Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La covid destapa más precariedad

jueves, 27 de agosto de 2020
En Alemania hay cientos de miles de familias en la misma situación en el umbral de la extrema pobreza . Casi dos millones de niños viven en un hogar con Hartz IV, la prestación que se concede en Alemania a personas y familias sin suficientes recursos económicos. La crisis actual los ha golpeado con especial dureza,: En este momento las comidas en las escuelas están cerradas por la propagación del coronavirus. Esto era algo importante para las familias pobres. Dice el responsable de Caritas Wuppertal

Su asociación exige, para esas familias, un pago adicional de 100 euros al mes de la tarifa estándar de Hartz IV y un desembolso único de 200 euros. Los diputados también han hecho campaña recientemente para que se aumente la cantidad de dinero transferida. Además, el suministro de alimentos en los bancos de alimentos a gente sin techo o sin dinero ya no es posible en muchas partes de Alemania. La mitad de los 900 bancos de alimentos en Alemania ya han dejado de funcionar,

Otras organizaciones sin ánimo de lucro como "Arche" también tuvieron que cerrar sus puertas. La organización de bienestar juvenil cuida a niños, ofrece ayuda con el aprendizaje y comidas gratuitas en varias ciudades alemanas hay mas de 400 niños que reciben ayuda en Wuppertal . Pero a pesar del coronavirus, el fundador de "Arche" quiere que la ayuda continúe". "Si la gente ya no puede venir a nosotros, simplemente iremos a ellos", dice el responsable , mientras levanta una pesada caja de comida. Él y su equipo han estado proporcionando alimentos hasta a 40 familias por día desde que sus instalaciones tuvieron que cerrar. Se trata de 1.300 familias en toda Alemania.

Violencia doméstica, el riesgo aumenta

Pero su equipo no solo distribuye alimentos, sino también juguetes. Contra el aburrimiento y el confinamiento, porque el riesgo de violencia doméstica es particularmente alto: "Muchas de las familias viven con sus hijos en un espacio angosto". Cuenta el responsable de Arche. Para evitar esto, visitan hasta dos veces por semana a las familias, las escuchan, quieren dar esperanza y organizan ayudas de aprendizaje en línea para facilitar la educación en el hogar para los padres".

Poco espacio, poca ayuda, poca comida barata: los pobres en Alemania se ven especialmente afectados por la crisis del coronavirus. Pero también reciben apoyo, por ejemplo, en Wuppertal .

Maria, emigrante española se las arregla para salir un rato a pasear con sus cinco hijos por los alrededores y salir de su piso de 70 metros cuadrados. Los jardines de infancia y escuelas en Alemania cerraron debido a la crisis del coronavirus. Su apartamento "es bastante pequeño: cuatro habitaciones con cinco hijos. Es agotador y también muy ruidoso. Está claro, con tantos niños. Se mueven mucho y también discuten con frecuencia", afirma esta mujer de 32 años.

Maria se quedó sin trabajo desde el nacimiento de su último hijo, hace 2 años. Hace uno se separó de su marido, quien no paga por la manutención de sus hijos. Su situación financiera es difícil, pero ahora con la crisis del coronavirus es aún más complicada. "Antes, los cinco almorzaban gratis en la escuela y en el Kindergarten. Ahora tengo que cocinar una comida más al día", explica. Sobre todo, los alimentos baratos son ahora más difíciles de conseguir, porque la gente compra en exceso. Por esta razón gasta alrededor de 500 euros más en el supermercado. Mucho dinero si solo tiene un total de 1.800 euros al mes. Pronto se verá obligada a echar mano de sus escasos ahorros.
Mateos Mariscal, José
Mateos Mariscal, José


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania