Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Por un gobierno constitucional de salvación nacional

lunes, 06 de abril de 2020
La muy grave pandemia mundial del coronavirus, como otras de las últimas epidemias que generan neumonías, etc., surgió en la República Popular China de régimen comunista de partido único donde, entre otras muchas limitaciones, persecuciones de la libertad, no hay ruedas de prensa libres con los máximos responsables políticos, etc., típico de los regímenes totalitarios, dictatoriales, fundamentalistas, autoritarios, de juego sucio y que controlan de forma politiquera, partidista, represora, tajadista, etc. los medios de comunicación y otras instancias de encarnación, socialización, representación, etc.

Lo cual, de forma inadmisible democráticamente, esta aplicando (marzo, abril 2020), con censura previa, el Gobierno de PSOE, Unidos Podemos de Sánchez, Iglesias, etc. Cum Fraude y sin olvidar a los ilegales golpistas nacionalistas, racistas supremacistas, superioristas, fanáticos, fundamentalistas nacionalistas, izquierdistas, anti-nación española, anti-Constitución española, anti-español, etc., totalmente insolidarios, con España, la nación española etc., debido a su fanatismo, fundamentalismo, racismo nacionalista, ideologicista, culturalista, supremacista, superiorista, endiosado, etc.; como decíamos, la pandemia del coronavirus surgió en la República Popular China, el régimen comunista chino, a finales de noviembre 2020.

Este régimen totalitario comunista chino persiguió y castigó a Li Wuenliang, médico oftalmólogo chino de 34 años, que heroicamente, en la ciudad de Wuhan (Hubei-China), en el Hospital Central de Wuhan, denunció el surgimiento de la nueva enfermedad causada por el coronavirus y que había visto que afectaba muy negativamente a varios compatriotas chinos, en línea con lo que había sucedido anteriormente con la epidemia de neumonía letal, del “Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS en inglés)”.

Este inadmisible comportamiento del régimen totalitario comunista de la República Popular China, se debe analizar internacional y nacionalmente, mucho más en serio, con el mayor rigor y con mucha mayor firmeza, por los organismos democráticos competentes, como la Organización Mundial de la Salud y otros, para tomar las debidas medidas sanitarias, etc. que traten de prevenir, evitar este tipo epidemias o de pandemia como la del coronavirus y que se sepa toda la verdad de dicha pandemia en China, en el mundo.

NECESIDAD DE INDICADORES DEONTOLÓGICOS REALMENTE FIABLES, RIGUROSOS, CON LAS MEJORES GARANTÍAS

Es fundamental que en España, en la Unión Europea, en el mundo se utilicen indicadores deontológicos fiables, rigurosos, fundados, contrastados, con seguridad y las mejores garantías, sobre los contagiados, muertos y recuperados en la pandemia del coronavirus y, también, sobre sus consecuencias empresariales, económicas y sociales en el paro, la seguridad social, etc.

La pandemia del coronavirus afecta, lunes 30 marzo 2020, a 192 de las 194 naciones reconocidas por Naciones Unidas y que, el lunes 30-03-20, ha dado lugar, en el mundo, a 737.333 contagiados, 9,59 por cien mil habitantes, 34.500 muertos 0,44 por cien mil habs. y 155.889 recuperados, 2,02 por cien mil habs. En España hay 85.199 contagiados, 180,52 por cien mil habs., 7.424 muertos, 15,73 por cien mil habs. y 16.780 recuperados, 35,55 por cien mil habs., con la particularidad de que afecta muy gravemente a Europa, el mundo occidental.

Al día siguiente, el martes 31 de marzo 2020, hubo en el mundo 805.200 contagiados, el 10,45 por cien mil habs., 39.413 muertos, 0,51 por cien mil habs. y 169.991 recuperados, el 2,20 por cien mil habs., una ligera mejoría frente al empeoramiento de los contagios y muertes en el mundo por cien mil habs. En España, hay 94.417 contagiados, 200,05 por cien mil habs., 8.269 muertos, 17,52 muertos por cien mil habs., y 19.259 recuperados, 40,80 por cien mil habs., una ligera mejoría en España frente al empeoramiento de los contagios y las muertes por coronavirus. Siempre según datos facilitados por la Organización Mundial de la Salud y por la Universidad Johns Hopkins (Baltimore-Maryland/Estados Unidos)—su Center for Systems Science and Engineering-Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas (CSSE).

Al ser España, la nación española, la mas afectada del mundo, junto a Italia, en contagiados y muertos por cien mil habitantes, creo que España, la nación española y en línea con la Unión Europea (sus naciones son también las mas afectadas por la pandemia del coronavirus, entre otras cosas, al tener la población mas envejecida y ser también las que mas viajan, reciben intercambios, etc.); España, la nación española, debe, ante esta muy grave alarma, emergencia, desastre, catástrofe nacional e internacional-global, que supone la muy grave pandemia del coronavirus en contagiados, muertos y, también y muy gravemente, en la muy grave parálisis económica, empresarial y social, lo que que afecta, gravísimamente, a la vida económica, empresarial y social española, donde mas del 94% de las empresas son microempresas de uno a 10 empleados y con la particularidad, también muy negativa, de que España, enero 2020, tiene una de las tasas de paro, paro general, paro juvenil y precariedad, de las mas elevadas de Occidente, Europa y el mundo, cerca del 14% de paro general y paro juvenil de mas del 30% y que, ahora, con el coronavirus se ha disparado, ha aumentado muy gravemente, como en las peores épocas, con 1,5 de parados más sin tenemos en cuenta los Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) y los Expedientes de Regulación Temporales de Empleo (ERTEs) y si tenemos en cuenta la caída de cerca de un millón de los afiliados en la Seguridad Social (y que es un indicador importante).

España, como decíamos, tiene una baja productividad, a lo que se une una de las poblaciones mas envejecidas y unos salarios y pensiones bajas en el contexto occidental europeo. Y, si no fuese suficiente con lo señalado hasta ahora, España tiene también una gran economía sumergida y una gran deuda pública, a finales de 2019, de cerca del 100% del Producto Interior Bruto (PIB) español (a lo que se le añade el deficit público, el malgasto público y que decir de la corrupción pública, privada, etc.), al igual que Francia, mientras que la deuda pública de Italia era de cerca del 135% del PIB, la de Portugal 120% del PIB, la deuda pública de Grecia superior al 160% (la mas alta de Europa) y la media de la deuda pública de la Union Europea (UE) de 28 naciones, sin el Reino Unido, del 80%. Las naciones nórdicas y del centro de Europa de la Union Europa, salvo Bélgica que tiene el 100% de deuda publica; dichas naciones tienen una deuda publica por debajo de la media de la UE del 80% del PIB y, muy mayoritariamente, cumplen con la deuda y el deficit público establecido por la Unión Europa. Lo que no hace España, la nación española.

GOBIERNO CONSTITUCIONAL DE SALVACIÓN NACIONAL Y CASOS DE ALEMANIA, JAPÓN…

Creo que, en estas muy negativas, gravísimas condiciones, al ser España, la nación española, una de las naciones del mundo mas afectada por la pandemia del coronavirus y al depender España del gran sector económico y empresarial del turismo, (España, es también, una potencia mundial en la producción de coches, lo que se ve muy gravemente afectado por la muy grave crisis causada por el coronavirus); turismo en lo que España, junto a Francia y Estados Unidos, son las primeras potencias mundiales y a las que siguen China, Italia, muy golpeadas también por la pandemia del coronavirus; sector turístico que se ve muy golpeado por la pandemia del coronavirus; España, desde la deontología, la máxima responsabilidad, competencia, rigor y eficiencia que dé lugar, constitucional, legal, responsable y competentemente, a una mucho mayor rentabilidad-enriquecimiento económico, pero también, justa y necesariamente, social, sanitario-asistencial, humano, medio-ambiental, ético, etc.; España, la gran nación española, ante esta gravísima crisis, muy grave alarma, emergencia nacional e internacional, global; España, cuanto antes, los responsables públicos, privados, los españoles de bien y por el bien, ante este Estado de Excepción que significa la pandemia del coronavirus; España, la gran nación española, no puede seguir con la muy mala gobernación, gestión de lo público, incluida buena parte de la información, y que se ha agravado, mucho más, en el caso e esta pandemia del coronavirus.

A partir del 3 de febrero 2020, la Organización Mundial de la Salud advirtió a España y el resto de naciones que se dotasen de material, de medios médicos para hacer frente al coronavirus. España, por su Ministro de Sanidad, el portavoz del Gobierno de España para esta gravísima crisis de la pandemia del coronavirus, dijeron y repitieron que no tenían necesidad de dicho material, medios sanitarios.

España, en España, la nación española, los dirigentes, responsables públicos y privados, verdaderamente, deontológicos, responsables, rigurosos y democráticos-constitucionales, que saben, sepan estar a la altura de los acontecimientos, en este caso muy graves, de muy grave emergencia nacional e internacional, deberían-deben llegar a un Gran Acuerdo, Pacto para constituir, cuanto antes, en línea con la Union Europea y con las naciones europeas donde mejor funcionan las cosas, un Gobierno Constitucional de Salvación Nacional entre las fuerzas democráticas constitucionales españolas, entre PSOE (Partido Socialista Obrero Español) PP (Partido Popular) y Cs (Ciudadanos).

Pensemos como grandes naciones occidentales, como Alemania, y no siguiendo el viejo y nuevo comunismo, identitarismo extremista del nuevo Frente Popular Socialista-Comunista, Separatista, Malgastador, Embaucador, etc., promovido por PSOE Sánchez, Zapatero, etc. Cum Fraude y en contra de lo que dijeron y prometieron en la campaña electoral de las elecciones generales, autonómicas, locales y europeas celebradas el años 2019; Alemania (otras naciones democráticas en la misma linea) viene aplicando con gran éxito, responsabilidad pública para su mejor desarrollo, hacer frente a grandes, muy graves crisis, lo que llaman “Gobiernos de Gran Coalición-Große-Grosse Koalition” (en alemán), entre partidos de centro-derecha y centro-izquierda.

A este Gran Acuerdo, Gran Pacto Nacional, Constitucional Democrático, para constituir un Gobierno Constitucional de Salvación Nacional se podrían sumar otras Fuerzas Democráticas Constitucionales españolas, políticas, empresariales, económicas, profesionales, sociales, etc., para elaborar y/o llevar a cabo, con deontología, competencia y el máximo rigor, entrega, compromiso e eficiencia, un Programa de Gobierno y una Hoja de Ruta, constitucionales, con gran respaldo en el parlamento español, etc.; para ejercer, de forma positiva, un crítica positiva, fundada y siempre necesaria, un justo y muy necesario control democrático que sirva para mejorar las cosas de forma bien medida, aplicada y controlada democrática, constitucional, política, judicial, legal, socialmente, etc.

En estas muy negativas condiciones y junto a la Union Europa, a las naciones donde mejor funcionan las cosas como, por ejemplo, en Alemania (que tiene uno de los porcentajes de muertos por el coranavirus mas bajo por cien mil habitantes. Es bien significativo que España sea la nación de Europa occidental junto a Italia que tiene mas políticos por cien mil habitantes que cobran de los presupuestos del Estado y que tiene casi el doble de políticos, de liberados políticos, sindicales, etc. con cargo a los presupuestos públicos que Alemania que tiene una población de 83 millones y España de 47 millones de habs.) pero no solo, pues, hay grandes naciones democráticas que tienen mejores resultados que Alemania, este Gobierno Constitucional de Salvación Nacional debería-debe tratar de hacer frente, con deontología, máxima responsabilidad individual y social, el máximo rigor y eficiencia, a la gravísima crisis, a la gran emergencia nacional e internacional de la pandemia del coranavirus, de la mejor manera, con los menores males posibles, en contagios y muertes, como se ha hecho con gran éxito en otras naciones y que tienen un porcentaje de muertos muy bajo y eso que tiene una población envejecida mayor que la nuestra, etc.

Uno de los mejores ejemplos del mundo es la gran nación democrática de Japón y que con una gran población, 126,5 millones de habs., con 66 muertos por coronavirus, el jueves 2 de abril 2020, tiene un porcentaje de muertos de los mas bajos del mundo por cien mil habitantes, 0,052; bastante mejor, aún, que Alemania que con 83 millones de habitantes, en dicha fecha del dos de abril 2020, tiene 891 muertos, 1,07 por cien mil habs. y con la particularidad de que, ademas, Japón tiene el mayor porcentaje del mundo de la población de 65 años y mas, el 28%. España, el día dos de abril 2020, ha tenido 9.387 muertos, es decir, 19,88 muertos por cien mil habs. A las 11,35 hora peninsular de España del jueves 2 de abril 2020, los datos oficiales de la pandemia del coronavirus eran: en el mundo, 938.970 contagiados, 47.285 muertos y 194.418 recuperados; en España, 110.238 contagiados, 10.003 muertos y 26.743 recuperados. Fijemos en el porcentaje de muertos con relación a los contagiados, mientras que, en el mundo, el porcentaje de muertos con relación a los contagiados es del 5,03%, en España es del 9,07%. En Europa, en esta fecha, había 508.577 contagiados y 35.574 muertos, es decir, el 6,99%. Como se ve, España, tiene un indicador de muertos bastante peor que Europa y el mundo.

Esta gravísima crisis sanitaria se muestra, también, en España en el campo empresarial, económico, mediático (los medios de comunicación y otros emisores deben ser muy deontológicos, responsables, rigurosos, verdaderos, positivos, eficientes, etc.) y social, y donde se deben tomar medidas, constitucionales, responsables, eficientes y solidarias-humanitarias, de Salvación Nacional que eviten el hundimiento empresarial, económico, laboral y social de España, de la nación española y que contribuiría, también, a hundir a la Union Europa, etc.

ES LA HORA DE PENSAR EN EL BIEN COMÚN EN LUGAR DEL BIEN POLITIQUERO, PARTIDISTA, SECTARIO, TAJADISTA…

Es la hora de la deontología, de la honradez, de la humildad (saber aprender, deontológica y honradamente, de los errores, fallos y fracasos propios y ajenos, etc.), de la responsabilidad individual y social, del máximo rigor, competencia, eficiencia y compromiso, del patriotismo democrático constitucional, nacional y del mejor europeísmo e internacionalismo, a escala global y para poder hacer frente, con el muy justo humanitarismo-solidaridad: a los muy graves problemas de la salud, asistencia social, especialmente, de los mas débiles; a la muy grave situación empresarial, económica, laboral y social de España, de la nación española, creada por la pandemia del coronavirus. Y para hacer frente, en las mejores condiciones, a esta gran emergencia, desastre, catástrofe nacional española e internacional, global de la pandemia del coronavirus.

Este Gobierno Constitucional de Salvación Nacional, necesariamente, debería estar integrado por los mejores profesionales, expertos-sabios y estar presidido por una gran personalidad española del máximo nivel que pudiese concitar el muy necesario y justo acuerdo, pacto nacional del PSOE, PP y Cs, con el apoyo crítico positivo de otras fuerzas democráticas constitucionales españolas, políticas y sociales, ante esta gravísima pandemia del coronavirus, ante esta muy grave emergencia, catástrofe, desastre nacional, internacional, global.

Lo primero que creo que debería hacer este Gobierno Constitucional de Salvación Nacional seria defender, en las mejores condiciones, a los sectores mas vulnerables y atacados por el coronavirus (ancianos; discapacitados; personas con varias patologías; personal sanitario y asistencial; personal de la seguridad-Policía Nacional, Guardia Civil, Ejército Español, Policía Local, Policía Autonómica, Protección Civil, Cruz Roja, etc.; situación de las residencias de ancianos y de sus personal; personal de farmacias, supermercados, transportes, agricultura y otros servicios estratégicos en esta gravísima crisis; etc.); sería hacer el mayor numero de test y disponer de los necesarios medios médicos, asistenciales, etc., con las debidas garantías, que generen el mejor control y seguimiento de la enfermedad, con el fin de evitar el mayor numero de contagios y, por tanto, de muertes, y sobre todo, para apoyar a los que, en esta muy grave emergencia, catástrofe nacional e internacional, lo tienen mucho mas difícil, corren mucho mas peligro para sus vidas, como son las personas de mayor edad, las mas dependientes en lo relativo a la salud, las mas débiles, los mas vulnerables en sus condiciones de trabajo, vida y salud, y que son las mas golpeadas, las que mas se contagian y mueren por la enfermedad de coronavirus.

Al mismo tiempo y con las nuevas tecnologías, al poder hacer un seguimiento de los contagiados, como se hizo en Japón, Corea del Sur, Taiwan, Hong Kong, Alemania etc., es muy importante tratar de mantener la actividad económica y social que no ponga en peligro a la ciudadanía en materia de salud y que permita evitar el colapso, un gran hundimiento empresarial, profesional, laboral y social.

Manos a la obra y todos los españoles, ciudadanos de bien, unidos por y para el bien, al margen de muy graves y sistemáticas incompetencias en todo lo que tiene que ver con el gobierno la gestión de esta pandemia del coronavirus, de viejas y nuevas y politiquerías, partidismos, ideologicismos, sectarismos, sindicalerismos, corporativismos, demagogias, contaminaciones, lavado de cerebros, manipulaciones, mentiras, engaños, falsedades, populismos, extremismos, nacionalismos, fanatismos, fundamentalismos, narcisismos, egocentrismos, grupocentrisimos, racismos supremacistas, superioristas, todo vale, oportunismos, tajadismos, juegos sucios, extremismos identitaristas varios que buscan descalificar, deslegitimar y linchar a los adversarios, competidores y críticos, a los que no se plieguen, sometan a sus muy injustas imposiciones, contaminaciones, lavado de cerebros (“falan, falan, falan é non dicen nada” - hablan, hablan y hablan, largan y largan, una y otra vez, y no dicen nada mas que ruido politiquero, partidista, propagandista, sectario, clientelar, embaucador, etc.), manipulaciones, mentiras, engaños, juegos sucios…

Es la hora del juego, competencia, cooperación, información, etc. limpios, eficientes, por y para el mejor desarrollo deontológico democrático, el bien, de la dignidad, responsabilidad ciudadana y social, de la justa, rigurosa, fundada y muy necesaria solidaridad de las autonomías, de los pueblos de España, de los “pueblos de la Tierra” (lo que establece la/nuestra vigente Constitución democrática española de monarquía parlamentaria de 1978 en su texto, en su articulado, pero con los debidos, justos y necesarios controles, es decir, que, dicha solidaridad-humanitarismo, sea bien medido, aplicado y controlado con trabajo, critica y justicia justos, bien medidos, aplicados y controlados nacional e internacionalmente en la Unión Europea, los organismos internacionales competentes a los que pertenece España, la nación española), del mejor compromiso, entrega, patriotismo nacional e internacionalismo europeo, global, mundial, de estar a la altura de las muy graves, gravísimas circunstancias, gravísima crisis, de de la gran, muy grave emergencia nacional que vive España, la nación española y de la gran emergencia internacional, global que ha generado el coronavirus.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania