Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Adagios XLIII de Juan de Portoplano

viernes, 28 de junio de 2019
En el silencio del amanecer, el de Portoplano se dirigió hacia las fauces de las calles, que desde la antigüedad diseñaron los griegos, que fuesen rectilíneas, pues se han hecho muchas ciudades. Pensaba, los individuos pasan y llegan. Un trozo de tierra, de cuántas personas habrá sido propiedad desde la más antigua antigüedad. Un trozo de tierra de labranza o un trozo de tierra de casa. Cuántas personas, cuántos cientos o miles de personas, a lo largo de veinte o treinta siglos habrán sido propietarios de ese lugar. ¡Cómo habrán sido sus vidas y sus existencias, sus alegrías y sus penas…!

- La Mancha es una región, que generación tras generación hace que parte de su población sea migrante, pero nunca se preguntan por qué.

- Hablan mucho de su libertad, pero después a todos sus vástagos, intentan que tengan su propia ideología.

- Si de verdad fueses de la ideología equis, te darías cuenta, que solo puede existir la ideología equis, si existe la zeta.

- Es tan ignorante e irracional que está matando al caballo que le lleva sobre sus espaldas.

- Una sociedad que a tal cantidad enorme de personas, con carreras superiores estén toda la vida en trabajos muy inferiores a su preparación, es una sociedad que se dirige al desastre y a la hecatombe.

- Algunas ideologías piden tanto al Estado, que al final, quieren que el Estado se muera o se autodestruya, para después llegar ellos y montar otro Estado.

- En nombre de grandes ideales, se puede destruir una sociedad.

- No dirás, ni darás falso testimonio contra tu prójimo. Se está olvidando esta norma de la sabiduría antigua, es decir, del Nuevo Testamento.

- Se tienen que realizar un montón de actividades externas, para intentar que los cercanos estén contentos contigo, o para mantener la situación, sea una amistad, sea un matrimonio…

- Cada vez existen más personas con más datos y más informaciones, pero con menos sabiduría y conocimiento.

- Temo determinadas fotos de determinadas conferencias de determinadas ideologías, porque al final, quién sabe cómo se utilizarán esas fotos dentro de diez o treinta años.

- Siempre he buscado la racionalidad, la moderación, la prudencia, el auténtico y ortodoxo saber, la correcta moralidad, sin olvidar al Buen Dios. Eso es mi forma de entender el mundo. No sé si habré acertado, aunque haya fracasado en muchos aspectos de la realidad…

- Mostrar la verdad con veracidad, aunque contenga errores, errores que desconoces, por tanto evitar la maledicencia, la hipocresía, la doble o triple interpretación, el engaño, la mentira. Puedes que no siempre tengas que decir la verdad, por muchas razones, o la verdad que tú crees, pero no puedes decir el error o la mentira, o que tú creas que es error o es mentira.

- La cama es lo más profundo que muchos llegan de si mismos y en sí mismos.

- Al hablar de la sexualidad hay que ser muy prudentes, porque en la sexualidad existen muchas alegrías y muchos dramas. Y posiblemente, no conozcas, ni las alegrías de los otros en este tema, ni sus dramas o tragedias.

- ¿Además de la genética, la personalidad se forma y conforma en la infancia y adolescencia, después, se puede ir matizando, pero muy moderadamente…?

- Diríamos que estamos formados por la combinación de varias personalidades, la personalidad psicológica, la personalidad moral, la personalidad económica o estrato social, la personalidad cultural, la personalidad ideológica, la personalidad social, etc. Y todas esas personalidades se combinan entre sí, para formar y conformar tu propia personalidad…

- Los demás seres humanos tienen derecho a su reputación y a su honor. Por lo cual, incluso aunque tengan un defecto grave, si no viene a cuento, y no es necesario y moral indicarlo o decirlo, no se debe expresar. Porque entre otras cosas, hay que ver y percibir que parte es verdad y qué parte es error.

Pero dónde está el equilibrio entre el respeto del honor y la reputación de los demás, y no decir o indicar algún defecto grave del otro, que puede con ese defecto hacer daño a una persona que no conoce…

- No engañar o manipular al otro, con argumentos o razones o datos o hechos o conceptos, para tu sentirte favorecido.

- En todos los problemas y cuestiones, habría que oír y escuchar todas las partes del tema o de la cuestión.

- Las palabras hieren y matan o endulzan o dan vida. El problema es controlarlas en el momento adecuado, en las diversas situaciones de la vida y de la existencia.

- Un mal tiene muchas raíces, casi siempre, crea muchas ramas, casi siempre.

- No puedes soportar que el otro o la otra, tenga alguna característica buena, y por eso le haces la vida imposible, solo deseas tener tú, tú todo, tener el prestigio social, el prestigio económico, el prestigio cultural, y la otra persona, que tiene más belleza y más elegancia que tú, no lo puedes soportar.

Esto sucede mucho en todas las edades, también en adolescentes, y se le hace la vida imposible a algún adolescente, porque en algo es diferente a los demás, porque en algo es superior a los demás.

Cansado el de Portoplano, volviendo y revolviendo del paseo, estaba cansado de tanta irracionalidad humana, decir equis y hacer zeta, pensar eme y actuar como equis. Es decir, la incoherencia más grande en el discurso, la coherencia más profunda en su existencia, porque siempre lo que quiere es ganar él o ella, apoyándose en esa ideología o sistema de ideas.
Caminero, Jmm
Caminero, Jmm


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania