Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Servidor compartido vs. Servidor VPS ¿Cuál necesita su negocio?

miércoles, 10 de abril de 2019
Las soluciones de alojamiento web se han diversificado en los últimos años para encajar más adecuadamente en los proyectos digitales y negocios específicos. Aunque ante esta nueva variedad, la elección se dificulta y los usuarios presentan mayores dudas al respecto.

Entonces determinaremos el propósito de alguna de estas soluciones según las características del proyecto. Para lo cual estaremos evitando la sobredimensión del servicio y, por consiguiente, un ahorro importante en el costo tanto inicial como a largo plazo.

El alojamiento tradicional
Los proveedores de hosting o alojamiento web como Hostinger ofrecen simplicidad en este aspecto, y como se trata de servicios bien difundidos, podemos desempeñarnos con facilidad a través de las opciones, configuración y publicación. Pero debemos estar atentos a las limitaciones del plan contratado para asegurarnos que coinciden con las especificaciones de nuestro proyecto en particular.

En este sentido, habrá que estar al tanto de las diferencias, que podrían no ser tan claras al principio, pero que hará el contraste en la calidad y rendimiento del proyecto. Estamos hablando específicamente del hosting compartido en comparación con el servidor privado virtual, los cuales procederemos a explicar brevemente.

En el ámbito del alojamiento web existe un servicio genérico, el cual provee un lugar en internet para almacenar los archivos del proyecto web o negocio digital. Este lugar físico es un ordenador capaz de proveer la potencia computacional y la conectividad que se requiere para que los visitantes puedan acceder a este.

Pero contratar un servidor completamente dedicado es muy costoso y no se justifica a menos que se encuentre la mayor parte del tiempo ocupado y tenga que procesar datos realmente complejos. Para lo cual aparece una solución basada en la virtualización, el denominado VPS o Servidor Privado Virtual.

El Servidor VPS
La idea detrás de este concepto radica en crear instancias virtuales de ordenadores dentro de un ordenador real (el servidor dedicado) para que, de esta forma, varios clientes tengan sus servidores, pero compartiendo el servidor físico, y ahorrando en costos de forma considerable sin sacrificar gravemente el rendimiento.

Un servidor virtual puede ofrecer las mismas características que un servidor físico, solo se diferenciarán si el proyecto requiere una dedicación exclusiva, lo que no sucede comúnmente.

Incluso así, hay situaciones que solo requieren un sencillo sitio web sin tanta potencia de cómputo. Para esto, incluso un VPS es demasiado, y aparece una solución más específica: el hosting compartido.

El hosting compartido se basa en un servicio para que el cliente pueda configurar algunos aspectos del sitio web y subir los archivos necesarios para su correcto funcionamiento y visualización. De esta forma, cada cuenta de cada cliente está aislada unas de las otras, pero comparten potencia de cómputo, por lo que el rendimiento varía en función de la actividad de todo el conjunto de clientes en un mismo servicio.

Las diferencias fundamentales entre estos servicios serán resumidas en el siguiente cuadro comparativo. El servidor dedicado queda excluido por estar prácticamente reservado a aplicaciones de alta complejidad y por su precio excesivo.

En resumen, un VPS puede dar mayor potencia para soportar aplicaciones complejas, cálculos recurrentes, procesamiento gráfico y grandes volúmenes de datos. Por otro lado, el hosting compartido puede ser el más conveniente para aplicaciones pequeñas y más de índole personal, donde el servicio al cliente no necesita estar provisto de forma continua y permanente.

Además, el VPS es ideal para aquellas situaciones donde se requieren prestaciones variables según la carga dinámica. De esta forma se puede comenzar con las prestaciones mínimas e ir escalando según las necesidades emergentes. Al ser un servidor virtual, la contratación de nuevas características es simple y rápida.

Como último factor para tener en cuenta, debes considerar que, aunque estamos hablando de servicios genéricos, cada proveedor puede aplicar una política diferente para su servicio correspondiente. Algunas de estas políticas pueden ser más convenientes para ellos aun incurriendo en malas prácticas informáticas. Lo ideal es elegir un proveedor con buena trayectoria a quien confiarle el tan valioso nuevo proyecto web que estamos por lanzar. Sin duda hará una diferencia significativa y notable.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania