Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Los conflictos internacionales incrementan el valor del petróleo

jueves, 12 de julio de 2018
El pasado mes de mayo, Donald Trump volvía a sorprender al mundo con una de sus controvertidas declaraciones. En este caso, el presidente estadounidense anunciaba la salida del país del acuerdo nuclear firmado entre las mayores potencias del mundo e Irán en 2015. Tras años de tensas negociaciones, Rusia, China, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos y Francia lograban llegar a un acuerdo con Irán y firmaban un tratado para limitar su programa nuclear. A cambio, prometieron levantar las sanciones que habían sido impuestas tras sospechar que Irán estaba realizando un uso indebido de su energía nuclear para el desarrollo de armas nucleares.

Tras romper el pacto con uno de los principales productores de petróleo de la OPEP, Trump anunció que, si no se llegaba a un acuerdo alternativo, recuperaría las sanciones que se impusieron en su momento a Irán por el uso anti-pacífico de la energía nuclear producida. Además, amenazó con imponer sanciones a cualquier otro país que les ayudara.

En el caso de que el presidente de Estados Unidos cumpla sus amenazas, la industria petrolera podría verse seriamente afectada en los próximos años. En la actualidad, se está reduciendo en gran medida su producción a causa de las tensiones políticas internas y externas que atraviesan los principales exportadores de petróleo. Países como Libia o Venezuela han disminuido la producción de este preciado recurso dada la crisis interna que están atravesando, lo que podría acarrear una prominente subida del precio del petróleo. En el caso de Libia, el gobierno ha bloqueado el movimiento de la mercancía con el fin de cortar la financiación económica que podrían estar recibiendo los rebeldes gracias a su exportación.

Los conflictos bélicos no son los únicos que acechan el desarrollo de la industria petrolera. La falta de inversión en el mercado del petróleo ha provocado que las petroleras tengan que cancelar sus proyectos por la escasez de presupuesto y el aumento del riesgo de pérdidas. Según las estimaciones de la firma IHS Inc., los gastos de investigación se podrían haber reducido hasta en un 15%. Como consecuencia, el precio del barril de crudo que en 2014 se situaba en unos 100 dólares, ha descendido hasta llegar a su precio actual en el mercado, unos 40 dólares por barril.

De restringirse la producción, se podría observar una tendencia al alza de los precios. Además, la OPEP ha revelado recientemente los resultados de un informe realizado que prevén un incremento de la demanda para el año 2018 de más del 16%. La creciente demanda y la continua disminución de la oferta, en el caso de que no cesen los conflictos internacionales, dispararían el precio del petróleo. Sin embargo, los inversores con un amplio conocimiento acerca de la materia apuntan a que la devaluación de las empresas petroleras podría suponer una oportunidad para el mercado internacional. Las acciones se sitúan en mínimos históricos, lo que supone una inversión menos costosa que se podría multiplicar tras la recuperación del mercado. Aquellos que entienden cómo funciona este mundo y que decidan invertir en este momento, aprovechando la devaluación de las petroleras, podrían obtener considerables ganancias. Por el contrario, las previsiones de un desarrollo positivo del mercado del petróleo y el incremento de los precios podría reducir las probabilidades de obtener ganancias si se espera demasiado tiempo para invertir.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania