Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La historia de los juegos de apuestas en España

lunes, 24 de junio de 2019
En la actualidad, un total de 4.400 millones de personas hacen uso de internet, lo que supone un 57% del total de la población. Junto a este dato, cabe agregar que un 67% es dueño de un dispositivo móvil, lo que, en comparación con el 2018, supone un crecimiento del 2%. En nuestro país, el 93% de la población tiene internet instalado en casa, de ellos, el 60% hace uso de las redes sociales y el 11% juega online.

Teniendo en cuenta que hace 50 años Internet era totalmente inexistente y que hacer apuestas se consideraba ilegal, los datos que se acaban de proporcionan son sorprendentes. Con la llegada de las casas de apuestas a Internet, la cifra de jugadores ha aumentado, así como su edad media se ha visto reducida de 45 a 30 años. La generación millennial, que ha estado en contacto con las nuevas tecnologías desde su nacimiento, han tenido, por tanto, acceso a los juegos de apuestas desde pequeños. Algo que no ocurre con generaciones anteriores, pero ¿qué supone esto?

La historia del juego

La legalización del juego llegó a España el 7 de marzo de 1977. Con la publicación del Real Decreto-ley en el Boletín Oficial del Estado, se presentaron las regularizaciones que establecían los aspectos administrativos, fiscales y penales de los juegos de azar y de las apuestas. Las regularizaciones se centraban, por un lado, en permitir la existencia de casinos y centros de juegos de apuestas con unas características concretas y, por otro, en castigar a los centros de apuestas ilegales y a todo aquel que disfrutase de sus servicios.

La introducción de la nueva legislación se debió a que, bajo la consideración del Estado, la sociedad española había cambiado y los países vecinos ya habían tenido experiencia con los juegos de apuestas, lo que influyó en la toma de decisión del Gobierno de España. Además, la autorización también atraería la apertura de casinos y, con ellos, más turismo y una nueva fuente de ingresos.

Desde entonces y hasta el año 2000, la cantidad de personas que disfrutaban del juego creció en el país. La expansión de este tipo de establecimientos fue continua y acabó alcanzado todas las Comunidades Autónomas gracias a la constante asistencia a los casinos como también a las empresas de apuestas de deportes, a los bingos y a centros de máquinas recreativas.

A día de hoy, con la evolución de las nuevas tecnologías y el acceso de la mayoría de los ciudadanos a los teléfonos inteligentes, la proliferación de las casas de juegos de apuestas online ha sido continua. Esto ha llevado al Gobierno a establecer la Ley de Regulación del Juego en el año 2011, debido a la necesidad de regular una industria que traería millones de euros al país.

En el breve período de tiempo que llevan los juegos de apuestas en España, esta se ha convertido en el mercado con más posibilidades para este tipo de entretenimiento. Actualmente, parece que jugar en el casino de forma presencial ha quedado relegado a un segundo plano y las apuestas online de deportes, junto con los juegos de casinos online, están en cabeza en la clasificación en un país que cuenta con 46 millones de habitantes. Aproximadamente un millón y medio apuestan en juegos online.

Este hecho, junto con las iniciativas que el Gobierno está implementando, ha provocado la llegada de muchísimas filiales y nuevos operadores que ven en España una mina de oro para el mercado del juego de apuestas online. El casino ha alcanzado un 51% de crecimiento interanual, el póquer ha visto un crecimiento del 42%, y un 15% en las apuestas.

La tendencia al «juego social»

Con la aparición de las redes sociales se presenta una nueva modalidad de apuestas: «el juego social». Muchas redes sociales están empezando a incluir entre sus categorías de juegos los juegos de apuestas.

Parece que esta modalidad de juego está siendo muy productiva, ya que las apuestas en casinos online en estos juegos sociales tienen un valor que superó los 35.000 millones de euros en 2015 y que no ha dejado de crecer desde entonces.

No obstante, en el mundo de las nuevas tecnologías y, sobre todo, el de los juegos online, no se debe bajar la guardia. No solo por el potencial que hay, en este caso en España, de atraer a jugadores, sino que combinar las redes sociales con los juegos de apuestas supone una unión de dos elementos que se influencian positivamente. Es decir, las redes sociales tienen la capacidad de llegar a todos y poner este tipo de juegos a la disposición de cualquiera donde y cuando sea. A su vez, los juegos de apuestas son una atracción para ganar dinero fácil.

Para no perder jugadores, los juegos online proporcionan actualizaciones y novedades constantes, como por ejemplo, recompensas o avatares que harán del juego una aventura.

Con la llegada de la democracia a España, llegaron muchas modificaciones que permitieron al país ser libre para crecer y desarrollarse. A pesar de que se podría considerar un miembro joven en el ámbito de los juegos de azar y de apuestas, el país mediterráneo está dando pasos agigantados y sus habitantes no tienen duda de lo que quieren cuando se trata de jugar. El acceso de la mayoría de la población a los móviles también favorece la situación: los juegos online están disponibles para todos y la posibilidad de conseguir grandes botes es una tentación difícil de evitar.

Está claro que el potencial del mercado español está presente y que las casas de apuestas y de casinos están dispuestas a llegar a España y asegurarse de que ofrecen sus mejores juegos. Queda por ver a dónde les llevará la revolución tecnológica. Quizá España se acabe convirtiendo en la diana de las casas de apuestas a nivel mundial.

Foto: Yanalya - www.freepik.es
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania