Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Máximas XII de Juan de Portoplano

viernes, 23 de noviembre de 2018
Reduzco cada vez más las palabras en los artículos, de mil doscientos hemos ido pasando a ese arco entre ochocientas y mil. Porque nos dicen los entendidos en los medios de comunicación que la población solo lee como máximo de una noticia o artículo cuatro mil caracteres. No critico a nada, ni a nadie, tampoco este aspecto hay hiperinflación de oferta de conocimientos y conceptos e imágenes, todos nos sucede lo mismo, en una mirada juzgamos si algo tenemos que percibirlo o dejarlo abandonado, es decir leerlo o no. Supongo que estos artículos aunque cada fragmento es corto y trata muchos temas, son candidatos para no ser rumiados-pensados, que esa es la finalidad. Pero cada uno con su pan y salsa se lo coma.

- Paradojas de la existencia, en la ciudad de Segovia, a varias personas dedicadas con el turismo, no sabían que Juan de la Cruz, príncipe de los poetas, y santo y místico, estaba enterrado en su misma ciudad. Algo está sucediendo si en una ciudad no saben que en sus terrenos están los huesos del santico. Algo está cambiando en nuestra sociedad hispana muy profundo, y no creo que para bien. Da lo mismo se sea ateo o agnóstico o creyente en cualquier religión del mundo.

- Demasiados escritores se censuran mucho a si mismos, cuándo deberían censurarse solo lo que sea moralmente incorrecto y ser más libres en cuanto a la estética y los contenidos, pero dicen ser muy libres en cuanto a la moralidad, y muy estrictos en cuanto a la estética. Y yo, yo en cambio soy al revés, intento ser muy preciso en la ética y moralidad, y ser muy libre en lo estético, sin negarme a tratar de ningún tema o casi de ninguno…

- No releo muchas veces, ninguna frase que he escrito o pensado o soñado o sentido, porque si lo hago empiezo a utilizar todas las cribas y arados, que al final, la frase primera no tiene que ver con la última redacción. Es decir, en el fondo me he censurado profunda y esencialmente. Prefiero que una frase esté descolocada, pero que tenga sentido, porque así el espejo no estará tan pulido, y no reflejará solo un rostro sino muchos.

- Ya, ya que a nadie gusta lo que escribo-pienso-filosofo-pinto, permítanme, déjenme que tenga la libertad de mezclar todo en todo, que todo sea filosofía y todo literatura y todo pintura, y que en una página haya de todo en todo. Déjenme, ya que nunca les gustará lo que he realizado, nunca lo aprobarán, déjenme que tenga la libertad del autor-pintor-escritor-pensador-filósofo fracasado. Permítanme que fracase de verdad, no un poco, sino total y absolutamente.

- Jamás pensé, que toda la producción cultural, que he titulado Cuadernos o Cuadernos de la Mancha, iba a recibir tanto fracaso como ha ido recibiendo día tras día en estos últimos cuarenta años. Jamás pensé que a ninguna obra cultural, sea buena o mediocre o mala, pudiese recibir tantos silencios-invisibilidad-fracaso-negación. Jamás pensé que esto pudiese suceder, más hoy, con los medios de difusión que existen. Ni siquiera tres o cuatro referencias en revistas culturales, en cuarenta años…

- Observa y analiza que realidades te producen profundo dolor y profundo temor y profunda alegría. Y esas serán las cosas que de verdad te importan, aunque nunca escribas de ellas, nunca hables de ellas.

- Tuviste un sueño, que has mantenido durante tu existencia, intentar ser un gran escritor-pensador-filósofo-autor plástico. Has tenido otros sueños. Pero este sueño, se ha cumplido en parte, has sido escritor y pintor y pensador y filósofo, pero no ha sido reconocido tu trabajo, tu trabajo según el veredicto de tus coetáneos ha sido el silencio. Lo que interpretas que simplemente es demasiado deficiente, y por eso todos callan.

- Justicia es dar a cada uno lo suyo, según la formula del gran Ulpiano, también es justicia dar a cada uno el mérito que se merece a su trabajo cultural.

- Porque tú seas muy grande a nivel cultural o poético o filosófico o literario o artístico plástico, porque me otorgues a mí, un pequeño mérito no te quitará nada a ti, a ti que eres tan grande en el mundo de la cultura.

- Dedicarse a la creación e investigación cultural, me digo a mi mismo, si no ha sido una pequeña enfermedad, quizás no demasiado grave, pero que te ha condicionado toda tu existencia, para lo bueno y lo menos bueno.

- Solo observas trozos de tu propia realidad, lo mismo haces con los demás, pero no eres consciente de ello.

- No ganas nada con el sufrimiento de los otros seres humanos, quizás no puedas resolver graves y grandes problemas de la humanidad, pero al menos intenta no incrementar y aumentar el sufrimiento de otros seres humanos, según la legalidad vigente y la moralidad correcta.

- El Estado es la entidad o institución máxima que permite que en un territorio personas y grupos e ideologías y filosofías y culturas diferentes de diferentes lenguas, comunidades, etc... puedan vivir en paz y en tolerancia bajo el imperio de la ley, si es posible, en una democracia, con los derechos humanos admitidos, etc. De lo contrario si cada entidad cultural o ideología o religiosa o étnica o lingüística formase un Estado el mundo tendría que tener unos mil Estados, con la actual tecnología sería imposible que los humanos viviesen en paz, o al menos en una paz limitada como hasta ahora…
Caminero, Jmm
Caminero, Jmm


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania