Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Paseos romanos y Rafael Nadal

jueves, 23 de mayo de 2019
Convertido en una especie de Stendhal y en un momento de nostalgia, estoy paseando por el centro de Roma.

Estoy en una casa de la Via Frattina, una versión italiana de los pisos turísticos que, bajo nombres rimbombantes, se anuncian en internet.

Roma es una bella ciudad pero... muy incómoda. Estoy sentado en el famoso Café Canova en la Piazza del Popolo rumiando mis recuerdos romanos y me divierto viendo a una intrépida gaviota lanzándose en picado sobre una mesa de sorprendidas turistas y también contemplando una larga cola de gente esperando y esperando en una parada de taxi...

El servicio de autobuses es muy caprichoso y la mayoría de las líneas se retiran a las 22.30h. Estoy hablando, queridos lectores, de la Stazione Termini, Piazza di Spagna y Piazza del Popolo. El metro es espantoso, más feo que el de Nueva York y tiene escasamente dos líneas.

Es una ciudad para peregrinos que se alojen cerca del Vaticano o para turistas que puedan permitirse el cogollo romano en el que me encuentro.

Además, hay grandes restricciones para entrar en el centro de la capital, una zona a lo Carmena pero a lo bestia imitando a Londres en cuyo centro circulan solo los autobuses y los taxis aunque el metro sea muy eficiente.

La ciudad regida por una joven alcaldesa del Movimiento 5 Estrellas no ha mejorado, ni la limpieza ...Recuerdo una espléndida rata circulando de alcantarilla en alcantarilla en la Via del Corso, como Preciados de Madrid, pero más bonita.

Violeta Reggi, la alcaldesa, ha tenido muchos problemas administrativos y no ha podido mejorar la Roma de los tantos baches... que fue el motivo del accidente de la madre, la preside de un colegio, de una ex alumna que se rompió el tobillo a menos de cien metros de la Presidencia del Consejo, la archifamosa Piazza Colonna, historia viviente de la conquista del Emperador Adriano de la Dacia, la Rumanía actual, que heredó una lengua latina en medio de los pueblos eslavos.

Naturalmente, el mayor encanto de Roma es el Santo Padre y... no importa quien sea. Los domingos, después del rezo del Angelus sale al balcón y pronuncia una homilia, generalmente en varios idiomas excepto Francisco que lo hace solamente en italiano con cadencia de tango.

Los miércoles tiene una audiencia en el Aula Pablo VI y luego en las diversas fiestas religiosas celebra una misa en la monumental Plaza de San Pedro. Miles de peregrinos turistas y romanos acuden a estas ceremonias.

Las tiendas cerca del Vaticano son caras y en los restaurantes se practica la caza al turista. Los peregrinos han nutrido como siempre las arcas de los hábiles comerciantes romanos.

Ya Machievelo aconsejaba efectuar mejoras para llamar la atención de los incautos peregrinos para emocionados por la visita al Santo Padre, vaciarles mejor sus bolsas...

Para las damas y sus rumbosos o sufridos acompañantes hay las grandes tiendas de precios prohibitivos y otras en las que ya meten las pezuñas los chinos.

Zara, Mango, H.O. y Bershka están en intermedio, con precios superiores a los de España. La clase media low cost de la moda.

Hablando con la gente se observa un gran pesimismo, como los argentinos porteños, los italianos se quejan de todo y tildan de ladrones a los gobernantes de todos los partidos. Esto no ha cambiado a pesar de que en el Gobierno, se ha establecido una extraña alianza entre un movimiento de extrema derecha y otro realmente... incalificable ya que mientras la Liga es xenófoba y reaccionaria el Movimiento 5 Estrellas ea un Podemos pero... de café para todos.

Sin embargo los italianos son maestros en el arte de la supervivencia. Sin vividores natos, muy parecidos a nosotros pero con más alegría y con picardia... muy pícaros. Ellos muy gallitos muy elegantes ellas muy provocativas, casi descaradas y con el colmillo retorcido.

La fila de los Taxis sigue... aquí hay que tener muuucha paciencia pero amigos, estamos en Roma, caput mundi y hay que disfrutarla. Esto es lo que hay, palabras de Octavio, amigo pizzero de Avilés, mi oráculo preferido.

Venía a Roma para una entrevista muy importante y jugarreta del destino está tarde gracias a un amigo muy influyente cuya mujer odia el deporte voy a estar en el Foro Itálico en la final del open de Italia donde Rafael Nadal, que aquí ha disputado once finales, trate de revalidar su ultimo titulo conquistado el año pasado.

Rafa es el ídolo de las veintiañeras y de las adolescentes romanas como se lee en las novelistas de Federico Moscia, el Corín Tellado italiano, creador de los candados del amor eterno que pueden verse por miles en el Ponto Milvio, si desempolvais vuestras nociones de historia os acordareis de un cierto emperador Constantino y comprobaréis como el lugar de la célebre batalla se ha convertido en lugar de culto para los enamorados del ancho mundo, incluidos ahora también los chinos.

Así es que queridos lectores un gran chasco se ha convertido en una gran ocasión de ver a nuestro Superhéroe nacional Rafael Nadal en acción.

Joaquin Antuña - joaquinant@hotmail.com
Antuña, Joaquín
Antuña, Joaquín


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania