Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Pantoja Callas: Prima Coplerista Absoluta en el Liceu

viernes, 25 de octubre de 2002
Los que estamos recordando a la Siempre Viva María Callas después de llevar muerta 24 años; recordando cuando se presento en 1941 con la Tosca de Puccini en la Opera de Atenas, llorando siempre con ‘O mio babbino caro’, ‘Casta Diva’ …, y cuando se despidió para siempre también con la Tosca en el Covent Garden en el 65, hemos vibrado con la ‘Prima Coplerista Infinita’, con Isabel Pantoja en el Liceu de Barcelona.

La Pantoja en un guiño, en un homenaje al ‘D’amour l’ardente flamme’ de la Callas, ataco “Fuego: llama en el corazón”.

Leopardi, explicado en termino de apasionadas sensaciones por Calvino, nos habla de la idea del Infinito-‘L’infinito’ como espacios y tiempos absolutos vividos por pasiones desgarradas que nos arrastran, nos alimentan, nos matan, nos hacen resucitar, volver a bogar como ‘Marineros de luces’, para volver a naufragar: ‘E il naufragar m’è dolce in questo mare’. Así termina ‘El Infinito’ del Gran Leopardi.

La Callas, la Pantoja hacen posible que los naufragios en el mar de le vida nos sean mas dulces; ese infinito apasionado, ‘molto vivace’, intenso, desgarrador, que se desata con sus canciones, con sus actuaciones. Así fue la de La Pantoja en el Liceu que alcanzo momentos de máxima emoción cuando canto ‘Marinero de luces’, que nos recordaba a “La mamma morta” de Andrea Chénier cantada por La Callas.

De La Callas acaba de salir ‘Romantic Callas: sus mejores arias y duos’, que aunque no incluye ‘Casta Diva’ podemos saborear, podemos emocionarnos con: ‘La mamma morta’ ; el aria de Madame Butterfly (Karajan) ‘Un bel di vedremo’ y el duo de amor del 1º acto ‘Vogliami bene, un bene piccolino’; y que decir de ‘O soave fanciulla’ y del ya citado ‘D’amour l’ ardente flamme’ de La Damnation de Faust. ¡Cuanta passione¡

La Pantoja degranó en el palacio catalán de la opera su ultimo disco ‘Donde el corazón me lleve’ (Que pecado; A un hombre como tu; Fuego; Dame amor; Que tal me va sin ti; Yemanya; Y mañana que; Ojo por ojo), con el que puso en pie al auditorio que se volcó, se entregó completamente a su arte absoluto y la aclamo en una noche que quedara escrita para siempre con letras de oro en el Liceu, ese Gran Teatro Español de la Mejor Lírica.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania