Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Que nadie, fuente de la vida, te encauce

martes, 26 de noviembre de 2019
Estas líneas van dedicadas a ti, mujer, que nunca debes sufrir
maltrato alguno porque eres eso,
la fuente de la vida humana.

Que nadie te considere débil
y, aprovechando de esa engañosa circunstancia
quiera darte la mano,
una mano que lo que pretende es oprimir la tuya,
convertirse en la cadena que tu libertad restringe.

Que nadie levanté colosales presas
para retener tu discurrir
aludiendo que debes estar en la casa.
El hogar es de la pareja
pero nunca sea cárcel de ninguna de las sentimentales partes.
Rompe esas rejas con la mejor de las limas,
eres mujer, y no una reclusa y sumisa
de un carcelero que, por la calle dice ser tu compañero

Que nadie enlode y enturbie tu vida
removiendo los fondos con los pérfidos celos,
y arrojando piedras a tu cristal de transparente humanidad.

Que nadie a tus arroyos los haga ir llenos de lágrimas
y, lo que es peor, secos y en pleno estiaje del más grande cariño,
el del amor de sus padres .

Que nadie envenene de dolor a la fuente de la vida
y, lo más tremendo, quiera beberse tu dulce sentimental agua
diciendo que, para él, eres poza salobre y amarga.

Que nadie te pise tus pies para que no camines ni avances,
Que no te carguen con la mochila del miedo
y te amordacen con el más denigrante ultraje y chantaje .

Y, mucho menos, que te maltraten;
fuente de la vida,
alza tu voz y grita,
sal del cauce que el maltratador te quiere hacer;
pues; si sigues en él , en verdad que será tu lecho
y tu mortal tumba .
Recuerda, el agua de la vida
nadie puede guiarla para regar su parcela machista,
Desbórdate, inunda las calles con tu presencia,
y que en los aires se oiga tu voz
clamando por la justicia y los derechos que merece la fuente de la vida,
la mujer de ayer, de hoy y mañana
que merece todo el respeto y admiración
por ser hija, compañera, madre, abuela
y la luz que ilumina al social mundo
para que no sea un barco a la deriva y sin rumbo.

Grita y tu grito
será la denuncia que te salve a ti del peligro
y a toda mujer que esté pasando por vejación y trato indigno.
Hazlo por ti y por todos nosotros,
de nada sirve luego el lamento, si callas hoy,
mañana , posiblemente, sea tarde porque será totalmente noche.
Pol, Pepe
Pol, Pepe


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania