Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Crispación

jueves, 14 de febrero de 2019
Cada etapa política tiene su frase. Los que hemos vivido entre dos siglos damos fe. Reconciliación: era el bálsamo para terminar con las heridas de los "forrenta años" que caricaturizaba Forges al referirse, tras la muerte del General, a la etapa Constituyente. Consenso: arte o ciencia para convencer a la oposición de los cambios que modernizarían a España. Indignación: estado de ánimo que primero el terrorismo y después la crisis económica sacó las gentes por las calles de nuestro país. Postureo: actitud de los políticos y en general de los dirigentes para una sociedad a la búsqueda de las necesarias adaptaciones al siglo XXI.

Pero ahora vivimos en torno a la crispación. Tiene su núcleo activo en el proceso secesionista. Hay una crispación en Cataluña, entre catalanes. De Cataluña salen motivos y razones para extender la crispación por toda España, unas veces al no aceptar conceptos a la catalana, como democracia y diálogo; otras veces por la presunta comisión de graves delitos y consecuente penalización a los que han promovido tales.

Pero también hay crispación por disconformidad. De una parte, la que sale en consecuencia con la moción de censura, las promesas de elecciones generales inmediatas, la primera vez que un gobierno, en la vigente democracia, resulta expulsado por el Parlamento con base en una etapa de insistente corrupción.
Personalmente, me preocupa la crispación que ha logrado dividir a la sociedad entre las viejas derechas y las mismas izquierdas, con el problema de Cataluña de por medio, siempre oportunidad para los "cazadores de fortunas", es decir, aquellos que siempre pescan en ríos revueltos.

Y dentro de unas horas. Elección. Tengo motivos para pensar que Sánchez juega sus bazas. La primera fue la mesa con el redactor. Los nacionalistas no lo entendieron y quisieron mucho más. Mediación internacional para el conflicto político. La segunda la posibilidad de convocar de inmediato elecciones generales. Algo de lo que ya el PNV les avisó. "Valorar que es menos malo, un Gobierno como el actual, débil y del PSOE, o un Gobierno fuerte de las derechas, tras la convocatoria electoral". Y todo ello, con el comienzo de lo que será uno de los juicios más importantes del primer tercio del siglo XXI. Juicio a los líderes del Proceso. Juicio al propio nacionalismo independentista. Un órdago en toda regla de Sánchez para que elijan entre lo malo y lo peor.

Vivimos un momento histórico apasionante. La política en manos de prestidigitadores. Por una vez, alguien desde La Moncloa tiene la intención de ganar tiempo a costa de la unidad de España, o simplemente ganar tiempo con sofismas. Para ello, a unos los entretiene con la "bizantina" discusión sobre la momia del general. A otros les pone en la tesitura de aceptar sus reglas del juego. A muchos ante la posibilidad de que siga creciendo la extrema derecha y logre así la manija de un posible gobierno como el de Andalucía, pero esta vez en España.
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania