Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

El Open de Australia, el mejor torneo de tenis del mundo

lunes, 20 de enero de 2020
Llega el primer Grand Slam de la temporada, el que marca el inicio de un año cargado de tenis

En estos días llega el Open de Australia, el que será el primer Grand Slam de la temporada. Con apenas un par de semanas de competición llega la primera gran cita del calendario tenístico, un evento que se recibe con ganas ya que se celebra después de bastante tiempo sin tenis y cuatro meses después del último. El Open de Australia suele ser, además, un evento que se recibe con ganas entre los aficionados tras mucho tiempo sin tenis y donde existe una gran cantidad de apuestas deportivas. El sitio especializado en la materia como https://www.webapuestas.com ayuda a proporcionar una gran cantidad de información sobre los mejores sitios de apuestas para disfrutar con garantías del primer gran torneo del año.

El Abierto de Australia es un torneo con más de 100 años de historia que ha crecido a pasos agigantados para ser un evento disputado prácticamente solo entre australianos hasta convertirse en el mejor torneo del mundo y con la mayor afluencia de público de todo el circuito, rozando los 800.000 espectadores durante todo lo que dura el evento. No hay nadie que pueda acercarse a lo que ofrece el Melbourne Park y es que sus instalaciones son constantemente renovadas para ofrecer el mejor servicio posible al público, que puede disfrutar así de la mayor fiesta del tenis.

Este es un torneo especial y peculiar. Hoy en día es conocido por sus extremas temperaturas y es que la cita llega en pleno verano austral y es común ver a los jugadores sufrir en la pista bajo temperaturas que llegan a superar los 40 grados centígrados. Por culpa del calentamiento global, estas condiciones se han vuelto extremas en algunas ocasiones, algo que ha obligado a la organización a tomar medidas instalando reglas de calor donde los tenistas paran cada cierto tiempo para refrescarse. Incluso para los espectadores se han tomado medidas, instalando pistas con cubiertas para protegerlos del sol.

En sus primeros años de vida e incluso varias décadas después, el Abierto de Australia fue un torneo muy propio para jugadores locales ya que la imposibilidad de que jugasen tenistas profesionales hasta 1968 y que antiguamente el transporte no era como en la actualidad, imposibilitaba que tenistas extranjeros llegasen en condiciones de disputarlo y había muchos que declinaban jugar en Australia para centrarse en otros torneos.

Por ello, nos encontramos en su mayoría a ganadores australianos en el palmarés y no es hasta la Era Open cuando existe mucha mayor diversidad de tenistas. Aún así, Rod Laver, Roy Emerson, Ken Rosewall, Margaret Court o Evonne Goolagong son los australianos que han escrito con letras de oro su historia en el torneo, acompañando a otros tenistas como Steffi Graf, Serena Williams, Roger Federer o Novak Djokovic, que son los que más títulos han levantado en Australia.

Curiosamente, varios de los partidos más históricos de este deporte se han dado en Melbourne, en las últimas décadas. Imposible olvidar lo ocurrido en 2009, cuando Rafa Nadal levantó el título después de ganar a Verdasco en más de cinco horas en la semifinal y 48 horas después a Federer en casi cuatro horas y media en una de las actuaciones más brutales que se recuerdan en el tenis. Como tampoco se puede olvidar la final de 2012 entre Djokovic y el propio Nadal, la que muchos denominan la final más larga e intensa de la historia de los Grand Slams. En total fueron casi seis horas de batalla donde los dos terminaron totalmente destrozados.

Este torneo tiene historias curiosas y es que en Melbourne se produjo la primera descalificación de la historia de le Era Open (posterior a 1968) cuando John McEnroe fue expulsado después de recibir tres warnings en su partido de octavos de final ante Pernfors en 1990. O cómo olvidar el momento más sobrecogedor de la historia reciente cuando Pete Sampras rompió a llorar en pleno partido de cuartos de final en el año 95 ya que su entrenador, Tim Gullikson, se desmayó días atrás durante uno de los entrenos y tuvo que ser ingresado cuando le encontraron un tumor en el cerebro.

Aunque también hemos tenido momentos más divertidos, como el ya famoso 'Hasta luego, Lucas', que soltó Carlos Moyà durante su speech de finalista en el año 1997. El balear se jugó una apuesta de que diría esa frase durante la entrega de premios si llegaba a la final y desde entonces, aún es recordada esa anécdota en nuestro país como homenaje a Chiquito de la Calzada.

En definitiva, con su calor extremo, con las instalaciones más novedosas del circuito, con sus estadios imponentes, con sus horarios intempestivos y obligando a los aficionados españoles a trasnochar con partidos durante toda la madrugada, llega el Open de Australia, un torneo único y peculiar y que supone el punto de partida para el inicio de una nueva temporada cargada de mucho y buen tenis.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania