los que abren sus brazos ante la Madre Ganga o ante una ciudad como Santiago de Compostela o La Meca llenas todas de un gran abanico de historia. Lo que las une a todas no es quizás el fervor religioso o sagrado si no ese encuentro que se produce entre personas procedentes de todos los ámbitos profesionales creando algo muy importante hablamos de un gran círculo de amistad. Desde María Cristina Iglesias podemos citar a Álvaro Enterría (residente en Benarés del cual dentro de poco verá la luz su nuevo hijo literario desarrollando en Varanasi una gran labor tanto a través de su editorial como de su libreria dando a conocer publicaciones en hindi, inglés o sánscrito) o el ya citado Óscar Pujol con su diccionario Sánscrito-Castellano hermano del Sánscrito-Catalán muy necesarios en estos momentos hasta Josep Rodes quien ha pasado largas temporadas en «La que Brilla» y junto con las obras de María Cristina de su pluma ha salido un libro excepcional y sin previo aviso «Diario desde Varanasi» donde haciendo un recorrido en sus páginas y estando la pandemia de verdadera actualidad con unos dibujos increíbles recordaba como habían sido y vivido esos momentos que a más de uno le han hecho llevarse las manos a la cabeza y hacerse las siguientes preguntas «Poco a poco pasan los días y las malas noticias se suceden y con ellas se va imponiendo inexorablemente el miedo en el país. ¿Que hacer entonces? ¿Quedarse? ¿O irse?» A lo que parece añadir «En la calle el ambiente se enrarece. Noto miradas poco amistosas. Me siento incómodo. Los occidentales empezamos a ser el blanco. Para muchos hemos traido el virus con nosotros»

Y en su anterior obra
«La máquina de escribir y otros relatos» es muy posible que haya sido esa obra con la que Iglesias ha escrito «Con la Voz del Alma» en donde en uno de sus poemas parece estar harta de todo.

«Hoy, me declaro oficialmente harta de este mundo.
Harta de la hipocresía,
harta de palabras vacías,
de noticias ficticias,
de redes fatales que nos controlan,
que nos manipulan,
que nos abducen.

Pero no todos los poemas son un canto a la fatalidad o al desosiego sino que en «Luna sobre el Ganges escribe:
Luna llena sobre el Ganges,
reflejando su esplendor
y surcando su silueta,
algunas barcas y velas
brillan con su resplandor» Y en su portada un cuadro de «Amanecer en el Ganges» de Rafael Torres Merino.

Igual que en su momento hizo Rodhes con paciencia esperando ese encuentro «Dos años esperando reencontrarme con Steve. Sentarme con él y dibujar juntos» tendremos que hacer otros y seguir los poemas de María Cristina o entrar de nuevo en la Cuenca del Ganges en su día un enorme lugar rodeado de pueblos en la distancia pero pueblos al fin y al cabo.
Mirás, Roberto Carlos
Mirás, Roberto Carlos


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania