Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La iluminación festiva es cosa de todos

viernes, 11 de diciembre de 2020
La iluminación navideña es un tema que cada doce meses tenemos que tratar, incluso en una situación tan atípica como la actual, en que todas las noticias se centran, como es lógico, en la pandemia que nos ha trastocado la vida y los esquemas.

Desde el Ayuntamiento de Lugo este año se han hecho un par de campañas para decorar la ciudad. Una es la tradicional del alumbrado público y la otra el reparto de unos lotes de decoración para el exterior de los locales de la ciudad. Aunque obviamente todo es mejorable, mi primera impresión es positiva, aunque con matices como suele ocurrir en estas cosas.

La iluminación de Navidad de Lugo me ha parecido mejor que la de otros años. Al menos no tenemos ballenas y peces espada en nuestras calles y los motivos son los propios de la época: estrellas, árboles... El árbol de la Plaza de España me ha gustado especialmente y creo que su sencillez es la clave de su éxito. También creo que quedan muy bien los pequeños adornos de luz que han puesto por el medio de los jardines (quizá los muñecos de nieve tienen un punto terrorífico, pero bueno, son matices). La calle Aguirre, como suele pasar por razones que desconozco, es probablemente la mejor iluminada, y tiene un montaje similar al de años anteriores en la calle de la Reina, aunque con mucha más abundancia de arcos, cosa llamativa.

No me convencen los colores, pero bueno, son modas. Ese azul tan difícil, tan frío y tan poco festivo es lo contrario de la exageración y el brillo que te esperas en las luces navideñas si bien, insisto, entiendo que con cuestiones de modas que van y vienen.

En cuanto a la campaña para colaborar con el adorno de los comercios, a pesar de que el arbolito es algo canijo y los elementos son un poco escasos, estamos hablando de algo en que la idea es que haya muchos y precisamente esa abundancia es la que logra el efecto deseado. Si todos los locales tienen ese detalle en su fachada la calle completa sí consigue ser más "navideña", así que creo que es un acierto.

No tengo muy claro qué van a hacer después con los arbolitos. Quizá lo más bonito sería quedar un día y a una hora y que cada local colaborador acuda con él a un lugar que diga el ayuntamiento y que cada uno plante el suyo donde le digan. De esta forma se lograría "reciclar" esos árboles y que crezcan en la ciudad, que sería lo suyo.

Los que sí están haciendo un esfuerzo son muchos locales de la ciudad que se están animando a decorar sus fachadas. Ahí tienen mucho que ver empresas como Guirnalda, con Lines al frente, que hace unos montajes espectaculares basados en elementos naturales combinados con elegantes luces. Ese esfuerzo para que la ciudad esté más bonita en Navidad es de agradecer, y mucho.

Todos estamos deseando que acabe este año, como si cambiar el calendario fuera a modificar la pandemia o algo por el estilo. No se puede evitar, somos subjetivos y no se puede pretender otra cosa. Pero aunque en mayor o menor medida todos hemos visto trastocadas nuestras vidas y no tengamos muchas ganas de fiesta, les animo a poner decoración en sus casas, en sus balcones, ventanas… Echemos una mano entre todos a que la ciudad tenga un poco más de luz y de color. No todo puede depender de la administración.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania