Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Colette Maze, 106 años, una gran mujer: la pasión, fuerza, alimento de la música

lunes, 08 de marzo de 2021
La pianista francesa, Colette Maze, nació el 16 de junio de 1914, en Paris (Francia), en una familia burguesa, en la que su madre era muy estricta, con poca ternura, muy dura y el piano le sirvió, desde muy pequeña, como forma de amor, relación, superación, creación…

Colette Maze se pone al piano desde los 5 años, cuando escuchaba como los niños que vivían en el piso de arriba lo tocaban y ella intentaba reproducir, con sus dedos y lo que tenía a mano, la música que escuchaba. A los 15 años entra en la Escuela Normal de Música de Paris, donde sigue los cursos del pianista, director de orquesta y profesor, el franco-suizo Alfred Denis Cortot, considerado uno de los músicos mas populares de la primera mitad del siglo XX y de la gran pedagoga musical francesa Nadia Boulanger, que formó y enseñó a muchos de los grandes compositores del siglo XX. Según el compositor norteamericano Ned Rorem: "fue la pedagoga musical más importante que jamás existió".

Colette Maze se convierte en profesora de piano, oficio que ejercerá toda su vida como acompañante musical en escuelas de música de la capital francesa. Grabó su primer disco a los 84 años. A los cien años siguió tocando el piano para, como dice, "entrenar su memoria" y hacer lo que mas le gustaba.

A los 103 años, publica su cuarto disco dedicado a uno de sus compositores preferidos, el francés Claude Debussy, con motivo del centenario de su muerte e interpreta, también, al español Federico Mompou y a los argentinos Astor Piazolla y Alberto Ginastera.

Toca el piano cuatro horas al día. Sobre su autor preferido, Debussy, declaró: "Siempre esta presente la naturaleza, el amor y la ternura que intento plasmar al tocar"; "Toco Debussy desde que era pequeña, me encanta su sensibilidad, escuchamos la naturaleza, el mar, la lluvia que cae"; "Debussy es la mezcla de sensibilidad y espiritualidad".

En febrero 2021, Colette Maze con 106 años, anuncia que, en el mes de abril 2021, saldrá su sexto disco, de nuevo, dedicado a Debussy. El año anterior, había grabado piezas de Debussy y de Erik Satie, otro gran compositor francés.

Colette Maze, a los 106 años, por su forma de tocar transmite una gran ternura, un gran afecto y, sentada al piano, uno de los cuatro que tiene en su apartamento de París, sus dedos ágiles parecen apenas rozar las teclas mientras se balancea al ritmo de los grandes compositores Chopin (Polonia), Debussy (Francia) y Schumann (Alemania). "Es mi alimento, mi alimento para el espíritu y para el corazón", dijo a la agencia internacional de noticias “Reuters”, Colette Maze.

Colette Maze agradece al yoga y la gimnasia de los dedos que pueda mantenerse ágil.

Su único hijo, Fabrice Maze, nacido en 1949, que es un gran director de cine documental, dice que su madre es una inspiración para otros, especialmente, durante la época de la pandemia de coronavirus.

"Por un lado, te ayuda moralmente. Que a los 106 años puedes estar en buena forma si tienes pasión y te cuidas, son buenas noticias", dijo su hijo Fabrice Maze. "Y luego su sentido del humor, su alegría, su amor por la vida te hacen sonreír", agregó. "Su secreto de longevidad: cuatro horas de piano al día, 3 huevos frescos y una copa de Graves (vino de Burdeos)". Le gustaría que su nieta, también, tocase el piano.

Colette Maze declaró que "Sin la fuerza de mi hijo no hubiese podido grabar los discos que grabé". Y añade: "Tenemos que hacer lo que nos gusta y siempre estar interesados en aquello que amamos. Tenemos que movernos y no me veo sentada en un sillón tejiendo. Para estar sana siempre he hecho gimnasia y danza, y me gusta el deporte, el vino y caminar". Su divisa: "Siempre avanzando".

Al tocar el piano, siempre aplica el consejo que le dio, uno de sus maestros, el gran pianista Alfred Cortot: "Es preciso que la música haga que prenda el fuego del espíritu y no solo las chispas del teclado".

SOBRE LA IMPORTANCIA DE LA MÚSICA, LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA Y LA DEFENSA DE LA MEJOR INTEGRACIÓN, REALIZACIÓN, DESARROLLO

La música debe de ser una gran fuerza que sirva para, con deontología, honradez, humildad (saber, deber saber, siempre, con honradez y el máximo rigor, aprender de los errores, fallos y fracasos propios y ajenos en la búsqueda, justa lucha por la libertad, trabajo, critica, justicia, etc. justos y bien medidos, defendidos, explicados, aplicados y controlados, por la buena belleza, alegría, la verdad responsable, el bien), con mucho rigor, competencia, arte y creatividad, alimentar las mejores pasiones, hacer la vida y el mundo, el mas acá y mas allá…, mejores.

Es fundamental, especialmente en España, la nación española, en todas y cada una de sus partes, dentro y fuera de España, en "los pueblos de la Tierra" (como dice literalmente nuestra vigente Constitución democrática española de Monarquía parlamentaria de 1978); es fundamental, clave, prioritario, la defensa del trabajo digno, deontológico, honrado, humilde, justo, integrador, riguroso, competente, creativo, bien medido, etc., en el campo de la música y en el resto de los campos sociales, que sirve, debe servir para la mejor integración, realización, desarrollo de las personas, individual y socialmente, de los pueblos, etc., y, como dice nuestra vigente Constitución democrática española, entre otros, en sus artículos 11 y 14: Artículo 11: “1. La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social. 2. Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por España”; y Artículo 14: "Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania