Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Molina y la atención a enfermos de cáncer en España

lunes, 21 de octubre de 2002
El cáncer de Molina ha provocado una gran conmoción en España. Hemos visto incluso como el portero del Depor entraba en el hospital donde se iba a someter a tratamiento quimioterápico. Todos estamos con Molina pero no podemos ni debemos olvidarnos de los enfermos de cáncer anónimos.

En este sentido, España y sus fuerzas políticas, económicas, mediáticas, intelectuales y sociales, a escala central, autonómica, provincial y local, creo que deben poner muchísimo mas el acento en prioridades como la atención a los enfermos y especialmente a los mas graves y/o necesitados que, en muchos casos, carecen de las instalaciones, residencias, de la atenciones humanas, psicológicas, etc. necesarias. Las fundaciones de las Cajas de Ahorros, de empresas y de otro tipo deben de preocuparse mucho mas por los enfermos necesitados (cáncer, crónicos, terminales, ancianos, mentales, etc...), que en España presentan graves carencias; y mucho menos por movidas culturalistas y de otro tipo que son infinitamente menos prioritarias.

En el caso del cáncer en España se dan casos absolutamente lamentables y que deberían corregirse a la mayor brevedad. Y puesto que estamos hablando de Molina el portero del Deportivo de La Coruña, citemos el caso de los enfermos de cáncer que tienen que recibir el tratamiento quimioterápico en el hospital publico de dicha ciudad. Un enfermo de cáncer que, como otros muchos, sufría con gran angustia un tipo de cáncer que debió ser tratado por quimioterapia en La Coruña, me dijo que además del miedo que tenia y del dolor que le producían los muy fuertes efectos secundarios, sufría también la forma en que se daban estos tratamientos: cientos de enfermos de cáncer de todas las edades, bastantes en condiciones muy difíciles, que debían estar todos juntos para ser tratados por quimioterapia. Lo cual, le causaba a este enfermo una muy fuerte y dolorosa impresión, que podría y debería ahorrarseles, a este y al resto de los dolientes, con un tratamiento personalizado, humanizado y digno, en lugar de esta masificación que agrava psiquicamente su grave dolencia.

En España y Galicia, diferentes ciudadanos, después del gasto publico de miles de cientos de miles millones de pesetas, pueden asistir a grandes auditorios, museos, centros, espacios, etc. de lujo; sin embargo, otros muchos ciudadanos, como los enfermos de cáncer que estamos comentado y gran numero de enfermos de otras dolencias, deben de sufrir un trato inhumano al carecer de instalaciones adecuadas, de un tratamiento personalizado, psicológico, etc.

El ayuntamiento de Santiago viene presumiendo de la inauguración de hoteles de lujo, se gasta cientos de millones en el deporte profesional, lleva meses y meses de polémica para hacerse con el control de un club de fútbol de 2ª con deudas, mientras que su zona sanitaria presenta la mayor carencia de Galicia (que también es grave) para atender a los enfermos ancianos. El ayuntamiento de La Coruña muestra gran preocupación por la orquesta sinfónica. Y así podríamos seguir con el resto, incluida la Xunta de Galicia que se esta gastando mas de 20.000 millones de pts. en la Ciudad de la Cultura. En Madrid y Barcelona, únicamente en rehabilitar el Teatro Real y el Palau de la Música se gastaron 40.000 millones de pts.

Volviendo al cáncer, a las carencias graves, como las que estamos señalando en Galicia (pero también sucede en el resto de España) en lo relativo al tratamiento quimioterapico del cáncer, se unen las carencias en personal psico-oncológico, profesionales de la psicología debidamente preparados que atiendan a los enfermos de cáncer y a sus familias. Lo cual, y desde hace tiempo, viene siendo demandado por los enfermos de cáncer y por los oncólogos.

No hay que esperar a que el Plan Nacional del Cáncer cubra como se debe esta grave laguna, sino que en la actualidad habría que dotar de psicólogos especializados a todas las unidades hospitalarias de cáncer. Junto a esto, y como se hace en otros países, el voluntariado debidamente preparado juega una gran labor. La “Asociación Española Contra el Cáncer” cuenta con voluntarios y colaboradores que cubren las carencias profesionales en esta materia.

Otra discusión sobre el tratamiento del cáncer la planteo el gran oncólogo español, el doctor Cordon Cardo, que lleva muchos años en los Estados Unidos dirigiendo un centro interdisciplinar de gran prestigio mundial donde, además de investigar, se trata a los enfermos de cáncer. Este doctor, señalo, entre otras cosas, que en España deberían integrarse en el tratamiento del cáncer no solo oncólogos, especialistas en esta enfermedad, sino también especialistas de otras materias pero que están intimamente relacionados con el cáncer y con la lucha eficaz contra el mismo.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania