Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Linajes en Castro de Rei (III)

lunes, 08 de octubre de 2007
La desaparecida casa de Torre Villariño, en Bendía
Unas cuantas familias hidalgas tuvieron posesiones por la feligresía de Bendía, los Ron, Neira, Díaz, Barrera, López de Carbajal, y principalmente los Cornide. Entre ellos D. Diego de Cornide, residente a mediados del siglo XVIII en la Ciudad de la Coruña, que entre otras casas y posesiones estaba una situada en Vilariño, cuyas dimensiones según el "Catastro de Ensenada” eran de frente dieciocho varas y de fondo seis, colindaba por la derecha e izquierda con propiedad de la misma.
Acerca de la genealogía de esta casa el Sr. Coira Sanjurjo dejó realizado un pequeño árbol genealógico que da comienzo así:
“D. Bernardo de Saavedra, el primero de quien se tiene noticias fue dueño de la casa de Vilarín, y patrón único del curato de Balmonte, que después llevaron varios descendientes turnarios compartido con el arcediano de Azúmara.
Fue sucesor de D. Bernardo su hijo D. Pedro de Saavedra, que matrimonió con Dª Catalina Vázquez de Baamonde, de cuyo matrimonio fueron hijos:
I. Dª Catalina Vázquez Saavedra, que contrajo matrimonio con D. Bernardo de Saavedra, de cuyo matrimonio hubo al menos seis hijos, quienes fueron:
I. D. Juan Díaz de Saavedra, que realizó estudios eclesiásticos
II. Dª Juana Díaz de Saavedra.
III. D. Diego Díaz de Saavedra.
IV. D. Pedro Díaz de Saavedra.
V. D. López Díaz de Saavedra, que fue padre de Dª Catalina Vázquez Teijeiro, quien contrajo matrimonio con el capitán D. Juan Rois y Rancaño, de la señorial casa de Rancaño.
VI. D. Bernardo Díaz de Saavedra.
Un hermano de D. Juan de Saavedra figura en el año 1753, como dueño de la casa y torre, “solar nombrado Vilariño, sito en la feligresía de san Andrés de Bendia".
Dª Catalina Vázquez de Saavedra, de quienes descienden los señores de la casa torre de Balmonte, contrajo matrimonio con D. Bernardo de Saavedra, y estos fueron abuelos de:
D. Francisco de Saavedra y Villarino, que a su vez fue padre de:
I. D. Miguel de Saavedra.
II. D. Francisco de Saavedra, quien tuvo por legítima esposa a Dª María Sanjurjo.
III. D. Jacobo de Saavedra.
IV. Dª Elena de Saavedra, esposa que fue de su primo D. Francisco Saavedra.
V. D. Miguel de Saavedra, que se casó con Dª Rosa de Rigueiro, de la señorial casa de Quintela, en compañía de la cual vivieron y murieron, en santa Cristina, municipio de Cospeito; y fueron padres de Dª María de Saavedra, o do Rigueiro, que matrimonió con D. Manuel de Otero, del coto de A en la parroquia de Ramil. Dª María de Saavedra murió en Sta. Cristina, estando ya viuda de D. Manuel Otero, el día cuatro de enero de 1759, len diversos docu-mentos relacionados con e vínculo figura como Dª María Pardo Osorio".

Donación del curato de Balmonte
D. Miguel de Saavedra donó el patronato de Balmonte, según los estados de dicho curato, como descendiente a D. Pedro de Saa-vedra, y D. Bernardo de Saavedra, que encabeza esta genealogía.
Dª Rosa de Rigueiro o Pardo Osorio y Montenegro, fue legitima esposa de D. Miguel de Saavedra, falleciendo en la casa señorial de Sta. Cristina, municipio de Cospeito, el día cuatro de enero de 1759. Sucediéndole su única hija y por lo tanto universal heredera Dª María de Saavedra y Pardo Osorio, esposa de D. Manuel Otero, de la feligresía de Sta. María de Ramil.
Entre la mucha documentación que D. Manuel Vázquez Seijas recuperó para el archivo del Museo Provincial de Lugo, figuran sendas escrituras que se refieren a la casa señorial de Vilariño.
El primer documento fue otorgado en esta ciudad el día 14 de abril de 1767, por ante testigos, estando presente el licenciado D. Pedro Antonio de Neira y Quintana, que era asesor del Regimiento de Milicias de Lugo; manifestando conocer y otorgar todo su poder cumplido, el que tiene de derecho, se requiera y sea necesario a D. Francisco Antonio Navarro, D. Fernando de Mata y Ron, y D. Francisco Esteban de Santiago... para que en nombre del otorgante y representado su propia voluntad, puedan parecer ante los señores de dicha Real Audiencia y Sala del Crimen de ella y hagan relación, que el día siete de mayo de 1766 D. Juan Antonio Saavedra Maseda y Aguiar, natural de la parroquia de san Pedro de Aldixe, con motivo de la proximidad de parentesco que tiene con el otorgante y otros motivos renumeratorios, hizo y otorgó a su favor, donación entre vivos de todos sus bienes muebles y raíces, con el fin de que éstos volvieran a incorporarse y enejenarse a la casa torre de Vilariño, de los que había sido propietario D. Bernardo de Saavedra, el viejo, tercer abuelo de dicho donante y donatorio, como padre común de Dª María Inés Díaz de Saavedra, bisabuela del otorgante y Dª Isabel de Saavedra, bisabuela del dicho D. Juan”.
“La segunda escritura es una comparecencia celebrada en el lugar de Nuestra Señora de Vilabad, el día 20 de julio de 1769, en la que se hace constar que falleció D. Pedro Carlos Mexía, sacerdote propio de Santiago de Vilariño y de la Bolaña, capellán de la capellanía eclesiástica de advocación del glorioso san Miguel, inclusa en la iglesia parroquial de san Miguel de Bibille, del obispado de Lugo, que dejó fundada el canónigo D. Grabiel Mexía, que lo fue de la Santa Iglesia Catedral, y de los bienes de dicha capellanía, sujetos a ella y a sus gravámenes que son: una casa con era, altos y bajos y porción de huerta y pozo y patio, uno y otro el sitio del barrio del Buen Jesús de la ciudad de Lugo, que todo ello, poseía como colono, el Lic. D. Pedro Antonio de Neyra Quintana, asesor del Regimiento de Milicias provinciales de Lugo, según de dicha casa se ha hecho y fabricado a cimientos, y donde se hallaban tres casas terrenas, en la mayor parte que estas eran en el directo dominio de la Dignidad Episcopal, y en el año 1559, se aforaron a Pedro de Saavedra, hijo de Bernardo Saavedra, dueño de la Casa Torre, solar nombrado Vilariño, sito en la feligresía de san Andrés de Bendia, y en canon y pensión, en cada un año, de 150 maravedís de vellón, que la han pagado y pagan a dicha Dignidad, en reconocimiento del citado dominio".

Otras posesiones de nobles en esta feligresía de Bendia
Cuando en 1753, se realizó el Catastro de Ensenada, aparecen empadronados los siguientes propietarios: D. Juan Saavedra y Montenegro, D. Ignacio Manuel Rigueiro y Andrade, estos dos como hidalgos residentes, el primero de ellos propietarios de cuatro casas (una de 26 x 16 varas en O Cando, otra de 5 x 4 en el mismo pueblo, una tercera 8 x 6 varas, en A Cernada, y la cuarta de 8 x 6 en el lugar de Vilariño).
D. Ignacio Manuel Rigueiro y Andrade, era propietario de tres viviendas (una de planta baja y piso superior en O Xardoal que medía 26 x 20 varas; una segunda casa en el lugar Dª Ermida, de 12 x 11 varas, y una tercera casa en la anterior aldea, que medía 9 x 8 varas).
Otros hidalgos con propiedades en Bendía, pero que no residían eran: D. Diego Cornide, dueño de la Casa de Cornide; D. Domingo López de Carbajal Noboa Barreiro y Freire, quien hizo construir el colegio de Duancos; Dª Hermenegilda de la Barrera, D. Juan Díaz, D. Martín de Ron, dueño de las casas y propiedades de Porto Bexán; D. Miguel de Saavedra, Dª Rosa de Neira, que de todos ellos damos referencias en correspondiente apartado.
Una rama de los Santomé por tierras de Castro de Rei
Este apellido aparece en ciertos documentos referentes a San Tome, o Santhomé, indistintamente; parece que proviene del lugar de Alaxe, feligresía de san Xorxe, en el valle de Lourenzá. Figurando en 1526 como vecino suyo D. Fernando López Dalaje, de quien fue primogénito, D. Pedro López Santomé y Aguiar; que tuvo por legítimo hijo a otro Pedro López Santomé y Aguiar, de quien fue hijo D. Francisco Santomé-Aguiar, uno de cuyos hermanos pasó a san Simón de la Cuesta en el municipio de Vilalba, de donde proceden los Santomé de Castro de Rei.
La rama inicial, de Lourenzá se extinguió en el siglo XIX, de ella surgieron figuras como el sabio canónigo arcediano de Mondoñedo D. Felix Santomé y Aguiar, nacido en Carballido (Alfoz), del cual se conserva una biblioteca con más de quinientos volúmenes de muchos clásicos franceses del siglo XVII, mas libros de latín y alemán. Fue perseguido por los franceses en la Guerra de la Independencia, pues a pesar de su formación cultural francesa no era “afrancesado", sino legitimista.
Fue una persona muy desprendida de sus vienes, que procuro realizar todas aquellas obras que le eran posibles, y a sus expensas reconstruyó el templo parroquial de Castro de Oro.
En la Real Chancillería de Valladolid se conserva un expediente-ejecutoria a favor de D. Antonio Santomé, tío de Dª María Santomé, que era natural de Mondoñedo, y estaba casada con D. Andrés de Puga.
Los Santomé de Castro de Rei, proceden de San Simón de la Cuesta en el municipio de Villalba; la familia lucense Santomé Penelas, dueños de las posesiones en este concello da Terra Chá, no pudieron aportar demasiados datos genealógicos, pero sin referencias a miembros concretos de la misma, entre éstos están los hermanos Camilo Santomé Engroba y Darío Santomé Engroba, el primero licenciado en derecho y Diputado en Madrid, don Darío, que sigue, fue médico; hermano de los anteriores fue D. Emilio Santomé Engroba, del que no tenemos más referencias.
Del matrimonio habido entre D. Darío Santomé Engroba y Dª Vicenta Castro y Castro fueron hijos:
I. D Jorge Santomé Castro, que realizó la carrera de derecho teniendo su bufete en la calle General Mola, actual rúa Castelao de esta ciudad.
II. D. Germán Santomé Castro, también licenciado en derecho.
III. D. Luis Santomé Castro, letrado, con despacho en Villagarcía, y accidentalmente en Lugo, al tener que hacerse cargo de los trámites pendientes al fallecer su hermano.
IV. Dª Isabel Santomé Castro, licenciada en farmacia.
V. Dª Josefa Santomé Castro, licenciada en farmacia.
VI Dª. Teresa Santomé Castro, licenciada en farmacia.
VII Dª Carmen Santomé Castro, licenciada en farmacia.
VIII. D. Camilo Santomé Castro, sacerdote y catedrático de griego.
Del matrimonio habido entre D Jorge Santomé Castro (fallecido) y Dª Orosia Penelas Castro, son hijos:
I. D. Miguel-Angel Santomé Penelas, fallecido.
II. D. Jorge-Antonio Santomé Penelas, licenciado en teología y derecho canónico, sacerdote y secretario del Tribunal Eclesiástico de Lugo.
III. Dª María Asunción Santomé Penelas, funcionaria del Ministerio de Justicia.
IV. D. Jesús Santomé Penelas, funcionario del Ministerio de Justicia.
Dª Orosia Penelas Castro, viuda de D. Jorge, y sus hijos son los actuales propietarios del lugar conocido por “Finca de Samesegueiras”, situada a escasa distancia de casco urbano de la Villa de Castro de Rei, que consta de un conjunto amurallado de 1600.000 m/2, aproximadamente. Donde destaca aparte de la vivienda y sus construcciones auxiliares, la muralla o gran muro de cierre formado chacotería y bloques de granito.
La casa es un amplio caserón propio del XIX, con cierta similitud arquitectónica con el pazo de Fontexón (Azúmara), y con el de Agranda (Bazar), obedeciendo a un tipo de vivienda señorial propia de un clacesismo francés adaptado al medio natural de la zona. Es esté edificio de planta cuadrangular, con una superficie habitable de 600 m/2, repartidos entre planta baja, y dos pisos superiores, además del ático. La cubierta de pizarra a cuatro vertientes, rematada en sendos pináculos de granito a modo de acróteras que descarga el peso sobre un recio armazón de madera y este a su vez en las paredes maestras y en los "medianiles".
De la vivienda destaca la amplia escalera de acceso a los pisos superiores, que conserva integra la balaustrada, tallada en madera de castaño.
Otras construcciones auxiliares de la casa principal son la casa de los caseros, de planta rectangular, muros de chacote y pizarra recubiertos por una capa de argamasa y techumbre a cuatro aguas. Los alpendres, y otras dependencias para servicio vario.
La abolenga casona de Los Santomé durante muchos años fue Casa Cuartel de la Guardia Civil, estando actualmente en proceso de rehabilitación, pero siempre conservando todos aquellos elementos de interés tanto artísticos como arquitectónicos.
Esta finca con su casa de Samesugueiras y un lugar situado en la parroquia de Goá (Cospeito) son las únicas propiedades vinculares de la familia, que sin embargo en el pasado esta familia tuvo lugares (casas) y propiedades distribuidas por distintos puntos de la geografía gallega: Castro de Rei, Bendia (casa blasonada de Porto-Bexán) Goá, Valle de Oro, Triabá, Viladonga, Pontenova, Gustey (Ourense), entre otros sitos.
Armas: incluimos aquí las que nos describe el Padre Crespo: "cinco leones en sotuer. Así sin particularizar esmaltes ni colores, dice en la leyenda que hay bajo el escudo que ostenta la casa de esta familia en Alfaje, feligresía de san Jorge de Lourenzá, de cómo este solar y estas armas los ganaron por la fe, naturaleza y oriundos del solar de Santomé, y siendo el rey noticioso de hazañas tan bien vistas, cinco leones les dio, los que en sus armas pintan".
En el Catastro de Ensenada de 1752, el lugar de Samesugueiras aparece como propiedad de D. Fernando Pérez Teijeiro, que tenía en el mismo tres edificaciones recogidas bajo en concepto de "casas", además de otra situada en la villa de Castro de Rei, y un total de veinte parcelas cuya superficie era de 40,3 ferrados. Cuyos vienes estaban sujetos a dieciséis misas rezadas, por cuya limosna recibía el cura de la feligresía cuarenta y cuatro reales de vellón.
Ello nos hace suponer que algún antepasado de los actuales Santomé de Castro de Rei, adquirió o heredó aquel patrimonio que a mediados del siglo XVIII pertenecia a D. Fernando Pérez Teijeiro, que además era propietario de otros vienes en el término, en Azúmara poseía nueve parcelas cuya extensión total era de 35,7 ferrados. En la parroquia de Bazar, lugar do Picato, era dueño de una casa de planta baja, que medía de frente catorce varas y seis de fondo; colindando por la derecha e izquierda con propiedades de la misma; además de treinta y dos parcelas cuya extensión total superaba los 134 ferrados. En la feligresía de Prevesos tenía once parcelas, cuya extensión total superaba los diez ferrados, además de un molino harinero de una rueda, en el sitio de “Torureda”. En la feligresía de Sta. Leocadia, tenía sendas viviendas en el lugar de "Orosa" (quizás sea la actual aldea de Hedrosa) una de ellas de planta baja y piso superior, y la otra solamente de planta baja; además de un total de sesenta y nueve parcelas, cuya extensión total superaba los 315 ferrados.
A modo de punto final en esta sencilla nota referente a la familia Santomé, tenemos que agradecer las aportaciones facilitadas para ello por nuestro buen amigo el sacerdote D. Jorge Antonio Santomé Penelas.

Casa de Rey-Stolle Pedrosa, en Coea
Al referirse el Sr. Coira Sanjurjo, en un trabajo inédito que de momento no llegó a ser publicado, a esta familia y sus po-sesiones dice...”en el lugar de Coea, patria de Teodosio el Grande, existe la casa de los señores Rey-Stolle Pedrosa, en donde vi-vieron sus ascendientes, hidalgos notorios de sangre y posesión..., la verdad que dicha alabanza no es vana ni es tampoco superlativa al respecto, pues desde hace muchos años los moradores de la misma tuvieron posesiones en otras zonas de Galicia, siendo la casa de Coea una de las residencias veraniegas, o de menor impor-tancia comparada con las otras, aunque en ella gustaba pasar grandes temporadas D. Alejandro Rey-Stolle Raviña y su esposa Dª Mercedes Pedrosa Miranda, verdaderos enamorados de sus posesiones, contando aquí por aquel entonces la mayor parte de la documentación familiar, constituyendo uno de los archivos privados más importantes de nuestra provincia, tanto en contenido como en genealogías, del que gracias a la gentileza que tuvo con nosotros D. Alejandro Rey-Stolle Pedrosa, hemos podido cotejar y ampliar unos cuantos arboles genealógicos para este apartado.
La casa fue construida en 1922 en el mismo lugar que ocupaba otra más antigua, es este edificio de planta semi-cuadrada que consta de planta baja y piso superior, techumbre a dos vertientes y muros de piedra recubiertos por gruesa capa de cemento, enfos-cado en algunas zonas.
Circundando el edificio principal están otras construcciones destinadas a granja, almacén de víveres, casa de los criados; además de un típico hórreo tipo asturiano, de grandes proporciones, cubierto a cuatro vertientes, que al contrario de los que hay por la zona tiene planta baja y piso superior; delimitado éste al ex-terior por una cornisa o “torna ratos”.

El escudo
También en este elemento tan suntuoso en otras casas señoriales de menos importancia que ésta suele campear la piedra armera, aquí sus propietarios han querido que la campana de la chimenea del salón sirviese de soporte de los emblemas nobiliarios de la familia, pues se trata del clásico escudo cuartelado en cruz que tiene en el primer cuartel o cantón diestro del jefe; el águila explayada de los Aguiar. El segundo cuartel o cantón siniestro del jefe, tiene por formas los escaques de los Ulloa. El cuartel tercero o cantón diestro de la punta, lleva por formas las tres tablas que suponemos que guardan relación con el linaje de los Taboada. El cuarto cuartel o cantón siniestro de la punta, tiene cuatro bandas en la parte superior y en la inferior, tres flores de lis a los extremos de una representación del Sol, lo que supo-nemos que es una versión abreviada de las armas de los Cornide. El escudo se encuentra acolado por la cruz de Santiago.

Notas genealógicas.
Vínculos del pazo de Ayán y Pacios de Veiga
Comienza dicha vinculación genealógica al contraer matrimonio D. Gómez Orozco de Rivera con doña María Ger Valboa, de cuyo matrimonio que sepamos, quedaron tres hijos.
I. D. Diego Sánchez Orozco y Rivera, que matrimonió con doña Lucia de Losada Somoza, fundando vínculo el día 27 de diciembre de 1649.
II. D. Gómez Orozco, estudio la carrera eclesiástica, siendo durante muchos años párroco de Val do Viño, en Arancos, quién agrego vínculo el día 17 de abril de 1662.
III. D. Pedro Orozco Rivera y López, que también cursó estudios eclesiásticos, llegando a ser abad de San Esteban de Neira, agregando sus posesiones vinculares a la casa el día 19 de julio de 1632.
D. Diego Sánchez Orozco y Rivera, primer hijo de D Gómez Orozco de Rivera y doña María Ger Valboa, que contrajo matrimonio con doña Lucía de Losada Somoza. Fueron hijos suyos:
I. D. Francisco Valcarce Orozco, que realizó la carrera eclesiástica, siendo cura de Lousada y su anejo, agregando sus posesiones mediante documento vincular el día 23 de septiembre de 1696.
II. D. Andrés Orozco Losada y Somoza, que contrajo matrimonio con doña María de Balboa. Otorgando escritura de mejora (testamento) a favor de su hijo D. Francisco Orozco Balboa y Somoza, que matrimonió con doña Bernarda Quiroga. Familiares de D. Andrés Orozco y de Dª María de Balboa, fueron D. Juan Quiroga Balboa, que hizo estudios eclesiásticos; y D. Pedro Armesto, que se casó con doña María Ribadeneyra, de cuyo matrimonio tuvieron una hija llamada doña Ana Armesto Ribadeneyra.
Don Francisco Orozco y doña Bernarda Quiroga tuvieron dos hijos:
I. Doña María Magdalena Orozco Quiroga.
II. D. Felipe Antonio Orozco Quiroga, agrego sus posesiones al vínculo familiar el día 2 de enero de 1728. Contrajo matrimonio con doña María Magdalena Pardo Ribadeneyra, que era descendiente directa de D. Pedro Pardo Ribadeneyra y de doña María Sánchez Valboa, señores de la Casas de Guntín y Sabadelle, cuya genealogía comienza así.
D. Pedro Pardo Ribadeneyra, contrajo matrimonio con doña María Sánchez Balboa, que otorgaron primera escritura de fundación el día 19 de marzo de 1590, y la segunda el 21 de agosto de 1607.
De este matrimonio fueron hijos:
I. Doña Ana Pardo Ribadeneyra Sánchez y Balboa, que se casó con D. Antonio Nuñez.
II. Doña Inés Pardo Ribadeneyra Sánchez y Balboa, contrajo matrimonio con D. Pedro García de Quiroga.
III. Don Gonzalo Pardo Ribadeneyra Sánchez y Balboa, realizó estudiados eclesiásticos, llegando a ser canónigo.
IV. Don Diego Pardo Ribadeneyra Sánchez y Balboa, realizó estudios eclesiásticos.
Don Álvaro González de Ribadeneyra (sucede en las posesio-nes a su padre) D. Pedro Pardo Ribadeneyra; que se casó con doña María Somoza y Quiroga. Agregando posesiones al vínculo el 28 de abril de 1625, y el 12 de agosto de 1629. Fueron hijos legítimos de este matrimonio:
I. D. Juan Pardo Ribadeneyra, hijo mayor, presbítero, que agrego su vínculo con licencia de su padre en diciembre de 1627.
II. D. Diego Pardo Ribadeneyra, que hizo estudios eclesiásticos; y cedió libremente sus legitimas.
III. D. Andrés Pardo Ribadeneyra, realizó estudios eclesiásticos, y cedió su parte que le correspondía por vínculo en diciembre de 1627, bajo autorización de su padre.
IV. D. Álvaro Pardo Ribadeneyra sucedió a sus padres don Álvaro González de Ribadeneyra y doña María Somoza y Quiroga al frente de sus posesiones en Guntín y Sabadelle. Contrajo matrimonio con doña Antonia de Ulloa Ribadeneyra, agregando más posesiones vinculares en febrero y mayo de 1686; fue hija legitima de este matri-monio doña María Magdalena Pardo Ribadeneyra; familiar por línea directa de doña Baltasara de Ulloa y Ribadeneyra, que estuvo casada con D. Diego Silverio.
Con el matrimonio entre D. Felipe Antonio Orozco, del pazo de Ayán y Pacios de Veiga, con doña María Magdalena Pardo Ribadeneyra, de las casas de Guntín y Savadelle, quedaron vinculadas dichas posesiones, agregándose dos mayorazgos a ellas el día 2 de enero de 1/28. Fueron hijos legítimos de este matrimonio:
I. D. Álvaro Clemente Orozco, que contrajo matrimonio con doña Francisca Antonio Gayoso y Becerra; no habiendo sucesión en el matrimonio.
II. D. Felipe Jacobo Orozco, que se casó con doña Rosa Varela, de cuyo matrimonio no hubo sucesión.
III. D. Pedro Manuel Orozco, matrimonio con doña Antonia Pardo Ribadeneyra y Santiso; no quedando sucesión.
IV. Doña María Antonia Orozco, estuvo casada con D. Francisco Taboada, no habiendo sucesión de este enlace.
V. Doña Francisca Apolonia Orozco; hizo mejora vincular a las casas de Ayán y Ver en el año 1759. Estuvo casada con D. Gaspar Sánchez Somoza.
VI. Doña Rosa Orozco, se casó con D. José Goyanes.
Doña Josefa Bernarda Somoza Orozco y Ribadeneyra, fue hija legítima de Dª Francisca Apolonia Orozco y de D. Gaspar Sánchez Somoza. Contrajo matrimonio con D. Juan Agustín Somoza y Mazorra, quién hizo agregación de la casa de Ver y de todas aquellas po-sesiones que figuraban en la cláusula a favor de su nieto D. Antonio, el día 11 de febrero de 1785.
Hija legitima del anterior matrimonio fue doña Rosa Somoza Orozco Mazorra y Ribadeneyra, quien contrajo matrimonio con D. Francisco Miranda, de cuyo enlace fueron hijos:
I. Don Antonio María de Miranda Somoza Orozco Ribadeneyra, que matrimonió con doña Antonia Díaz.
II. Bernardo Miranda Somoza Orozco Ribadeneyra; realizó estudios eclesiásticos, llegando a ser Prior de Ove.
III. D. Juan Miranda Somoza Orozco Ribadeneyra; realizó la carrera militar, donde alcanzo el grado de coronel; falleció soltero.
IV. Doña Josefa Miranda Somoza Orozco Ribadeneyra; falleció sin haberse casado; dejando mediante testamento toda su herencia a su hermano D. Antonio María Miranda Somoza Orozco Ribadeneyra.
V. D. Francisco Miranda Somoza Ribadeneyra, estuvo casado con Dª María del Patrocino Luaces y Duttón, oriunda de la ciudad de Viveiro.
VI. Dª María Miranda Somoza Orozco Ribadeneyra.
De. D. Francisco Miranda Somoza Orozco Ribadeneyra y de su esposa Dª María del Patrocinio Luaces y Duttón, fueron hijos:
I. D. Ramón Miranda y Luaces.
II. D. Antonio Miranda y Luaces.
III. Dª Remedios Miranda y Luaces, que se casó con D. Joaquín Avila.
IV. Dª Pascuala Miranda y Luaces.
V. Dª Dolores Miranda y Luaces.
Don Antonio Miranda Somoza Orozco Ribadeneyra, primer hijo de Dª Rosa Somoza Orozco y D. Francisco Miranda, estuvo casado con Dª Antonia Díaz; de cuyo matrimonio fueron hijos:
I. Dª María del Carmen Miranda Díaz y Somoza, esposa de D. Nicasio Jegunde.
II. D. Juan María Miranda Díaz y Somoza.
III. D. José Miranda Díaz y Somoza, quien sucede al frente de las posesiones. Contrajo matrimonio con Dª Ramona Luisa Armada, de quien fue hija Dª María del Carmen Miranda y Armada, quien heredó las posesiones de su padre D. José Miranda Díaz. Estuvo casada con D. Jacobo Pedrosa Ulloa; siendo hija legitima Dª Mercedes Pedrosa Miranda; Quien Matrimonio con D. Alejandro Rey-Stolle Raviña. Que era Juez de la Audiencia Territorial de Barcelona, cuando en julio de 1936, estallo la Guerra Civil. Estando aquellos días de vacaciones de su casa paterna de Coea. Siendo asaltada la vivienda de Barcelona, y sustraído de la misma todo cuanto de valor había en ella.
Del matrimonio de D. Alejandro Rey-Stolle Raviña y de D. Mercedes Pedrosa, entre otros, son hijos:
I. D. José María Rey-Stolle Pedrosa; Jesuita, había entrado en el Colegio de Zaragoza con solo diecisiete años; posteriormente fue desterrado de España por la República, pasando a los Lagos, Italia; allí se estaba preparando para ir a la Misión de Alaska. Falleciendo a la edad de 22 años cuando hacia alpinismo en Gresovey, Suiza.
II. D. Javier Rey-Stolle Pedrosa. Jesuita, historiador, novelista, y ensayista, autor de más de setenta obras e infinidad de artículos publicados bajo el seudónimo de Adro Xavier.
III. Dª María Jacoba Rey-Stolle Pedrosa.
IV. D. Carlos María Rey-Stolle Pedrosa. Marino y Piloto, que falleció en accidente aéreo el día 21 de noviembre de 1939, cuando pilotaba un aparato modelo 6-104 del Ejercito.
V. Dª María Pilar Rey-Stolle Pedrosa.
VI. D. Ignacio Rey-Stolle Pedrosa. Ex-diplomatico, agregado de turismo en la Embajada de España en Italia.
D. Alejandro Rey-Stolle Raviña, había quedado viudo de Dª Mercedes Pedrosa Miranda un viernes santo de 1925, volviendo a contraer matrimonio con Dª María Rosa de Imbert.
Entronque entre el mayorazgo de Aboín y el de Ayán.
Esta línea vincular da comienzo por el mayorazgo de Aboín.
D. Pedro Pardo de Meira, contrajo matrimonio con doña María Sánchez de Balboa; sucediéndoles su legítimo hijo D. Álvaro Pardo Ribadeneyra; que matrimonió con doña María de Quiroga, a quienes sucede en el vínculo D. Álvaro Pardo Ribadeneyra, que se casó con doña Antonia Ribadeneyra; de cuyo matrimonio fue hija legítima doña María Magdalena Ribadeneyra.

Mayorazgo de Ayán
En este árbol genealógico aparecen dos genealogías.
I. Don Diego Sánchez Orozco y Rivera, contrajo matrimonio con doña Luisa Losada. Siendo hermano del anterior D. Gómez Sánchez Orozco y Rivera, que realizó la carrera eclesiástica y fue cura párroco de Baldoviño.
Hijos de D. Diego Sánchez y de doña Luisa Losada fueron:
I. D. Francisco Sánchez Losada y Orozco, que realizó los estudios eclesiásticos y fue cura rector de Pacios. Aparece con el Valcarce de primer apellido, y Orozco de segundo.
II. D. Andrés Sánchez Losada y Orozco, casó con doña María de Armesto Balboa y Ribadeneyra. Hija de D. Pedro de Armesto Balboa y de doña María Ribadeneyra. Nieta de D. Pedro de Armesto y de doña María Balboa. Tercera prima de D Juan de Quiroga Balboa, que estudio para cura y fue párroco de san Pedro de O Incio.
Del matrimonio habido entre D. Andrés Sánchez Losada y de doña María de Armesto Balboa y Ribadeneyra, fue hijo legítimo D. Francisco Sánchez Armesto Balboa Ribadeneyra Losada y Orozco, que se casó con doña Bernarda de Quiroga; sucediéndoles su hijo D. Felipe Antonio Sánchez Quiroga y Orozco (cuyo apellido lleva en primer orden), que matrimonió con doña María Magdalena Ribadeneyra. Quedando así unidos los vínculos de los mayorazgos de Aboín y Ayán.
De este matrimonio hay noticias de que fueron padres de seis hijos:
I. D. Álvaro Clemente Orozco, que se casó con doña Jacinta Losada.
II. Dn. Felipe Jacobo Orozco, que matrimonió con doña Rosa Saavedra Barela.
III. D. Pedro Orozco.
IV. D. Marcos Orozco, que fue presbítero.
V. D. Diego Orozco, también presbítero.
VI. Doña Lucia Orozco.
Según la misma fuente el último poseedor falleció sin dejar sucesión.

Vínculo de Ayán
El árbol genealógico de la Casa de Ayán vinculante con los antecesores de la familia Rey-Stolle Pedrosa comienza así:
D. Ares Sánchez, contrajo matrimonio con doña Emilia Vázquez de Quiroga. De cuyo matrimonio, al menos, hubo dos hijos:
I. Doña María Sánchez Somoza, que matrimonió con D. Álvaro Sánchez Orozco.
II. Ares Sánchez de Laiosa.
D. Antonio Sánchez Orozco, era hijo de doña Sánchez Somoza y de D. Álvaro Sánchez Orozco; y por lo tanto nieto de D. Ares Sánchez y de doña Emilia Vázquez Quiroga.
El antedicho D. Antonio contrajo matrimonio con doña Inés Vázquez do Río, que era hija de D. Jácome Vázquez y de doña Isabel Ojea, y a su vez nieta de D. Gómez Ojea y de doña Inés Díaz Caneda. Les sucedió su hija doña María de Quiroga y Somoza, que matrimonió con D. Álvaro González Ribadeneyra; que era hijo de D. Pedro Pardo Ribadeneyra y doña María Sánchez Orozco. Les sucedió su hijo D. Álvaro González Quiroga, que matrimonió con doña Antonia Ribadeneyra y Ulloa; hija de D. Benito Enríquez y de doña María de Ulloa. Sucediéndoles en el vínculo su hija doña María Magdalena Quiroga Ribadeneyra y Ulloa (*).
A don Ares Sánchez de Laiosa, que era hermano de doña María Sánchez Laiosa, ambos legítimos hijos de D. Ares Sánchez y de doña Emilia Vázquez de Quiroga, le sucedió en el vínculo D. Pedro Armesto, que se casó con doña María Balboa, de cuyo matrimonio hubo, al menos, dos hijos:
I. D. Juan Quiroga, que realizó los estudios eclesiásticos, y cedió su parte a favor de una sobrina suya.
II. D. Pedro de Armesto Balboa, matrimonio con doña María Ribadeneyra, de cuyo legítimo matrimonio fue hija doña María Armesto Balboa, que contrajo matrimonio con D. Andrés Orozco; sucediéndoles D. Francisco Orozco, que se casó con doña Bernarda Quiroga; hija de D. Gonzalo Sánchez Velón y de doña Emilia de Quiroga. Sucediéndoles D. Felipe Antonio Orozco, descendiente directo de D. Ares Sánchez de Laiosa. D. Gonzalo se casó con doña María Magdalena Ribadeneyra, también de doña María Sánchez Somoza, que era hermana de D. Ares Sánchez de Laiosa, ambos hijos de D. Ares Sánchez y de doña Emilia Vázquez de Quiroga.
Sucede en el vínculo Dª Francisca Orozco Ribadeneyra , hija de los referidos D. Felipe Orozco y de doña María Magdalena Ribadeneyra. Que matrimonió con D. Gaspar Somoza; de cuyo matrimonio fue hija legítima Dª Josefa Bernarda Somoza; que se casó con D. Juan Agustín Somoza; sucediéndoles su hija doña Rosa Somoza, que matrimonió con D. Francisco Miranda.

Vínculo con los Quiroga
Comienza dicho árbol genealógico con D. Alonso Méndez de Quiroga, que contrajo matrimonio con doña Isabel Vázquez Quiroga de cuyo matrimonio hubo quedaron ocho hijos:
I. Don Antonio López de Quiroga, que estudió la carrera eclesiástica y fue cura párroco de Monte Furado. Creó vínculo de sus posesiones en el año 1598.
II. Francisco López de Quiroga, que se casó con doña Jerónima Villasur; fueron herederos fundadores.
III. Diego López de Quiroga, realizó estudios eclesiásticos y fue presbítero.
IV. Don Juan López de Quiroga.
V. Doña Inés López de Quiroga.
VI. Don Alonso López de Quiroga. Hijos de D. Francisco López de Quiroga y doña Jerónima Villasur fueron:
I. Constanza López de Quiroga y Losada, que fue esposa de D. Diego de Prada Santalla.
II. Dª Isabel López de Quiroga, que fue monja.
III. Dª Juana López de Quiroga, también religiosa.
IV. Dª Inés López de Quiroga, que agregó al vínculo familiar su parte.
Hijo legítimo de Dª Constanza López de Quiroga y de D. Diego de Prada Santalla fue D. Andrés de Prada López y Quiroga, que se casó con doña Constanza Antonia Somoza. De cuyo matrimonio fue doña María Antonia de Prada Somoza y Quiroga, que se casó con D. Antonio de Oca y Sarmiento, a quienes sucede su hijo D. Carlos Manuel Oca y Prada, que matrimonió con doña Constanza Manuela Sangro y Armesto, de cuya unión les en el vínculo su hija Dª Constanza de Oca Sangro y Armesto, que se casó con D. Gregorio Suárez y Deza; teniendo por legítima hija a doña María Nicolasa Suárez de Deza, que contrajo matrimonio con D. Pedro Saavedra, de cuyo matrimonio fue legitima hija doña Ana Ramona Saavedra, que tuvo por legitimo esposo a D. José Benito Basadre.

Breve apunte al vínculo de Sarria
D. Pedro Fernández Pallares contrajo matrimonio con doña María Vázquez Baamonde, a quienes sucede su hijo D. Antonio Pallares Baamonde, que matrimonió con doña Emilia de Losada y Quiroga, sucediéndoles su hija doña Constanza de Baamonde Pallares, esposa de D. Antonio Armesto, que era hijo de D. Gonzalo, señor del pazo de los Armestos en Veiga de Forcas (Pedrafita do Cebreiro), de cuya casa era descendiente doña Emilia de Losada y Quiroga.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania