Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Por qué es interesante pagar con tarjeta tus compras

lunes, 04 de enero de 2021
La reciente crisis que ha generado el COVID-19 ha generado un cambio, tanto en la manera en la que nos relacionamos, como en los hábitos de consumo. Y buena parte de estos cambios tienen que ver con las compras. Se ha potenciado de manera espectacular el comercio electrónico, ya que las tiendas han permanecido cerradas 2 meses, y con el progresivo levantamiento de las medidas, no se sabe si habrá un retorno a las condiciones anteriores.

Los pagos con tarjeta se disparan
Efectivamente, muchos comercios que antes de la pandemia no aceptaban pagos con tarjeta, como puede ser una pequeña tienda de barrio o una panadería tradicional, han incorporado este medio para tratar de fidelizar a sus clientes, y conseguir además que todo el proceso sea más higiénico. Las tarjetas son un elemento que lleva tiempo con nosotros, al igual que otra serie de productos bancarios, como puede ser una linea de credito o un plan de pensiones.

En España estábamos en el furgón de cola europeo en cuanto a los pagos con tarjeta, ya que solamente obtenían peores resultados países como Grecia o Portugal. Si bien es un medio cómodo y sencillo, lo envejecido de la poblacion española no ha terminado de favorecer este tipo de pagos entre las personas más mayores. Estas se muestran reticentes en gran medida a usarlos, sintiéndose más cómodas con el efectivo.

Tiempo de cambio, las tarjetas repuntan
Quizás ha llegado el momento de las tarjetas bancarias como medio de pago preferido. Al extremarse las medidas de higiene tras la crisis del coronavirus, pagar con monedas no es lo más higiénico ni acertado. Son un foco de transmisión de bacterias que terinan en nuestras manos, y que por ende, pueden hacernos enfermar. Este cambio de tendencia puede deberse a varios factores, entre los que se destacan:

Sin pago mínimo: Ya son muchos los comercios que no ponen pago mínimo a la hora de pagar con tarjeta. Esto es debido al abaratamiento de las comisiones que los proveedores de datáfonos cobran a los comerciantes. Es posible pagar una barra de pan de 75 céntimos con tarjeta.

Comodidad: Las tarjetas evitan llevar un monedero pesado e ir contando lo que debemos abonar La tarjeta es, en este sentido, mucho más cómoda y práctica.

Las ventajas al usar tu tarjeta para pagar
Claramente podemos desgranar una serie de ventajas asociadas al pago con tarjeta bancaria, entre las que podemos destacar las siguientes:

- Son el medio de pago más transparente. Es algo obvio, todo movimiento que se haga con ellas queda reflejado en tu cuenta bancaria, con día y hora, nombre del comercio y cantidad. Fiscalmente, son la manera más clara de operar.
- Son muy seguras, ya que al contrario que lo que ocurre con el efectivo, nuestras compras están cubiertas por un seguro. Si hay algún tipo de problema, o uso fraudulento de la tarjeta, el seguro se hará cargo de los mismos.
- Permiten tener una visión clara de nuestro dinero. Cada vez que la usamos, la cantidad empleada se resta de nuestro saldo, por lo que un simple vistazo a nuestro estado de cuentas permite saber en qué gastamos nuestro dinero.
- Las tarjetas permiten, en su modalidad de crédito, disponer de un saldo para poder gastar y pagar o a mes vencido o en mensualidades con un interés. Son una buena manera de poder tener dinero disponible cuando hay algún tipo de apuro económico.
- Gracias a las tarejtas de crédito, es posible igualmente poder hacer compras y pagarlas a plazos, o disponer de efectivo al instante.
- La implantación del NFC y la tecnología contactless permiten abonar nuestras compras sin tener que tocar nada, solo basta con acercar nuestro plástico, teléfono o smartwatch al datáfono y realizar el pago.
- Usadas en el extrajero, fuera de la zona euro, permite pagar en la moneda local con un tipo de cambio generalmente ventajoso. Cabe recordar que sacar efectivo en un cajero de un país no comunitario, suele tener comisiones elevadas.
- Aunque parezca que no, usar una tarjeta bancaria nos libera del peso de las monedas, evita errores en las vueltas y nos libra de llenarnos las manos de gérmenes. ¡Todo son ventajas!

Como puede apreciarse, las tarjetas están llenas de ventajas a la hora de poder pagar con ellas. La implantación de una tecnología cada vez más precisa y segura ha permitido que su uso difiera mucho a lo que era hace 30 años. Quizás los cambios de hábitos que está generando el COVID-19 sirvan para ponerlas más en valor. Hemos de tener en cuenta que hay países en los que el uso de efectivo es prácticamente resiudal, como puede ser el caso de Dinamarca. Esta tendencia va a ir a más de aquí a poco tiempo, por lo que en unos años puede ser perfectamente viable la desaparición del dinero físico.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania