Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Se prevé que aumenten los impagos por la crisis del Coronavirus

martes, 24 de marzo de 2020
Es evidente que el Covid-19 ha traído a España consecuencias que van más allá de la salud y se están notando los efectos adversos del virus en la economía española y también a nivel mundial. Nos encontramos con la mayoría de ciudadanos del país confinados en sus casas y una economía paralizada. Dada esta situación se prevé que aumenten los impagos durante este 2020.

El riesgo de impago de facturas por parte de empresas y de particulares crece diariamente. Y cabe recordar que solo estamos en una fase inicial de la expansión y propagación del virus. Debido al pánico generado por el coronavirus y a la incertidumbre en todos los sectores económicos se comienza a hablar de una recesión económica en nuestro país y de una crisis de deuda.

Según Cobratis, la compañía líder en el cobro de deudas, todo apunta a que los índices de morosidad se dispararán en los próximos meses. Señala que las deudas más comunes son los giros bancarios que han sido emitidos en los últimos dos meses debido a un posible devolución de recibos bancarios. Es decir, se prevé que parte de las facturas que han sido emitidas con vencimiento a 60 y 90 días no se paguen, ya que corresponden a compras de productos o de servicios realizadas antes de la existencia de la crisis sanitaria.

Un problema que se extiende más allá del territorio español
La empresa experta en recuperación de impagados, facturas y gestión de cobros para empresas dispone de una estructura preparada para cobrar deuda de forma masiva y prepara su filial Alliango para la gestión de recobro internacional que se espera debido a las complicadas circunstancias a nivel global. De hecho, ni siquiera es una problemática que se quede dentro de la Unión Europea sino que trasciende al resto de países.

Rent and Protect habla de un paradigma que se puede extrapolar en más de un 80% al resto de países. Los que, a día de hoy, están recibiendo el golpe más duro y una mayor incidencia de coronavirus son, además de España, China, Italia, Estados Unidos, Alemania Irán, Francia y Corea del Sur. En todos ellos los autónomos, las pymes y los pequeños empresarios están sufriendo la peor parte de una economía que se debilita por momentos. Su prioridad en estos momentos es el cobro de sus facturas emitidas.

Los expertos recomiendan contactar con sus entidades aseguradoras para poder valorar cuál es la situación actual de cada empresario y tener una previsión real de coberturas ante impagos. Además, es importante que lleven su contabilidad al día, organicen sus facturas emitidas y, si empiezan a acumular impagos se pongan en manos de abogados o bien de empresas especializadas en el cobro de deudas para recuperar su dinero.

Una gestión de cobro de deudas sencilla y rápida
Las empresas de recobro que existen en nuestro país actúan principalmente en este tipo de situaciones. Lo ideal es poder resolver estos desacuerdos de una forma extrajudicial, eficiente y lo más rápido posible. Cuando hablamos de un procedimiento extrajudicial nos referimos a que no se inicia el procedimiento de recuperación en el juzgado ya que esto supondría alargar los plazos significativamente. En este sentido, Alliago, presta sus servicios a autónomos y a pequeñas y medianas empresas de tal forma que puedan reclamar por ellas el importe que se les debe. En su caso, cuentan con un valor añadido que les diferencia de otras empresas: el corto periodo de recuperación de la deuda.

Pero ¿cuál es la manera de operar de estos profesionales? Ya que el tiempo corre en contra del empresario que ha contratado el servicio, tan pronto como se da parte del problema, la empresa de recobro notifica al deudor la reclamación y le requiere la deuda. La reclamación de una empresa especializada dota al proceso de cierta gravedad y seriedad y, por tanto, muchas deudas se recuperan a las pocas horas de comenzar el trámite.

Hay que tener en cuenta que nadie quiere verse en una lista de morosos, uno de los primeros pasos que ejecutan las empresas de recobros. Esto sumado a la presentación de una copia de la demanda judicial que podría presentarse si el deudor no paga convence a muchos para solventar la situación lo más pronto posible.

Según Alliango, que lidera los trámites de recobro a nivel internacional, el índice de cobro es mayor cuando la deuda no supera los 3.000€. Las compañías que gestionan el recobro suelen cobrar una cantidad fija dependiendo de la cantidad de dinero que tengan que recuperar del deudor. Un precio al que no se le suman comisiones y que representa una pequeña parte de dicha cantidad a recuperar. El objetivo es que las empresas y trabajadores autónomos se preocupen lo menos posible por este trámite que, en ocasiones, puede ser incómodo y causar malestar.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania