Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Linajes en Castro de Rei (X)

lunes, 26 de noviembre de 2007
Pazo de Casas Novas, en Santa Leocadia
En los montes próximos al templo parroquial de santa Leocadia quisieron algunos autores darle coba al tema e identificar dichos cerros con el Monte Medulio, pero parece que no hay base documental ni yacimiento arqueológico alguno que avalen dicha teoría.
También es tradición oral entre los habitantes de Ardiz que en sus inmediaciones hubo unos hornos de fundición de origen romano; pero lo que fue cierto es que en este pueblo los señores de Rigueiro de santa María de Quintela tuvieron una importante casa con buenas propiedades, y en el Padrón de Calleyta de 1737 figura empadronado como noble D. Melchor de la Rivera, hidalgo de Trobo, Mamán y Reigosa; a quién sucede su hijo llamado también Melchor Rivera y Billar, que en 1752 declaraba a la Real y Unica Contribución ser propietario de una casa de planta baja y piso alto situada en el lugar de Casas Novas; la cual medía de frente catorce varas y de fondo seis; colindando por la derecha e izquierda con fincas de la misma. Además de poseer en esta parroquia diez parcelas que sumaban veinticuatro ferrados de extensión.

Pazo de Casas Novas
El conjunto de construcciones que lo forman encierra lo que fue un amplio patrio o corral descubierto, al que se accede mediante un amplio portalón de chacotería protegido de las inclemencias del tiempo por tejadillo a dos vertientes. La vivienda o casa señorial propiamente es de planta rectangular con techumbre a cuatro aguas de pizarra sobre resistente armazón de madera que descarga sobre las paredes maestras del exterior y sobre los medianiles. La fachada principal enfoscada y pintada de blanco con galería en la planta superior de reciente construcción. La fachada posterior de cachotería de pizarra.
Aunque no conociendo cual es su división interior, suponemos que en el mismo existen amplios salones, cocina, habitaciones y como es común en estos tipos de edificios conserva la vivienda de servicio o casa de los caseros; también de planta rectangular y cubierta a cuatro vertientes de pizarra sobre armazón de madera. Tiene esta construcción planta baja destinada a cuadras y piso alto transformado en vivienda y almacén de víveres. Las paredes exteriores fueron hechas a base de lajas de pizarra con bloques de granito en las puertas y ventanas, quedando parte del recebado de argamasa que las cubría.
La capilla, también de planta rectangular, con muros de cachotería y cubierta a dos vertientes; y espadaña de un solo vano, realizada la arcada en una pieza de granito; no teniendo imágenes que las conservan sus propietarios en otra parte.
El hórreo tipo asturiano, se levanta de sendos muros que dejan debajo de él un espacio que seguramente estaba destinado a guardar aperos de labranza; como la mayor parte de estas construcciones es de base cuadrangular, soportado por cuatro pies o “pegallos”, encima de ellos los tornarratos que a su vez soportan las cuatro vigas maestras del piso. Esta realizado por tablazón de madera con amplio saliente a modo de alero, rematando con la cubierta de pizarra a cuatro vertientes y pináculo o “mono” de piedra
Este conjunto de construcciones, formado por casa señorial, capilla, casa de los criados, edificio auxiliar destinado a vaquería, y hórreo, es propiedad de la familia García Barros, de la que no poseemos datos genealógicos. No obstante el Padre Crespo en su obra “Blasones y Linajes de Galicia”, hace un extenso repertorio del apellido García en el tomo III; y del Barro en tomo II.

Breves apuntes genealógicos (Ansemar)
En la feligresía de O Salvador de Ansemar, figura en el "Real de Legos“ del Castro de Ensenada, como hidalgo D. Francisco Arias Rois y Luaces; dueño de sendas viviendas en el lugar Do Carril; además de veinticuatro parcelas, que en su mayor parte formaban parte de un foro propiedad de D. Joaquín de Castro, vecino de la feligresía de santa María de Ramil.
Fue solar de rama vincular de los Basanta, cuyo linaje es de origen gallego, pasando luego al Reino de Castilla y León; probando hidalguía en numerosas ocasiones en la Real Chancillería de Valladolid. Entre otras casas están: en Rubiana (ayuntamiento del partido de Valdeorras), en Cedeira (partido de Sta. María de Ortigueira) en El Riveiro (partido de Bande), en A Coruña, en San Martín de Mondoñedo (antigua provincia de Mondoñedo), en San Mamed de Oleiro (partido de Vilalba), en San Xorse de Río Abeso (en el mismo partido de Vilalba), en Rilleira de Cesuras (municipio de Barreiros), pero la mayoría de los miembros de este linaje en nuestra residieron en la zona de la antigua provincia de Mondoñedo. Donde ocuparon cargos propios de personas entonces de reconocida hidalguía. Los Basantas vallisoletanos son descendientes directos de estos de O Salvador de Ansemar, cuya línea comienza así:
D. Diego Basanta y Aguiar, que fundó en la feligresía de Ansemar un mayorazgo que heredó D. Antonio Basanta, su hermano, el cual contrajo matrimonio con doña Isabel Basanta de Aguiar, descendiendo de los mismos D. Domingo Salvador Basanta, que matrimonió con doña María Polinia de Zúñiga, y tuvieron por hijo a D. Pedro Regalado Basanta, nacido en Valladolid; que contrajo matrimonio con doña Josefa Ramos, ella natural de Laguna de Duero. De quienes fue legitimo hijo D. Pedro de Alcántara Basanta, que nación en Valladolid el día 20 del XI de 1776; siendo bautizado en la iglesia parroquial de san Miguel en esta ciudad castellana.
Contrajo D. Pedro Matrimonio con la señorita doña Isabel de las Mulas; residiendo ambos en Aldeamayor de san Martín, donde D. Pedro ejerció el cargo de escribano durante muchos años, para luego regresar a la capital de provincia (Valladolid), donde figura empadronado en el año 1811.
De este matrimonio fue hijo: D. Donato Basanta Mulas, que realizó estudios superiores y de entre otros cargos desempeñó el de Diputado a Cortes por Valladolid. Entre otros hijos está D. Alfredo Basanta de la Riva, famoso investigador en la Real Chancillería de Valladolid, al frente de la cual estuvo, destacando su obra “Catálogo Basanta", que recoge la mayoría de los pleitos y expedientes de hijosdalgo existentes en la Real Chancillería.
También hubo en Ansemar la casa solar del linaje de los Gandoy. Siendo miembro de esta familia y casa D. Manuel Gandoy, que matrimonió con doña Josefa de Freijo, de quienes fue hijo D. José Gandoy, que contrajo matrimonio en Rábade con doña María del Pilar Freire, descendiente de una de las más linajuadas familias de Tierra Llana.

Los Montenegro de Castro de Rei
Atienza define el apellido Montenegro, “de origen gallego, concretamente de la provincia de Pontevedra; pasando una rama a Castilla. Probó su nobleza en las Ordenes de Santiago (1626, 1643, 1661, 1693) y Carlos III (1800), y en la Real Compañía de Guardias Marinas (1758).
D. José María Montenegro y Gago-Puga fue creado Marqués de Leis en 1 de junio de 1844".
Montenegro, concedido por el Pretendiente D. Carlos V, en 1841, a D. Juan Montenegro. Figura en la relación 5ª, n°37, legajo 550 del archivo de S.A.R. el Duque de Madrid, que D. Vicente de Cadenas y Vicent exhibió, para su protocolización, ante el Cónsul general de España en Génova el 20 de febrero de 1957.
Armas: en campo de plata, un M de sable. Los de Asturias traen: en campo de sinople, una M de Plata, surmontada de una corona real de oro. Otros traen: en campo de oro, un roble de sinople, y a su pie, dos lobos de gules, pasantes, bordura de gules, con ocho aspas de oro.
La rama de Castro de Rei, en este municipio aparece una rama de los Montenegro poseedores de varias casas y propiedades. Así D. Juan Antonio Saavedra y Montenegro, dueño de las siguientes casas en la feligresía de san Andrés de Bendia
I. Una casa de planta baja y piso alto situada en el lugar "Do Cando", que medía de frente veintiséis varas de frente y dieciséis de fondo.
II. Otra vivienda de planta baja, en la mismo lugar “Do Cando", que medía de frente cinco varas y cuatro de fondo.
III. Una tercera edificación de planta baja en el lugar de "Cernada", cuyas dimensiones eran ocho varas de frente y seis de fondo.
IV. Otra vivienda de planta baja situada en el lugar de Vilariño que medía de frente ocho varas y seis de fondo.
Don Juan de Uz Montenegro, dueño de las siguientes casas con sus correspondientes fincas en la feligresía de san Pedro de Triabá.
I. Una casa de planta baja y piso alto, que se hallaba en la aldea de “Rosas", la cual medía de frente quince varas y de fondo ocho.
II. Otra casa de planta baja, en la misma aldea que medía de frente nueve varas y de fondo seis.
III. Una tercera vivienda de planta baja en la aldea de Teixeira, la cual medía de frente diez varas y de fondo seis; además de cuarenta y nueve parcelas.
El padrón de Calleyta de 1762, figuran como nobles de esta genealogía: D. Pedro Vicente Freire Andrade y Montenegro, dueño de la Torre y Jurisdicción de Sobrada de Aguiar, y vecino de la ciudad de Lugo. D. Felipe Pita Montenegro, vecino de san Pedro de Bazar. D. Juan Francisco Saavedra Montenegro, vecino de Santiago de Viladonga. D. Miguel de Obarrio Montenegro, vecino de Santiago de Duarría.

Una rama del apellido Osorio, en santa María de Ludrio
Esta feligresía, en su jurisdicción civil y criminal, perteneció a los Osorio, señores de Cervantes y Villacís; formó parte de la comarca conocida por "tierras de D. Álvaro Osorio".
Cuando en 1753 se realizaron los asientos de la Real y Unica Contribución, en el libro "Real de Legos” aparecen como nobles don Francisco Saavedra; propietario de sendas viviendas en el lugar de Ludrio, además de treinta y seis parcelas que las venia disfrutando en concepto de sendos foros propiedades de D. Diego Pallín Gómez y Navia; y la otra de D. José Felipe Pallín.
Don Manuel Osorio (mayor de edad, viudo, padre de un hijo ya casado), era propietario de tres casas en el mismo lugar de Ludrio, una de estás casas constaba de planta baja y piso alto, midiendo de frente once varas por seis de fondo. Era a su vez propietario de treinta y una parcela cuya superficie total suma 60,3 ferrados.
Los Osorios enlazaron con la primera nobleza de España, probando numerosas veces su hidalguía en las ordenes de Alcántara, Carlos III y San Juan de Jerusalén; en la Real Chancillería de Valladolid y en la Real Compañía de Guardias Marinas. D. Pedro Alvarez Osorio fue creado conde de Trastámara por D. Juan II en 1445, y D. Antonio María Osorio, Marqués de Torremejía, en 1799. En 19 de julio de 1955 se expidió carta de sucesión a favor de Dª María Begoña Pascual de Quinto y Montalvo.
El Padre Crespo en su obra “Blasones y Linajes de Galicia", referencia los “Osorio” u "Ossorio", de la casa de Albarado, en el ayuntamiento de Baleira (Lugo); otra rama de este mismo linaje son los Osorio de Mondoñedo y Lorenzana.
ARMAS: En el Museo Arqueológico de Pontevedra, está el escudo de Osorio con los de Castro; procede de Caldas.
También está en la torre de la Trinidad o del Reloj, de la catedral de Santiago.
Así, en la feligresía de Santa Eulalia de Bolaño (Castroverde), en la casa de Osorio, están las armas junto a las de Montenegro y Valcarce.
Según OC., Béthencourt, Rivarola, etcétera, son: con dos lobos de gules, desollados, andantes y puestos uno sobre otro.
Otros usan, en recuerdo del santo conde Osorio Gutiérrez, sepultado en Lorenzana, un sepulcro sobre ondas de plata y azur.
Los duques de Terranova y de Soma, marqueses de Astorga y de Torremejía, los condes de Lemos, Sarria y Trastámara tienen también en sus blasones constancia de su vinculación con el linaje de los Ossorio u Osorio.

Una rama de los Teijeiro en santa Comba de Orizón
El apellido Teijeiro (Teixeiro), basándonos en el diccionario de Atienza, es de origen gallego donde se extendió a otros puntos de la geografía nacional. D. Pedro Teijeiro de Valcarce y Vozmediano Enríquez, fue creado marqués de Villasante en 1763, cuyo memorial solicitando el titulo fue estudiado por el marqués de Ciadoncha.
A mediados del siglo XVIII vivía en el lugar de O Castro D. Manuel Bernardo Teijeiro, casado con doña María Josefa Pardo Santiso; hija de D. Juan Pardo Ribadeneyra y Guevara y de su esposa doña Isabel Santiso y Ulloa, dueños estos del Pazo de Guevara en la feligresía de san Pedro de Taboy en Outeiro de Rei.
El culto profesor (q.e.p.d.), D. José María Coira Sanjurjo, en un trabajo inédito sobre la historia nobleza de Castro de Rei, referencia que “de esta parroquia o de su inmediata (Duancos), fue el canónigo lectoral de Lugo y arcediano de Sarria, D. Fernando Ares Teijeiro, quien por su testamento mandaba que se comprase la capilla de Nuestra Señora de los Ojos Grandes de la catedral de Lugo, que, para ello se hiciese vínculo de todos sus bienes y se fundase en dicha capilla una capellanía, cuyo patronato recaería en los que heredasen el vínculo de Gaibor, ayuntamiento de Vilalba; llamado en primer lugar a D. Pedro de Saavedra, señor de Gaibor y sus herederos. Nunca se llego a fundar dicha capellanía, pero fue su heredero dicho señor de Gaibor, D. Fernando de Ares Teijeiro era de D. Pedro de Saavedra. Primos de esta canónigo eran Sancho Méndez Teijeiro, vecino de Duancos, y doña María de Saavedra, vecina de Santiago".

Otras posesiones de los Teijeiro y Saavedra en Duancos
La casa de A Seara pertenecia en 1624 a D. Lope Díaz Teijeiro y su esposa Dª Isabel Rodríguez de Neira, quienes reconocieron mediante testamento de ese mismo año por legítimos hijos a:
I. D. Sancho Méndez Teijeiro.
II. Dª Catalina Teijeiro, que contrajo matrimonio con el capitán D. Pedro López de Rábade.
III. Dª Isabel, que fue esposa de D. Rodrigo Doural.
IV. Dª Inés, que matrimonió con D. Pedro Saavedra, señor la casa de Canabal.
Cuando en 1753, son recogidos los correspondientes datos para confeccionar los correspondientes asientos de la Real y única Contribución, figura como propietario de esta casa D. Manuel Bernardo Teijeiro, de veinticuatro años, casado, y padre de familia. Quien declaraba ser dueño de otras cuatro casas, un molino y ciento veinte parcelas, que sumaban una superficie de 228 ferrados; todo ello esta parroquia.
La casa de Canabal, fue otra importantes posesión que un principio perteneció a los Saavedra, teniéndose noticias de que formó parte del patrimonio D. Pedro de Saavedra, por su esposa Dª Isabel Álvarez, de quienes fue hija Dª Juan Díaz de Saavedra, quien matrimonio en primeras nupcias con D. Vasco de Pardo, recibiendo de dote trescientos ducados de plata y el coto de Villafrío, cerca de Montecubeiro (Castroverde).
Viuda del anterior contrajo nuevamente matrimonio con D. Pedro López de Rábade, pasando a ser señora del pazo de Gaibor en Vilalba.

Una rama del apellido Auz en Triabá y Prevesos
El linaje Auz es de origen navarro-francés, que fuera de Galicia se escribe generalmente Haux, aunque hallamos estas variaciones como Dauz. Durante mucho tiempo se tuvo como casa solar en nuestra región la de los Auz de Manzaneda de Trives, pues aunque esta perteneció a dicho linaje, a consecuencia de entronques con los Rueda y Quiroga, señores de la susodicha casa. Teniéndose actualmente como verdadero solar en la provincia lucense a la casa de A Pesqueira sita en la parroquia de Xustás, en el municipio de Cospeito.
D. José Alonso de Guerra, cronista y rey de Armas, en la certificación que extendió en favor de D. Miguel Pillado Rodeiro de Hauz y Luaces, para poner y pintar Armas, testifica que la generosa casa y solar de Hauz existe en Navarra, es el noble tronco del que valió una rama enlazada con los señores de la más alta nobleza de Vizcaya. Precedente de este entronque arribó a Galicia el capitán D. Rodrigo de Hauz, que contrajo matrimonio con doña María Alonso de Rubiños, (hija de D. Pedro Yáñez, dueño del coto y pazo de Rubinos) y ambos esposos vinieron a ser tronco fundamental de los que se extendieron por tierras de Galicia, donde emparentaron con los Osorio de Velasco, Ron, García, Domarco, Rois, Neyra, Barrera, Saavedra, Ponce de León, Pardo de cela, y muchos de importantes linajes.
Además del reconocimiento de la nobleza de D. Miguel Pillado Rodeiro de Hauz y Luaces, con autorización en favor de D. Rodrigo de Hauz, sucesor en la torre de Moman así como al capitán D. Juan de Hauz y Montenegro, dueño de la casa indicada de A Pesquería, quien la fijó en una lápida que lleva la fecha remota de 1540.

Son sus armas: Escudo cortado; en el primer cuartel en campo de oro, un árbol de sinople, y a su pie un lobo pasante, de su color; en el segundo cuartel, de azur, con un castillo de oro, aclarado de gules.

Línea de los Auz de Triabá
D. Miguel Rodero de Auz, era hijo legitimo de D. Juan Rodeiro Pillado y de su esposa doña Dauz Ocampo, ambos vecinos que fueron la casa de Ribera de Anllo, feligresía de san Pedro de Triabá, en la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol; nieto por línea paterna de D. Blas Rodríguez Rodeiro Pillado y Luaces y de su esposa doña María Fernández; bisnieto de D. Juan García Rodeiro Pillado y Luaces, y de su esposa doña Leonor Díaz. Por línea Materna era nieto de Pedro de Auz y de Dª Catalina Fernández; bisnieto de D. Rodrigo de Uz y de doña María Alonso de Rubiños, todos ellos vecinos de Crecente, que tanto uno como los otros eran descendientes legítimos de las nobles casas y solares de sus apellidos y nobles linajes, que gozaron en buena medida de los privilegios y franquicias y demás exacciones observadas y guardadas a los caballeros hijosdalgos.
En Ribera de Anllo vivieron D. Pedro de Auz y su esposa Dª Catalina Fernández, de quienes fue legítima hija doña Dominga Auz y Fernández, que matrimonió con D. Juan Rodeiro de Pillado y Luaces, natural y vecino de Ribera de Anllo.

Línea de la casa de Rozas
El capitán D. Juan Fernández de Auz y Montenegro, matrimonio con doña María Pardo y Osorio; natural de la casa de Samarugo en Vilalba. D. Juan heredó el vínculo que para él había fundado su padre D. Juan Fernández Auz, que estuvo casado en segundas nupcias con doña Petronila Fernández Montenegro y Villamarín; era natural de Rayalde y madre del heredero vincular.
D. Juan de Auz y Montenegro, contrajo matrimonio con doña María Pardo Osorio, siendo hijos de ellos:
I. D. Pedro de Auz y Montenegro, que realizó estudios eclesiásticos y posteriormente fue cura de san Pedro de Triabá.
II. D. Felipe de Auz y Montenegro, igual que su hermano estudio la carrera eclesiástica, y posteriormente fue cura de Triabá.
III. D. Francisco de Auz y Montenegro, que fue casar para la casa señorial de Codesido, en Vilalba, con doña María Luisa Copeiro y Alfeirán.
IV. Doña Juana de Auz Montenegro y Osorio, contrajo matrimonio con D. Antonio de Rigueiro y Andrade, figurando empadronado como noble en el padrón de Calleyta de 1702.
Además de estos cuatro hermanos, tuvieron por lo menos D. Juan de Auz y doña María Pardo, otras dos hijas, que no hemos podido saber como se llamaban dado el mal estado de conservación de la documentación consultada.
D. Fernando de Ron y Rodil, contrajo matrimonio con Dª María de Ginzo y Taboada, residiendo ambos en el siglo XVII en la parroquia de Triabá, donde fundaron una capilla en el lugar de Amorín, que fue consagrada a san Fernando y santa Catalina. Hijos de D. Fernando y doña María han sido:
I. D. Álvaro de Ron y Miranda, que fue militar, alcanzando el grado de capitán. Estuvo casado con doña Catalina de Auz y Neira, hija del capitán y señor de la Pesqueira don Andrés de Auz, y de doña Jacinta de Neira y Marentes.
II. D. Antonio Carlos de Ron y Ginzo, realizó estudios eclesiásticos, y años más tarde fue cura párroco de Duarría.
III. D. Fernando de Ron y Ginzo, que también opto por la vida religiosa, siendo cura de Benquerencia.
IV. D. Benito de Ron y Ginzo, fue cura de Labrada.
V. D. Angel de Ron y Ginzo, fue presbítero.
VI. Doña Feliciana de Ron y Ginzo, contrajo matrimonio con D. Teodoro Ponte y Andrade, de la casa señorial de Magazos.
VII. D. Juan Clemente de Ron y Miranda, estudio leyes, siendo abogado y relator de la Audiencia de A Coruña. Estuvo casado con doña Antonia de Ginzo y Taboada, hija de D. Lucas de Ginzo y de doña Feliciana Taboada, que eran dueños de la Torre de Ginzo en Miranda (Castroverde).
D. Juan Clemente de Ron y Miranda, séptimo hijo de D. Fernando de Ron y de doña María de Ginzo, matrimonio con doña Antonia Taboada y Ginzo, de quienes fueron hijos:
I. Doña Josefa de Ron y Ginzo, que se casó con D. Rodrigo Antonio Montenegro y Camba, señor de Támoga y dueño de la casa de Caldaloba, en el municipio de Cospeito.
II. Doña Antonia de Ron y Ginzo, que se casó con D. Pedro Suazo y Mondragón, de quienes fue hijo.
D. Antonio-Vicente Suazo Mondragón Ron Tapia y Fiazo; personaje de un brillante expediente académico, llegando a ser Regidor perpetuo de A Coruña; Caballero de Carlos III, señor de los mayorazgos del Pazo de Almeiras y de Fajardo.
Siéndole concedido el titulo de Marqués de Almeira por S.M. El Rey Carlos III, según Real Decreto del 16-XII-1779; y el Real Despacho es del 1-II-1780.
Hasta hace poco era el VII marqués, D. Ramón Martelo y de la Maza Paumán del Nero y Agar. El 30 de diciembre de 1961 se expi-dió carta de sucesión a favor de D. Luis Quintas Goyanes.

Otra rama de los Uz y Rubiño de san Esteban de Prevesos
D. Marcos López de Uz Rubiños, nació en la feligresía de san Esteban de Prevesos, ayuntamiento de Castro de Rei; contrayendo matrimonio con D. Baltasara de Jesto, natural de Santiago, de cuyo matrimonio fue hija:
D. María Teresa de Uz Freyre de Andrade; que matrimonió con D. Juan Antonio González Benavides Pereira, fiscal del tribunal de la Sta. Cruzada, ministro titular y alcalde de las cárceles secretes del Santo Oficio, regidor y alcalde más antiguo de Santiago. Era D. Juan Antonio hijo de D. Pedro González del Villar, fiscal del tribunal de Cruzada de Santiago; natural de Arzúa, dueña de la casa y pazo de Arzúa. Fue su madre Dª Lorenza Benavides Pereira Moscoso y Bañales, que nació en el lugar de Santomé de Freixeiro, en las cercanías de Vigo.
Dª María Josefa Benavides González Villar y Jesto, fue hija de los anteriores. Residió en A Coruña, y estuvo casada con el brigadier D. José Oreiro, capitán que fue de las Reales Guardias, comandante de las Armas de la Provincia de Tuy, gobernador de Vigo, la cual verificó informaciones genealógicas en A Coruña, en 1766.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania