Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

El Gobierno de Lugo quiere sangrar a la hostelería

lunes, 14 de diciembre de 2020
Lo de que el Gobierno de Lugo anuncie reiteradamente que no se pagarán tasas de terraza en 2021 está muy bien… si no fuera porque se callan que a partir de 2022 se duplicará el precio, lo que no sólo neutraliza esa "generosa" exención, sino que empeora la situación de las familias que viven de la hostelería volviendo a la senda del abuso y la desproporción. En algunos casos el incremento es del 600% de la tasa y recuerden que ese aumento no es sólo para el 2022, es para siempre.

Centrándonos en el casco histórico, que es nuestro campo de actuación, para que se hagan una idea los más de 40 euros por metro que pagará un hostelero de Lugo superan con mucho los 27 que pagaría en Santiago de Compostela, los 25 de Coruña o los 5,34 de Vigo, localidades en que es difícil rebatir que las terrazas son muchísimo más rentables por sus características turísticas e incluso climatológicas.

Desde que en 2013 Lugo Monumental denunció que nuestros hosteleros sufrían las tasas de terraza más caras de las ciudades de nuestra Comunidad, se inició un largo camino que incluyó una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia que avalaba nuestros postulados y anulaba el estudio de costes utilizado por la administración para inflar artificialmente los precios de las tasas. Todo aquel proceso culminó con un acuerdo que redujo las tasas a unos precios razonables pero ahora, sin que exista obligación alguna por parte del Ayuntamiento de cambiar eso, abren de nuevo el melón de la escalada de costes.

Sé que mucha gente piensa que pague lo que pague un hostelero es poco, con esa falta de empatía que algunos muestran cuando el dinero no sale de su bolsillo, pero lo grave es que quien parece compartir ese criterio es el Gobierno de Lugo a pesar de que ya se les ha demostrado reiteradamente que están equivocando el camino sangrando a quienes, sobre todo en esta situación, están pasando por un durísimo momento del que a duras penas se podrán recuperar. Muchos quedarán por el camino. Es muy fácil decir que tienen que pagar más quienes están trabajando en nuestras fiestas y los días que los demás descansamos, prestándonos un servicio que en esta pandemia se ha demostrado como fundamental, y decretar arbitrariamente disparar los precios desde un cómodo despacho pagado por los impuestos de los propios perjudicados.

"Es que el café en el centro es muy caro" dirá alguno. Sí, cuesta más que en otras zonas como en todas las ciudades del mundo, pero el coste de una terraza en una calle de 1ª categoría es un 579% más cara que en una de 3ª o 4ª. Eso supondría que si un café en las primeras cuesta 2 euros, en las segundas tendría que costar 35 céntimos para seguir la proporcionalidad. Tampoco parece razonable que sea más caro poner una terraza en una calle de 5ª categoría (9,12 €/m2) que en una de 3ª o 4ª (6,96 €/m2) lo que indica la poca credibilidad del estudio usado por la administración.

Todo esto se hace en el momento menos oportuno posible y ocultando esa subida con la cortina de una exención temporal. Se podría alegar que estos procesos son largos y que la subida se hace ahora por una cuestión de “procedimiento”. Sí, podría decirse eso, sólo que se mentiría porque este incremento se votó hace menos de dos meses, el 29 de octubre. Ya sabían lo que hacían y cuándo lo hacían. Ya sabían que estaban perjudicando a los que presumen defender.

Luis Latorre es Presidente de la Asociación Lugo Monumental
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania