Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Balance, tareas y objetivos del Celta de Vigo

lunes, 08 de marzo de 2021

Sin duda, el balance del Celta de Vigo a estas alturas de temporada dista del de años anteriores, en los que el club gallego estuvo muy cerca de descender a la categoría de plata del fútbol español. Tanto al término de la temporada 2019/2020 como al término de la 2018/2019. Los que visiten de azul celeste se salvaron por los pelos, acabando decimoséptimos en la tabla clasificatoria en ambas ocasiones, cuando finalizar una posición por detrás hubiese significado recalar en LaLiga Smartbank. Pasados esos dos difíciles tragos, a los celtiñas no les quedaba otra que espabilar para no volver a acabar la actual temporada teniendo que luchar por no bajar a Segunda División.

Los tres primeros meses de competición doméstica demostraron que las cosas podían concluir igual de mal que los años anteriores. Con esa tesitura, Óscar García tuvo que ser destituido como entrenador del equipo tras cosechar una sola victoria en las nueve primeras jornadas de liga. De esos nueve encuentros, el Celta perdió cuatro y empató otros cuatro, lo que en los pronósticos de fútbol les precipitó de nuevo a la candidatura para el descenso. Ningún equipo en Primera División quiere ser candidato a tal cosa, de hecho, los pronosticos actuales indican que el Elche, el Valladolid y el Huesca son de los principales candidatos a descender, permitiendo al Celta respirar un poco.

Aprovechando el parón en la directiva del club, decidieron prescindir del técnico catalán para reformular el proyecto. Eligieron al argentino Eduardo Coudet, cuyo anuncio como nuevo míster tuvo lugar tres días después del despido de García. El nuevo entrenador no comenzó bien, pero también es cierto que el primer partido que dirigió fue ante un Sevilla que este año es candidato a ganar varios títulos. Tras esa derrota, el Celta de Vigo encadenó nada más y nada menos que siete partidos seguidos sin conocer la derrota. Además, ganó seis de ellos y empató el restante. El cambio pareció haber llegado a Balaídos y, con él, la sensación de que no iba el equipo a verse tan cerca del abismo como se vio 365 días atrás. No parece que ese vaya a ser el caso.

Mirando a ¿Europa?
Todavía queda liga, ergo es pronto para hacer vaticinios de cualquier tipo. Mas es también cierto que el Celta ya suma casi la misma cantidad de puntos que con los que acabó el año pasado (37). Así, no sería de extrañar que los gallegos llegaran pronto a la barrera de los 40 que, normalmente, indica que la permanencia está asegurada. Dicho lo cual, ¿puede el Celta mirar por y aspirar a clasificarse para jugar competiciones europeas? No es, ni mucho menos, misión imposible y parece que con los equipos que va a tener que pelear son: el Betis, el Villarreal, el Granada, el Levante o el Athletic Club.

Al selecto grupo de clubes mencionados arriba se podría unir el Celta para pelear por un puesto en Europa, siempre y cuando acometa ciertas tareas. Una de ellas pasa por mejorar en defensa, pues ahora mismo el portero celtiña es uno de los que más balones recoge del fondo de la red de toda la liga. Otro reto que tiene Coudet para con sus pupilos es el de ganar fuera de casa, cosa que no hace (sin contar Copa del Rey) desde el pasado 4 de diciembre. En conclusión, el balance del Celta a final de temporada puede ser uno positivo si, primero, consigue resolver con éxito las tareas pendientes y, segundo, si esa resolución de las tareas pendientes le lleva a la consecución de un objetivo que seguramente está en la mente del entrenador: jugar en Europa la temporada que viene.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania