Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Adagios XII de Juan de Portoplano

viernes, 20 de abril de 2018
Entendemos el fragmento-frase-enunciado-aforismo-apotegma-adagio-sentencia como el intento de encerrar en unas docenas de palabras, una cosmovisión y una microvisión. Combinar el ello y el yo y el superyo, o combinar la realidad con la multitud de concepciones que se han ido dando sobre todo, más los idealismos-utopías, con las metas y fines, además de los intereses, y las pasiones-deseos-pulsiones y emociones-sentimientos. Combinar todo ello, en un producto, que sea además o tenga parámetros de realidad y de verdad y de bondad. Créanme es muy difícil. Una frase simple y sencilla, es mucho más de lo que aparenta.

- Unir en una frase en entretenimiento y la erudición, lo explicable y explicado y lo que podría ser explicado en el presente y en el futuro.

- El odio y la inquina y el rencor y la envidia que muchos individuos tienen a los estratos sociales o personas que han tenido más éxito en la vida, si no pueden pagarlo y vengarse de ellos, si lo hacen, si alrededor les cae un individuo, que viene de un estrato social más elevado, puede que con los votos defienden una ideología, pero con la aptitud de la existencia están defendiendo otro.

- Los que creíamos en utopías moderadas, gestionadas por personas moderadas, hemos visto que los lagos azules se han convertido en charcos llenos de barro.

- Para qué escribir una frase más, para que pensar una frase más, para qué un dibujo más, para que una pintura en papel más, si al final, a nadie o a casi nadie le interesan. Si tienes que ir mendigando si quieren aceptarlas en donación en una biblioteca para que se pueda conservar, o en el depósito de un museo o fundación. Para qué, para qué enviar veintinueve mil páginas escritas a esos vientres de la información, denominados bibliotecas o archivos, para qué intentar donar cien pinturas en hojas de papel, a museos y fundaciones. Para qué ir mendigando que quieran conservarlo para la posteridad, si a nadie les interesa.

- Sobre todo se puede reflexionar, pequeño o grande, natural o social o cultural, interior y exterior, sobre todo se ha pensado-escrito-pintado, o sobre casi todo, y sobre casi todo, habrá algunos aciertos y algunos errores. Lo que cuenta, es si la persona polígrafa o artista, lo intenta hacer con buena voluntad y buscando el bien y la verdad, y no solo su interés de pasar a la historia del pensar o del arte, o recibir la plata, que por otro lado tiene derecho, o si quiere llevarte hacia una ideología o quitarte de otra. Eso es lo que tienes que examinar.

- Todo ser humano, varias veces, en el existir, se siente perdido en el mundo.

- Existen tantos temas en la vida, que no sabemos lo que deben ser y lo que son, y empiezan las aptitudes e intereses con metas sociopolíticas. Unos, unos defienden un lado, otros, otros defienden otros.

- Que la sombra de tu bisabuelo o bisabuela, buena o gris, no apague tu pequeña sombra.

- Rechazabas a aquella persona porque tenía siete dedos en cada mano, o solo tenía tres en cada miembro, pero ahora quieren que acojan a tu nietecito que tiene tres brazos y tres piernas. Veías bien el rechazo de aquella persona, ni siquiera te acuerdas que lo minusvalorabas, ninguneabas, marginabas, silenciabas, te reías de ella, te mofabas, según el grado, pero ahora, quieres que a tu biznieto o biznieta sea acogido por la sociedad, y no sea ni levemente despreciado, ni dejado en el último lugar…

- ¿Revientan más los fracasos, de las personas de alto nivel moral, o que lo intentan, o los fracasos de aquellas personas que nunca han tenido una ética demasiado clara, sino más bien debida a los intereses, a las situaciones…?

- En tu rincón, tapado por un abrigo semirojo, ya descolorido por el paso del existir, intentas vivir y sobrevivir, intentas respirar otro día, e intentar entender lo que sucede en otra mañana y tarde y noche, e intentar, ya que sabes que estás en la vertiente y pendiente final de tu existir, uno o diez o veinte años, ya que estás al final, intentar no poner una mancha de negro en la realidad de toda un camino intentando buscar y encontrar el bien-bondad-veracidad-verdad-equidad-prudencia. Intentas no fastidiar el final, sea pequeño o grande en el tiempo…

- A tantos, durante años y décadas has enviado cartas con escritos, cartas de diversa forma, cartas con fotografías de pinturas, cartas para que te acojan, cartas para que aprecien en algo tu labor de agricultor de la cultura, de podador de ideas y emociones y sentimientos y conceptos, y siempre esperando, que alguien te dijese un parecer, bueno o menos bueno, pero nunca, de miles, docenas de miles, sin exagerar, nunca, nunca tuviste la carta de respuesta. Cuánto en estos últimos tiempos, habrías agradecido que alguien, con racionalidad, con respeto, te hubiese indicado, “no tiene valor lo que has hecho”. Al menos, así descansarías, habrías pasado tus últimos años que te quedan, ya sin esforzarte, ni por laborar, sembrar, recoger los productos de la tierra, tu pequeña cultura. Habrías pasado tu final, en el sosiego del que sabe que ha fracasado totalmente, no como ahora, que no sabes si tiene algún valor o solo has sembrado sal en la tierra.
Caminero, Jmm
Caminero, Jmm


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania