Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Se ve que nadie es responsable de los millones despilfarrados en la fábrica de la luz

lunes, 22 de febrero de 2021
Llevamos mes y medio de año 2021 y el presupuesto municipal ya ha saltado por los aires. La aceptación de pago de 2,7 millones de euros a la empresa que había recibido la concesión de la fábrica de la luz no está en las cuentas aprobadas hace unas pocas semanas, así que las previsiones ya son agua de borrajas.

¿Qué va a pasar con ese dinero? Pues tras el reconocimiento formal del Ayuntamiento de que no hay nada que hacer porque sus meteduras de pata no tienen defensa jurídica alguna (algo a lo que cada vez estamos más acostumbrados) ingresará en las cuentas de la empresa INCA que se beneficiará de este asunto sin mover un dedo.

Las posturas del PSOE y el BNG, socios de gobierno en Lugo, son llamativas. El primero habla de exigir responsabilidades, pero como quien oye llover desde la cama: yo pasaba por allí, a mí no me afecta, el concejal que metió la pata ya no está en el Ayuntamiento (aunque se marchó a su casa al finalizar el mandato, sin que nadie le tosa) y aquí paz y después gloria. Me han recordado a Pablo Casado con lo de las herencias del PP, esa vergonzosa postura de "yo no tengo nada que ver con esa gente".

El BNG tiene un papelón bastante más complejo. Por un lado no van a renunciar a gobernar, porque están encantados de haberse conocido y se han apuntado a la política de fotos y ruedas de prensa a toda máquina. Por otro, es chocante ver que en la foto de la denuncia inicial contra la fábrica de la luz podíamos ver caras que nos resultan familiares en el entorno de las concejalías del Bloque. Vamos, que están dando misa y repicando.

No sé yo cómo llevarán sus votantes que no exijan responsabilidad alguna a sus socios de gobierno, los responsables directos de esta barbaridad en que la ciudad de Lugo ha perdido varios millones de euros (al menos cuatro, porque a los 2,7 que se paga a INCA hay que sumar el millón y pico gastado en reformar un edificio que Orozco recibió en 1999 totalmente remodelado y que dejó morir, como todo). Y hemos dilapidado esa fortuna para nada, para seguir con un edificio ruinoso que no tiene en este momento ni uso ni futuro alguno en manos de quien está.

Y mientras tanto la ciudadanía asiste pasmada al "no pasa nada" del Gobierno. Aquí nunca pasa nada. El Garañón nos va a hacer trizas las cuentas públicas y no pasa nada. El Auditorio lleva años terminado sin abrirse y no pasa nada. San Fernando cualquier día se nos cae encima y no pasa nada... y así todo.

Un último apunte. Leo por ahí que algunas personas atacan a ADEGA por haber iniciado la reclamación que ha originado este problema. Es un ataque injusto e inmoral. Si su denuncia no hubiera tenido fundamento no se habría ganado. Las cosas se hicieron mal y atacar a quien pone el dedo en la llaga es, una vez más, matar al mensajero o al que grita que el emperador está desnudo.

La culpa es de quien hizo todo mal desde el gobierno. La culpa es del PSOE que gobierna en la ciudad desde hace más de dos décadas y que no sólo ha metido la pata económicamente sino que encima ha permitido que perdamos la concesión del aprovechamiento del río para generar electricidad en la vieja fábrica de la luz. Un disparate tras otro, y parece que de nuevo les va a salir gratis. Pagamos todos.

Bueno, es peor aún, al responsable de todo esto, al señor Orozco, le han dado la medalla de oro de la ciudad. No sé a qué esperan para reclamársela.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania