Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Gracias, don José

viernes, 23 de octubre de 2020
Después de 25 años de activa participación, legal, en la vida política [Ejecutivo y Legislativo) de la República Oriental del Uruguay se retira don José Alberto Mujica Cordano. Aunque deja su banca de senador en buenas manos [el Pacha es persona de gran calidad humana] nada será igual en los debates parlamentarios sin las reflexiones del viejo tupamaro de 85 años que actuó siempre de acuerdo a la recomendación de su admirado Ernesto Guevara de la Serna: No se vive celebrando victorias sino superando derrotas.

Lo antedicho es lo que sienten los frenteamplistas al despedirlo pero por desgracia el actual Uruguay está dividido entre luz y oscuridad. En la zona en tinieblas tenemos a miles de ciudadanos que están felices de que “al fin se borra el viejo choto” o de que “el pichi este no se muere más”. ¿Qué explicación tiene? Creo que mi querida segunda patria cayó en las redes discriminatorias de la indecente doctrina neoliberal. Antes, la contienda electoral tenía lugar entre blancos y colorados. Eran adversarios que se disputaban el triunfo en una cancha de pasto recién cortado donde la pelota iba de un arco al otro.

Hoy, en ningún estadio del mundo, se entra a la cancha sin el previo y preceptivo labor de enchastre. Es necesario que esté embarrada para asegurar un resultado favorable al cuadro que juega al servicio de los que más tienen. Acá es donde le encuentro la explicación a la derrota del Frente Amplio. No hay que buscar errores propios ya que una simple autocrítica no allanará el camino para el retorno al poder en marzo del año 2025. Es evidente que el Frente Amplio puede mejorar su comunicación con el electorado y algunos detalles más pero el asunto está en debilitar en lo posible los efectos del fortísimo veneno neoliberal que inoculan los mercenarios mediáticos.

Si miles de uruguayos odian a don José es porque hubo quien los chamuyó para que no vean en él a un adversario político. Se trata de que lo consideren como un enemigo que te está jodiendo porque ayuda o subvenciona a los vagos frenteamplistas que no quieren laburar. La mafia mediática consiguió sacar del debate electoral a las ideas. ¡Ojo! Es un gran éxito que cambia totalmente el enfoque para la futura campaña electoral. Así fue que ganó Macri, Bolsonaro, Trump y por supuesto don Lacayo. El Frente Amplio no tiene que buscar convencer y creo es bueno recordar a Poe cuando decía: Yo estoy convencido, no busco convencer.

Es inútil tratar de dialogar con los abducidos. El ejemplo más cercano lo tenemos en Argentina. El votante blancolorado no se inmutó al ver que Macri exterminó a la clase media. Es incapaz de relacionar ya que no analiza con una mínima objetividad. Es tan necio que no le preocupó que su candidato elogiase a Macri. Así es que, por desgracia, el votante blancolorado también se fundirá y perderá ingresos pero se conformará con que pudo sacar a Tabaré. Si queremos volver a un Uruguay de honradez institucional debemos de mantener firme, sin titubeos, el espíritu solidario que anida en todo corazón frenteamplista.
Suárez Suárez, Manuel
Suárez Suárez, Manuel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
ACTUALIDAD FONMIÑÁ
Blog Fonmiñá
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania