Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

José Luís Mari Solera ‘Licho’ y su ejemplo, siempre, vivos y presentes

lunes, 17 de febrero de 2020
El sábado, 15 de febrero 2020, a las 18 horas-6 de la tarde, en la Iglesia Santa Maria Salomé, situada en el corazón de la Ciudad Vieja de Santiago de Compostela (Galicia-España) en la Calle-Rua Nova 31, tuvo lugar una misa por el alma de nuestro muy querido amigo, Jose Luís Mari Solera “Licho”, médico, doctor, catedrático, poeta, músico, artista, conferenciante (fue elegido entre los cinco mejores de una lista de 250 conferenciantes de Galicia, España y otras naciones), un gran, generoso y muy positivo dinamizador social, que fue muy querido en Santiago de Compostela, allí por donde pasó y donde dejó una huella, una obra muy positiva.

Esta misa, como todas las que se vienen celebrando (antes se celebraba en la Catedral de Santiago y que está en obras), anualmente y desde su muerte, el 18 de febrero 2014, son posibles gracias al canónigo de la Catedral de Santiago de Compostela, D. Elisardo Temperán Villaverde, Canciller Secretario y Prefecto de Ceremonias de la Catedral de Santiago de Compostela. Lo que agradecemos muy vivamente.

José Luís Mari Solera ‘Licho’, que había nacido en Ferrol (Galicia), en 1953, murió, el 18 de febrero 2014, de una grave enfermedad, en Santiago de Compostela, donde vivía y ejercía su profesión de médico, doctor y catedrático. Licho vivió, también, de niño en Escuaín (Huesca-Aragón/España), donde su madre, ferrolana, Julia Solera Barros, fue maestra. Licho volvería a Escuaín, en agosto 2012, cargado de productos gallegos, para juntarse con sus antiguos compañeros de escuela y celebrar un encuentro-fiesta para recordar muy positivos tiempos escolares, reconocer y potenciar la riqueza múltiple de los pueblos de España, la gran nación española, donde el Camino de Santiago, tan potenciado por Licho, ocupa un lugar muy importante. Incluso, Licho, con motivo de este muy positivo encuentro en Escuaín, compuso una pieza musical titulada “Troberaina de Escuaín” que tocó y cantó con la gaita, muy emocionado, para sus antiguos compañeros. De todo ello, dieron cuenta medios de comunicación de Aragón, Galicia (“Trobeiros de Compostela en Escuaín”; “Licho, el médico José Luis Mari Solera, estuvo en linea con el genial aragonés Buñuel. Forma parte, por su obra, de la saga, la fuerza creadora, mítica, épica, apasionada y con finísima ironía, de los grandes creadores”), etc. Licho, anduvo, también, con su gaita, por buena parte del mundo (España; Europa; América del Norte y Sur; Canadá) y donde le alegró la vida a mucha gente con su arte, música, cante, poesía, simpatía, maravillosa alegría..; con su gran genialidad.

Escribo este recueerdo el 14 de febrero, el Día de San Valentín, el "Día de los Enamorados", y Licho fue un teórico del !Amor enamorado".

En los seis años transcurridos después de su muerte, siempre nos preguntan por él, nos lo recuerdan y cada día que pasa, nos damos cuenta de la gran perdida que supone el que no este, fisicamente, con nosotros, José Luis Mari Solera “Licho”. Y habida cuenta de su humanidad, de su genialidad, de sus continuas, múltiples, muy positivas y generosas aportaciones, y que venía haciendo en múltiples sectores, campos sociales: en la educación, universidad e investigación; en la sanidad y asistencia social; en la cultura, el arte, los medios de comunicación (prensa, radio, televisión, etc.); en la vida de su parroquia, de su zona (A Pedra-Recesende-Cacheiras/Teo-La Coruña/Galicia; ayuntamiento próximo a Santiago de Compostela), donde anualmente, entre otras iniciativas, celebraba una gran fiesta, con amigos llegados de toda Galicia, etc., para entregar los “Premios Jaruleiro Peregrino Camino de Santiago” que había creado con una joya inventada por él y para esta distinción; en la lucha por la continua mejora de Galicia, España, la gran nación española, de la vida y el mundo, el mas acá, mas allá, desde los justos valores, con buenos principios y acciones, de la libertad, la democracia, el humanismo cristiano, el buen, deontológico y necesario trabajo, el buen ser, estar, hacer en los diferentes campos sociales, la buena positividad, alegría y belleza, en la lucha por el bien, la verdad, etc.

Licho le ayudó y alegró la vida a mucha gente. Por ello, creo que debe ser recordado, que debemos tenerlo siempre vivo y presente, al igual que a todas aquellas personas que, como él, han luchado, vienen luchando, noblemente, por una vida y un mundo mejores, por y para los buenos caminos-os bos camiños…

Licho Licheiro, Lyeandrin Lyeandrineiro, Jose Juan Aznareiros “Conde de Kotapeiros” y la Musa Noga Nogarova “Marquesa de Ribapolov, Vegapolov, Castropolov y Tapiapolov”, “Trobeiros, Jaruleiros, Defensores y Promotores de los Caminos de Santiago: Los Buenos Caminos-Os Bos Camiños por y para el Bien”, a partir de una cita del gran Voltaire y que nos aportó la buena amiga, Françoise Philippe “Sorcière de la Bretagne-Bruja de Bretaña”, tras hacer el Camino de Santiago: “Ninguna grandeza de este mundo vale tanto como una buena familia, unos buenos amigos, el buen amor, la buena amistad y el buen camino, y para luchar, siempre, deontológica, humilde, positiva y muy rigurosamente, por la libertad, comportamiento, cultura, trabajo, critica y justicia justos, bien medidos, aplicados y controlados, por la buena alegría y belleza, por el bien, la verdad, la buena espiritualidad”
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania