Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Maniobras de distracción

sábado, 14 de diciembre de 2019
Como era de esperar, la Xunta hizo la propuesta formal para un Parador para San Fernando. No es un proyecto, sino una idea que habría sido magnífica de haberse planteado hace 15 años, pero ahora es tarde para andar con cambios. Hace casi una década vinieron a enseñarnos las infografías del proyecto del Museo de la Romanización y a contarnos que las obras empezarían en 2011… ya ven. La propuesta se anuncia sin hablar previamente con el Ayuntamiento, quien ahora, irónicamente, saca los galones de que es propietario del edificio (cosa que se callaba cuando tratábamos la responsabilidad por el deterioro del Cuartel), ni con el Estado, que lo tendría que integrar en la red nacional de Paradores, cosa harto compleja a día de hoy. Sigo sin entender por qué la Xunta no hace una Pousada de titularidad autonómica como la de Portomarín si tan convencidos están de la bonanza de la idea.

El segundo punto de la propuesta es llevar el Museo de la Romanización al MIHL, lo que supondría sacar del recinto histórico los restos arqueológicos, un contrasentido absoluto. Hablar de romanización alejándonos de la Muralla es un disparate, como lo fue en su día construir el museo subterráneo donde está, lo que se traduce en la triste afluencia de visitantes.

La tercera parte del dislate es construir una sede del Centro Galego de Arte Contemporáneo, por si no nos llegaba con el auditorio viejo, el nuevo, la vieja cárcel y la residencia de artistas que se ha sacado de la manga la alcaldesa para el Carmen. Aquí cada uno va por su lado, incluso entre socios de gobierno, y somos los sufridos ciudadanos los que hemos de sostener todos estos chiringuitos con nuestros impuestos, porque se ve que ponerse de acuerdo es algo que no les interesa.

Por último, redondean la idea con una oficina de turismo en la Casa Torre anexa a la Muralla (¿le pasa algo a la que tenemos ahora, que lleva ahí pocos años como para tener que tirar con ella?), dando además otros locales de ese edificio a una entidad privada por motivos no aclarados, sin mediar concurso ni propuesta pública alguna. A dedo.

Todo esto no deja de ser una maniobra de distracción, para abrir un debate que maree la perdiz e intentar así no cumplir los compromisos adquiridos hace ya más de una década. Curiosamente cuando tratamos la posibilidad de llevar un colegio a San Fernando (que sería maravilloso para el casco histórico) se nos cerró la puerta diciendo que no se podía alterar el edificio para ese uso. De la misma forma, con el tema de la destrucción de la estación de autobuses la respuesta siempre es que “la decisión ya está tomada” y no hay ni siquiera diálogo posible, lo que contrasta con la pereza eterna a la hora de ponerse a trabajar para hacer el prometido Museo de la Romanización.

No, ese no es el camino. No podemos perder más tiempo. Lugo fue la capital del Convento Jurídico Lucense del Imperio Romano y es el lógico epicentro de la arqueología de esa época en el noroeste peninsular.

San Fernando ha de ser el Museo de la Romanización. Es de justicia.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania