Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Veni, Vidi, Vici: Paulus...¡no creo!.

miércoles, 27 de marzo de 2019
Tras el grave error del cartel "¡vuelve!. Algunos esperábamos un sábado de gloria. Primero el mitin de Pablo Iglesias en la plaza aneja al Museo Reina Sofía de la capital. Me sorprendió su retransmisión en directo por el canal 24 horas de TVE. Seguro que no fue casualidad. Seguro que Sánchez dio las órdenes oportunas al respecto.

Primero. ¿Es habitual lo sucedido?. Evidentemente y rotundamente, no.
Aplausos para el ejercicio de la paternidad, responsable e igualitaria con la maternidad. Pero, compatible con las responsabilidades políticas de unos momentos en los que se está creando conciencia social para que los ciudadanos ejerzan el voto y juzguen si hay alternancia en el poder. Máxime tras una moción de censura que echó a un gobierno y puso a otro, que prometió convocar elecciones de inmediato, pero a punto estuvo de mantenerse en el machito por secula seculorum.

Error de horteras el cartel. ¡No había por dónde cogerlo!. Inoportuno, narcisista, machista si aplicamos los populares conceptos de tal, feo a rabiar.

Pero lo sorprendente fue la retransmisión en directo del "evento". Muy mal lo tuvo que ver Pedro Sánchez para promover tal baño televisivo un sábado y antes del partido de futbol con la selección española. Y es que los socialistas sólo pueden sumar con PODEMOS, pero son conscientes que su aliado está cuesta abajo, de ahí, la metodología "cambalache". A la postre se trata de dos inmortales tangos argentinos...

Segundo. ¿Qué tal estuvo?. Mal de solemnidad. Tanto en las formas como en el fondo.

Trataré de resumir lo que vi, escuché y sentí, delante del televisor de mi casa todo el tiempo que duró el acto propagandístico.

Le vi desmejorado. Le noté cansado por la carga que produce la propia decepción. Le sentí triste, sin ilusión, y desde luego muy alejado de aquella emoción tras el 15-M.

Es bueno pedir perdón. Dignifica. Lo malo es que tras el perdón vinieron las culpas a otros. O la confesión de pecados por inocencia debida. A la política con ínfulas de gobierno, se viene confesado, comulgado y dispuesto a luchar contra auténticos Gigantes, que ni son, ni parecen, molinos de viento.

Tercero. ¿Quiénes se ausentaron?. Pues casi todos. De aquel proyecto que en ciertos momentos llegó a denominarse "frente popular" no queda casi nada. Me atrevería a decir que sólo están algunos de IU, y una serie de personajes que terminarán por entregar la cabeza de Viriato a Roma.
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania