Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La importancia de disfrazarse

sábado, 03 de noviembre de 2018
Disfrazarse sigue siendo una de las actividades favoritas de los madrileños en Navidad

Disfrazarse en Madrid en época navideña es una tradición y todo madrileño lo sabe. Las tiendas y los puestos se llenan de disfraces Madrid, pero uno de los mejores lugares donde adquirirlos es disfracestuyyo.com que se encuentra en la calle Bravo Murillo 299.

La navidad trae consigo una gran variedad de reuniones familiares, fiestas y comidas de empresa que tendrán determinadas características. Hay eventos muy formales a los que hay que asistir vestido de cierta manera, luego están los menos formales en los que cada quien se viste como prefiera. Finalmente, también están las fiestas o cotillones en los que los asistentes deciden disfrazarse para hacer más divertida la ocasión.

Por otro lado, están las fiestas de los más pequeños, ya que todas las navidades los colegios y las escuelas infantiles organizan actividades en las que se solicita que vayan disfrazados acorde a la temática que vayan a representar. Los padres se esfuerzan cada vez más por conseguir disfraces y complementos de navidad más auténticos.

Los eventos que se suelen celebrar en esta época son los siguientes:
Fiesta de Navidad de los colegios: suelen realizarse en los días previos a la Noche Buena. En ellas, los niños deben llevar disfraces muy específicos que solo se utilizan en esta época.

Fiestas previas: en muchos pueblos y ciudades se organizan fiestas en las plazas la tarde previa a la comida familiar. Suelen acudir los habitantes utilizando diferentes tipos de disfraces sin ninguna temática en común.

Fiestas privadas: la Navidad es la excusa perfecta para realizar fiestas temáticas. Muchas empresas o familias organizan a lo largo de la época navideña diferentes eventos en los que se reúnen familiares, amigos o empleados a festejar las fiestas con disfraces. Muchos adultos optan por vestimentas más sencillas, como pelucas para disfraces, maquillaje para la cara, antifaces, diademas o gafas.

Disfrazarse en los diferentes eventos puede incluso llegar a resultar terapéutico, sobre todo para los niños, pues se aprende a desarrollar diferentes habilidades y a desprenderse de tapujos y vergüenzas.

Beneficios de disfrazarse
Los disfraces pueden resultar muy beneficiosos sin importar la edad que se tenga. Es cierto que afecta más en el desarrollo de los niños, pero los adultos también pueden aprovechar los efectos secundarios de disfrazarse.

Estimulan la creatividad
Disfrazarse es un modo de reforzar la identidad que se siente con el personaje que se ha elegido. Una vez uno se disfraza, comienza a interactuar de manera diferente con el entorno, llegando a desinhibirse.

Aumenta la sociabilización
Igual que los niños mejoran su creatividad al disfrazarse, los adultos socializan más y mejor. Esto se debe a que adquieren rasgos de personalidad diferentes y se sienten resguardados detrás de las máscaras, lo que permite que sean capaces de entablar relaciones afectivas de manera mucho más sencilla.

Desarrollo de empatía
Una de las grandes dificultades que azota a la sociedad es la falta de empatía. Disfrazarse de diferentes personajes ayuda a posicionarse en la piel de otros y, además, al tomar actitudes más relajadas se pueden realizar actividades más fluidas, hablar más tranquilamente y conseguir desarrollar ciertas habilidades.

Es divertido
Quizás sea el beneficio más evidente. Disfrazarse es una de las actividades más divertidas que hay, pues permite jugar con los colores, los tejidos y la pintura. No importa la edad que se tenga, cuando llega la hora de disfrazarse la creatividad de cada uno sale a relucir.

Poder ser otra persona por un día, elegir la ropa y el maquillaje y relacionarse con personas que también van disfrazadas, hace que todo el ambiente se vuelva entretenido. Por unas horas se puede pensar en cosas que van más allá de las responsabilidades diarias, por lo que también se podría decir que disfrazarse es una acción antiestrés, pues libera a los niños y a los adultos de las tensiones diarias permitiendo que se enfoquen en otras tareas.

Desinhibe y aumenta las habilidades comunicativas
Las fiestas ayudan a que las personas socialicen, ya sean niños o adultos. Socializar aumenta las habilidades comunicativas, pues se enfrentan diferentes situaciones a lo largo del evento. Para los niños es especialmente bueno porque aprenden palabras nuevas y además gestionan diferentes circunstancias.

Los adultos suelen ser los encargados de la organización de este tipo de fiestas, ya que contratan el servicio y eligen la comida y el tema en el que se basará el evento. Esto los obliga a esforzarse por sacar a relucir todas sus habilidades comunicativas para conseguir coordinar a todo el mundo.

Como conclusión final, se podría decir que disfrazarse aporta una gran variedad de ventajas. Por ello, lo mejor es acudir a una tienda especializada en este tipo de vestimenta, donde sabrán guiar al cliente sobre aquello que necesita para que todo quede perfecto.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania