Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La emergente industria del juego en España

lunes, 15 de abril de 2019
España es uno de los países de la Unión Europea con más tradición por el juego. Cuenta con numerosos casinos o juegos de tragaperras que ahora se visualizan en internet con una creciente demanda de la población.

Su tradicional relación con los casinos ha conectado directamente con las posibilidades del azar en internet, logrando alcanzar entre su sociedad unos niveles de juego muy altos. Este fenómeno adquiere más relevancia si se tienen en cuenta sus inicios. El despegue de la situación actual se puso en marcha en plena crisis económica, la cual afectó con más dureza a la sociedad española. El sector supo abrirse camino adaptándose a las nuevas tecnologías mientras sorteaba las dificultades económicas que atravesaban un amplio porcentaje de españoles, con altos niveles de desempleo y precariedad financiera. Mientras muchos sectores cerraban o perdían incentivos, los juegos de azar fueron creciendo de forma progresiva y adaptando los casinos tradicionales al mundo virtual.

Si la entrada en este sector ha sido a lo grande, lo que viene por delante no se queda corto. Las previsiones para el futuro del juego en España no paran de crecer. Los operadores online generaron en 2018 una cifra de 678 millones de euros, lo que significa 25% más que en 2016, cuando se llegó a los 514. Esta estadística apunta a que dentro de cinco periodos, en 2024, el juego virtual podría mover solo entre el público español 1.800 millones de euros cada año. La media es importante, unos 400 euros por ciudadano, datos que confirman que la apuesta por los casinos online en este país es imparable.

Ha sido una respuesta de un sector de la sociedad a la situación de crisis económica. Ahora, en una etapa de previsión de crecimiento, es una de las aficiones más comunes entre un amplio grupo de público. Lo cierto es que la afición por el juego viene de lejos entre la sociedad española. Siempre ha habido mucho seguimiento de la ruleta, juegos de casino, máquinas tragaperras, lotería o apuestas físicas, como La Quiniela. El movimiento, ya no solo económico, sino también social que genera El Gordo cada 22 de diciembre es único y representa la estrecha conexión que los españoles siempre han tenido con el azar.

Este contexto no ha pasado desapercibido para la administración, que ha empezado a tomar medidas fiscales y reguladoras a través de la llamada Ley de Ordenacion del Juego. Uno de los pasos, a fin de hacer un guiño a los jugadores, fue reducir el impuesto sobre los beneficios, pasando del 25 al 20 primero, para dejarlo finalmente en un 15%. Este fenómeno se aprecia cada día en los medios de comunicación a través de las numerosas campañas de publicidad sobre el juego que se escuchan en radio o se ven en televisión. Muchas de ellas se focalizan en las apuestas deportivas, debido a la gran afición que existe por el fútbol en este país, y de forma directa se relacionan con los casinos online. Estas inversiones demuestran la gran apuesta del sector en la Península Ibérica, probablemente porque sus beneficios y rentabilidad son cada vez mayores.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania