Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

¿Por qué poner las bañeras gigantes junto al Miño?

viernes, 03 de enero de 2020
No hay nada más importante para el sano desarrollo de una sociedad democrática que el espíritu crítico. Cuidado, no hay que confundir eso con el “no porque no”, sino que se refiere a poner en cuestión todo lo que nos dan por hecho pero argumentando las dudas y los puntos en que se disiente de lo que “es así”. Los que me leen habitualmente saben que tiendo a la crítica, y creo que siempre sigo ese principio básico de argumentar mi postura. Hoy les traigo un ejemplo de algo en que damos por sentadas ciertas cuestiones pero que no tienen razón de ser dadas las bases que nos plantean.

Verán, como ya comentamos en su día, el Ayuntamiento, ese organismo que presume de ecología, va a cometer el dislate de hacer una bañera colectiva con agua del grifo que calentarán con una caldera. La idea original era usar aguas termales para hacer unas pozas públicas, como las de Orense, pero dado que la concesión de dichas aguas la tiene el Balneario y no llega para las dos cosas han tenido que renunciar al plan inicial y, como no quieren dar el brazo a torcer ante la tozuda realidad, lo sustituyen con este disparate.

Pero la cuestión ya no es si se hace así o no se hace (esto último sería lo lógico) sino por qué se construirán al lado del Río Miño si el agua va a venir de la traída. Con esa premisa, se podría construir en cualquier sitio, literalmente hablando, lo que abre el debate sobre la ubicación más adecuada.

¿Es lógico cargarse una parte del Parque del Miño, junto a la feria de exposiciones, para hacer unas bañeras gigantes que se podrían instalar en cualquier parte? ¿Por qué no se ponen en un sitio más cercano a la ciudad como el Parque de la Milagrosa, o en uno con vistas como el Parque de Rosalía? ¿Qué ventaja tiene estar junto al río si el agua no vendrá directamente del caudal del Miño?

Es probable que cada uno de ustedes tenga una idea alternativa de dónde poner las bañeras. En el solar que dejará la estación de autobuses cuando la tieren (por eso de unir disparates), en la plaza de San Marcos o en la Plaza Inútil (ya que no sirve para nada actualmente al menos tendría una finalidad)… hay muchos lugares donde ubicar la tontería más accesibles para el público que el margen del Miño, donde sería más adecuada la prometidísima playa fluvial.

Anímense, den opciones alternativas para ubicar las bañeras públicas y seguro que entre todos les buscamos mejor lugar que en donde las planifican, una zona donde escasea el aparcamiento y en que se destrozará una utilizada zona verde para meter una nueva instalación pública que, seamos realistas, tiene de ecológico lo que la industria china.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania