Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

El prodigio chino

jueves, 22 de noviembre de 2018
Desde la época de Severo Ochoa no se había hablado de China en el Club Siglo XXI como explicó Chencho Arias que fue el introductor de un duelo de alto voltaje entre el Presidente de Cátedra China ‎Marcelo Muñoz y el tres veces embajador en China Eugenio Bregolat.

La próxima visita del presidente de China Xi Jinping a España ‎ha sido el motivo de este acto en el prestigioso Club Siglo XXI con su Ninfa Egeria la mediática Paloma Segrelles.

Se comentaba entre los asistentes que este Club tiene que rejuvenecerse‎ sin dejar de ser el senado de hombres veteranos y grandes damas que es ahora. Que se hayan olvidado de China por tanto tiempo no habla muy bien de un Club de Debates que desee ser puntero.

Asistió el embajador chino‎ Lyu Fan que domina el español y es una persona muy cortés y sonriente.

Marcelo Muñoz que celebrará en enero sus 40 años de dedicación a China abriendo la puerta a los empresarios españoles en el Imperio del Medio, que durante dos mil años fue la primera potencia mundial y que actualmente después de dos décadas prodigiosas, a partir de Deng Xiaoping, lleva camino de volver a ser la primera potencia mundial.

Don Marcelo acaba de publicar un libro sobre la China del Siglo XXI, describiendo a esta gigantesca meritocracia, cuyo sueño chino es "colectivo", frente al de Estados Unidos, que es "individual". Su discurso, una verdadera ponencia estuvo trufada de datos asombrosos de crecimiento. Pasando de una renta per capita de 600 euros a más de 8000 actualmente, de sacar a 400 millones de campesinos ‎del interior a las costas saliendo de sus existencias de supervivencia, de cero km de AVE y de Autopistas a 25.000 km la primera Red mundial. Un crecimiento sostenido de más de 6 por ciento anual.

El embajador Eugenio Bregolat corroboró el gigantesco adelanto de China que no tiene parangón en la historia de la humanidad. Afirmó el carácter dialogante de los políticos chinos. Resalto que el Presidente Xi Jinping apuesta por la multilateralidad, la apertura de los mercados y la cooperación compartida.

Tanto Muñoz como Bregolat ‎señalaron en la Ruta de la Sede el eje de la política exterior de China y el embajador la comparó al Plan Marshall, ya que este programa de siembra de millones y construcción de grandes infraestructuras se parece al apoyo americano después de la segunda guerra mundial.

Igualmente explicaron con brillantes metáforas el reto por la revolución tecnológica del gobierno chino, que va en cabeza en la robotización ‎y la informática de vanguardia.

No entraron ni en la carrera armamentista ni en la aventura espacial, pero saludaron la apertura a la iglesia católica, que como no ha sido llevada a cabo por un Papa jesuita y el confucionismo que impregna el pensamiento chino.

Respecto a la guerra comercial de Trump auspiciaron un acuerdo entre ambas potencias. China inspira miedo por su pujanza y haría bien en no dejarse llevar por el revanchismo, sino en mirar hacia el futuro y vivir su gran sueño como una empresa colectiva de cooperación con el resto del mundo.

Joaquín Antuña-joaquinant@hotmail.com
Antuña, Joaquín
Antuña, Joaquín


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania