Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

A bofetadas por llevarse el mérito de un fracaso

jueves, 25 de febrero de 2021
La política tiene estas cosas: es el único foro donde la gente se pelea por asumir la paternidad de un sonoro fracaso como es la "rehabilitación" de la Tinería.

El BNG, supongo que escocido por la crítica que le hace el PP por no querer abrir el nuevo Auditorio desde hace 8 meses (después de haber estado mareando el Ayuntamiento la perdiz para no recibirlo), saca a la palestra la "inacción" de la Xunta en la Tinería. La respuesta de la administración autonómica no se hizo esperar, y sacó pecho por los muchos millones de euros invertidos (más de 25, según aseguran) y el "gran trabajo" hecho rehabilitando 24 edificios con 57 viviendas entre todos ellos.

¿Soy el único que ve las matemáticas del asunto? ¿Se dan cuenta de que cada edificio sale en más de un millón de euros y cada vivienda nos cuesta más de 400.000 euros? ¿Se puede vender eso como un éxito?

"Es que no cuentas los bajos", podrá decir el lector avispado. Y tiene razón, no los cuento porque salvo el de Una de Romanos y Sara Lage (diseñadora de trajes de novia), el resto están vacíos y no los consiguen colocar a nadie ni regalados, casi literalmente. El Breogán, por ejemplo, se hizo con la joya de la corona en la "subasta" del Ayuntamiento y obtuvo un impresionante local que está exactamente igual que cuando se adjudicó porque no tuvieron en cuenta que la obra para ponerlo a funcionar cuesta un congo y que sólo lo podrían disfrutar cuatro años, a pesar de que el Ayuntamiento mintió consciente y reiteradamente (aún lo hace de vez en cuando) diciendo que se podría "prorrogar", algo totalmente ilegal.

Pero a lo que íbamos. La pelea es tan absurda que refleja el universo alternativo en el que viven nuestros mandatarios. Esa extraña dimensión paralela en que 25 millones de inversión para conseguir que una ruina total sea una ruina parcial les parece un gasto no sólo aceptable sino digno de liarse a bofetadas en la prensa para colgarse la supuesta medalla. Y así todo.

La estrategia con la Tinería fue errónea desde el minuto cero. La aparente buena idea de comprar las casas con dinero público y luego rehabilitarlas con más dinero público se contrarresta con la dura realidad: ¿y después qué? ¿Hacemos viviendas sociales para "rehabilitar el barrio"? ¿Las vendemos? Ese es el problema, señores, que la Xunta ni puede ni debe meterse a inmobiliaria o a fondo de inversiones porque sus motivaciones son diferentes a las del mundo real.

Si querían rehabilitar la Tinería les sobraban cuatro quintas partes del presupuesto que han dilapidado para (casi) nada. Si hubieran aprobado un plan de ayudas directas a los propietarios para rehabilitar las casas, con subvenciones a fondo perdido por un total de esos 5 millones de que les hablo habría cuchilladas para presentar las solicitudes en el registro y tendríamos el barrio rehabilitado y funcionando, porque los particulares sí saben cómo hacer las cosas para que su inversión no sea ruinosa. Venga, seamos generosos, pongamos otros cinco millones. Me siguen sobrando quince.

Es el drama de este país. Mientras el emprendedor cuenta en céntimos la administración habla en millones de euros porque el dinero "no es suyo" y le tira de un pie gastar ocho u ochenta. Paga Juan Pueblo, pagamos todos, así que da igual.

Eso explica tantas y tantas cosas... Y nosotros, el pueblo, mirando para otro lado y aplaudiendo con las orejas cuando se dan codazos para salir en una foto de la que por pura lógica deberían huir despavoridos. La foto del fracaso de la Tinería.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania