Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Qué entiendo por 'Vida'

miércoles, 13 de enero de 2021
Recurrentemente aparecen en los medios de comunicación noticias sobre la posible existencia de vida en otros planetas. Conceptualmente no hay nada en contra de tal posibilidad, si bien hoy por hoy no puede ser presentada como hipótesis científica, pues no disponemos de posibilidad para comprobarla.

Sería muy arrogante por nuestra parte pensar que somos los únicos seres vivos presentes en el Universo, pues es muy posible que existan múltiples planetas (o similares) con condiciones ambientales compatibles con actividad biológica.

La literatura de ficción, y aún más el cine, nos dan la imagen de seres procedentes de otros lugares que son semejantes a los humanos, tanto en la morfología como en el comportamiento, con formas similares de inteligencia y modos de utilizarla. Tal vez ésta sea la causa de que cuando se habla de la posibilidad de vida en otros planetas, se piensa en la existencia en ellos de formas humanas o parecidas. Nada más alejado de lo que se pretende insinuar.

Cada vez es más necesaria una definición de vida. Tal vez, un explicable antropocentrismo cultural haría que muchos definiesen la vida en términos adecuados a la especie humana. Pero es preciso pensar que la humana es una más entre los cientos de miles de especies para las que debe ser de aplicación esa definición de vida de la que hablo. No obstante, para expresarnos con rigor y antes de seguir, deberíamos saber qué queremos significar cando utilizamos la palabra "vida", pues tras esta palabra hay varias y muy diversas acepciones.

¿Qué es vida? En primer lugar, en muchos casos "vida" viene a ser sinónimo de "historia personal". En este sentido, "la vida de Fulano" es la trayectoria de esa persona por este mundo, que cuando está escrita recibe el nombre de biografía (Del griego, "bios"= vida y "grafos"= escrito). En estos casos, "vida" se puede referir tanto a la historia completa de una persona como a la correspondiente a un período concreto (Tuvo buena vida mientras vivió en tal cuidad). Este significado es general, usándose tanto a niveles coloquiales como académicos.

Otro significado de "vida" se refiere al período de tempo durante el cual funcionará una cosa inanimada. A esa duración es a lo que, de un modo un tanto pretencioso, se le llama "vida": "Esta bombilla tiene una vida de tantas horas..." "Este coche tiene una vida estimada de tantos kilómetros". Este significado está restringido a unos círculos un tanto grandilocuentes que quieren impresionar por medio de un lenguaje peculiar.

Está claro que en estos casos, aunque "vida" se refiere a una cualidad, no es algo hereditario e incluso se puede generar en un momento concreto como consecuencia de trabajos y actividades ajenas al mismo objeto que, luego, contará con ella.

"Vida" también significa el ambiente, normalmente adverso, con que se pueden encontrar las personas para desarrollar sus potencialidades: "La vida es dura", "La vida te enseñará..." También usamos este término como sinónimo de actividad: "Esta ciudad tiene mucha vida..."

Por otra parte, en la Biblia, "vida" significa una capacidad que es posible insuflar en algo mediante un soplo. Después de ese soplo, el objeto insuflado pasa a tener vida, es decir, a ser un ser vivo. En este sentido, "vida" fue conocida también como "ánima" y los seres vivos, por tanto, fueron conocidos como seres "animados" en contraposición a los inertes, "inanimados".

Existen muchas más acepciones de la palabra vida que pueden ser encontradas en enciclopedias o diccionarios de uso común.

Para los biólogos, "vida" es una característica de determinados objetos que, por poseerla, son llamados "seres vivos". La capacidad de "ser" se la atribuimos a los vivos, o a los que lo fueron. Los demás objetos naturales carentes de vida son calificados de modo genérico como materia, bien sea inanimada, mineral, rocosa, etc. Conceptualmente, también usamos "materia viva", pero para referirnos a las sedes de procesos biológicos o a seres vivos encontrados en alguna muestra extraída de la naturaleza y que aún no han sido determinados: "Las reacciones propias de la materia viva...", "También encontramos materia viva...".

Algo que los biólogos tenemos muy claro, pero que hasta el siglo XIX no lo estuvo tanto, está expresado en el aforismo "Omnis vivo ex vivo", "todo ser vivo procede de otro ser vivo", o dicho de un modo derivado, "la vida no se crea, solamente se transmite". En este aforismo y en otros semejantes, se plasmaron los resultados de investigadores (Redi, Pasteur y otros), que lucharon contra quienes defendían la idea de la generación espontánea, tal vez por no ver muy claras las delimitaciones existentes entre los seres vivos y los inanimados. Un vez demostrada la inexistencia de generación espontánea, se llegó a la certeza de que la vida tenía que ser transmitida a lo largo de las generaciones.

Repetidamente se ha intentado definir la "vida". Estas tentativas siguen siendo vanas, pues hoy está claro que no es posible identificar la vida con sustancia, fuerza u objeto particular alguno. Un ser vivo puede ser definido, o descrito, de diversas maneras. Pero hemos de tener en cuenta algunas características que necesariamente deben aparecer en esa definición, o en esa descripción.

El reto conceptual representado por esa hipotética definición es grande, pues deberá ser una definición que se pueda aplicar a los seres vivos más diversos: plantas con flor o sin ellas, árboles de vida libre o parásita. Mientras no se consiga esa definición de "vida", podemos fijarnos más bien en las características que comparten todos los seres a los que, por poseerlas, conocemos como "seres vivos".
Valadé del Río, Emilio
Valadé del Río, Emilio


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania