Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Creadores: Constantino Cavafis

viernes, 11 de mayo de 2018
Constantino Cavafis, Alejandría, 29 abril de 1863, + Alejandría, 29 de abril de 1933. Se considera uno de los grandes poetas del siglo XX y desde luego de la cultura griega.

                        Como todo ser humano está lleno de paradojas y misterios, misterios unos de dentro hacia dentro, otros de dentro hacia fuera, otros desde afuera hacia dentro, desde el exterior hacia el interior.

                        - Lo primero que hay que señalar es se indica que su obra poética canónica completa, está formada por 154 poemas. Con ese número tan reducido de poemas, obviamente, más reducido es el número de Juan de la Cruz, ha sido capaz de expresar un mundo, interior-exterior, sin entrar en las valoraciones estéticas-antropológicas-morales-espirituales, y con ese número de poemas, ha alcanzado un lugar en la poesía mundial. Posiblemente, lugar que seguirá existiendo en las futuras generaciones y siglos.

                        Otra variable que al mundo poético y literario les ocupa y preocupa mucho, es el del “espacio o tiempo del autor”. O dicho de otro modo, todos los autores, de todas las artes, creen que hay que estar “en un centro de cultura, para poder brillar”. Ciertamente, no podemos negar totalmente dicha realidad, dichos centros o son las capitales de los Estados, o las capitales de la cultura del mundo occidental. Aquí, en el caso del autor que estamos analizando-comentando modestamente, no estaba en ningún centro cultural de su época, ni de su tiempo, ni de su sociedad, ni de su cultura, y fue capaz de que su voz llegase a todos los confines de la tierra. Lo cual, creo que es importante señalarlo, porque quizás, haya que fijarse más en la calidad-innovación-esencialidad de la producción y no tanto en otros parámetros…        

                        Si nos fijamos con estas dos simples características, nos permiten pensar, que en el mundo literario y cultural, también pueden existir muchas mitologías y pseudomitologías. Ciertamente, sin negar que el lugar y la extensión de la obra, son dos entidades que tienen importancia.

                        - En el mundo literario y cultural, quizás por diversas razones-motivos-frustraciones-intereses-fines, a veces, digo a veces da la sensación, se tiene la percepción que abunda mucho la vanidad y la soberbia, lo cual no parece que ayude en el fondo para la actividad creativa y descubridora del arte, de las artes, de la literatura, de la poesía.

                        A mi modo de ver, una de las funciones más importantes y esenciales de la creación-descubrimiento cultural, sea con palabras, sea con el género poesía o sea con otro, es indagar lo más profundamente posible en la realidad, en todos los trozos de la realidad, y expresarlo, con el mayor grado de verdad-bondad-belleza-racionalidad-prudencia e innovación en cuantos formas, según el subgénero concreto. Esta es una de las funciones esenciales de la persona que se ha metido en este mundo.

                        Otro, es intentar “no negar la realidad, sea buena o menos buena, nos guste o nos disguste”, por lo tanto, tiene que bucear en un mar de interpretaciones, cosa que es difícil para el equilibrio interior y exterior del sujeto que se somete a este vaivén interior, este laberinto interior y exterior. Por otro lado, el autor, tiene que tener humildad y modestia, por muchos premios que le hayan otorgado, incluso el Nobel, porque solo con el vestido de la humildad, una persona puede entenderse y comprenderse y no perderse en los vericuetos de las propias interpretaciones y percepciones-sensaciones-imaginaciones-pasiones-deseos-pulsiones-emociones-conceptos-ideas-fines-intereses-metas y realidades coyunturales-estructurales.

                        Por otro lado, la sociedad y el mundo cultural tiene la obligación, con los experimentadores de las artes, los que con las artes intentan encontrar nuevos mundos interiores y exteriores, tienen y deben buscar y desear que ninguna producción cultural, sea tenida, en su propio tiempo, como excelente o como mediocre, debe intentar la sociedad-cultura que no se pierda, no se destruya, y que permanezca para el futuro y en el futuro. Ahora, puede grabarse en los sistemas informáticos, incluso las obras plásticas que permanezcan para el futuro en su forma de imágenes.

                        - Como toda persona, como todo poeta, también nos muestra, sus grandezas y sus debilidades, toda persona, todo poeta, es para si mismo y para los demás, una especie de laberintos de espejos. Tenemos que tomar lo bueno, para aprender, tenemos que tener en cuenta lo menos bueno, para no caer en el mismo hoyo-pozo-espiral sin salida. Con esta doble percepción-sensibilidad hacia estas personas-autores, somos capaces de entender-comprender mejor lo que somos, como individuos, como humanidad… Si alguien, se pasa cincuenta horas al sol de la playa, por mucha sensualidad que suponga, percibimos que ha tenido una insolación, debemos agradecer la lección que nos ha enseñado, y no hacer nosotros lo mismo. Toda poesía o todo arte, desde antiguo, tiene muchas aristas y dimensiones, pero la pedagógica que actualmente se valora menos, hay que reivindicarla.

                        No es mi función como modesto articulista, ni mi finalidad analizar y criticar la existencia de un ser humano, en definitiva de juzgar, ni de echar más tristeza o más ceniza o más tierra a ningún ser humano, ni de ayer, ni de hoy, ni de mañana, sino solo de mostrar, las luces y algo de sus sombras, de toda persona que entra en un artículo, de todo poeta que se comenta, en definitiva de todos y cada uno de nosotros, con nuestras debilidades y flaquezas, y con nuestras fortalezas y virtudes.

                        Aunque para mí es esencial que la verdad-bondad-belleza vayan unidas bajo la mirada de los DDHH de 1948, o dicho de otro modo, una correcta ética con una correcta estética y con una correcta espiritualidad y, porque somos carne-cuerpo, pero también psique-mente, y también alma-espíritu insertados en una sociedad-cultura-historia, por tanto, en nuestro caso, de aprender y aprehender algo de esta biografía y de esta obra poética, en un tiempo tan complejo como en el que estamos viviendo-existiendo-soportando, quizás como todos los tiempos...

Para terminar quisiese recordar, en mor de homenaje a Cavafis estos versos:

“Porque rompimos sus estatuas,
porque los arrojamos de sus templos,
no por eso los dioses están muertos […]”.
Caminero, Jmm
Caminero, Jmm


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania