Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La política italiana y el futuro de Europa

viernes, 13 de abril de 2018
Nuestro colaborador en Estados Unidos, el prestigioso Profesor Jeffrey Sachs, se asoma en el artículo del día a la política europea preocupado por el futuro de Europa. Define a Italia como un pivote entre el Norte y el Sur de Europa ya que está en la frontera entre el prospero Norte de Europa y los países del Sur atenazados por la crisis y entre la Europa abierta y la atrapada por el nacionalismo atávico.

El Presidente Mattarella a partir del 12 de abril celebra nuevas consultas para formar gobierno. Recordemos que los partidos populistas obtuvieron en las elecciones del 4 de marzo, entre ellos, la mayoría absoluta frente a los partidos tradicionales.

El Movimiento Cinco Estrellas obtuvo el 32,68% de los votos con un éxito rotundo en el Sur de Italia, que los italianos lo conocen como Mezzogiorno, mientras que la Liga consiguió un 17%, pero formando coalición con Fratelli d’Italia y con Forza Italia suben hasta el 37%. El Partido Democrático de Renzi obtuvo el 18,72 %.

Unos resultados muy complicados frustran la operación Berlusconi, que parece un gato de siete vidas, que deseaba hacer una alianza entre los partidos democráticos más moderados y proeuropeos, pero su problema ha sido que dentro de su coalición el primer partido sea la Liga de Salvini, cuyo programa es xenófobo y antieuropeo.

El líder del Movimiento Cinco Estrellas Luigi Di Maio es un político muy joven con 31 años, sin curriculum universitario y con una pequeña experiencia política como vicepresidente de la Cámara en la precedente legislatura. Su intención es formar gobierno como sea y para ello ha tendido la mano al Partido Democrático, cuyo líder Matteo Renzi salió muy mal parado en los comicios de marzo.

Todo un “imbroglio” a la italiana. Por su parte Sachs recomienda al PD que se alíe con el Movimiento Cinco Estrellas para amortiguar las políticas extremistas de este singular partido, fundado por un periodista Casaleggio y un cómico antisistema Beppe Grillo. De esta forma, al experimento de lo nuevo, se añadiría la experiencia que tiene la socialdemocracia en Europa.

Sachs insiste mucho en que la Unión Europea y su eje Franco Alemán han fomentado el populismo por su política suicida de austeridad que ha puesto contra las cuerdas a los débiles gobiernos del Sur de Europa. Además, achaca al apoyo incondicional que han prestado a la política de Estados Unidos en Oriente Medio, el despilfarro militar y, esto es muy importante, ha creado la cuestión de los refugiados que para Jeffrey es el resultado de esta política de injerencia americana en esta zona tan delicada del mundo.

Una tercera reflexión es que mientras el Norte de Europa innova y el Sur se ahoga en protestas estériles y aquí Italia, sobre todo su poderoso Norte, puede ser el pivote del que hablábamos al principio, para fomentar la innovación también en el Sur de Europa.

Sachs, como buen demócrata kennediano, desea una Unión Europea fuerte y vibrante para sostener el desarrollo sostenible, la innovación y el crecimiento basado en la inversión y que proporcione un bienestar y brinde un futuro a los ciudadanos.

En resumen, política expansiva que pase pagina de la austeridad, reforzamiento de la Unión Europea y que pueda convertirse en mediadora entre la pujante tecnológicamente China, la América de las oportunidades y la Rusia con sus aspiraciones de gran potencia.

En ese sentido el papel de Italia, que recordemos es uno de los seis países fundadores de la Unión, es vital para trazar una política imaginativa que se base en el consenso internacional y que apoye las decisiones de las Naciones Unidas.

Italia es clave para el futuro de Europa. Felipe González, el líder social demócrata español, hablando de la situación política española repite siempre que se parece a Italia pero sin italianos. En Italia, no sé si por la influencia del milagrero Padre Pio es posible conseguir amalgamas muy difíciles y además existe el convencimiento que lo importante en un país no está tanto en la política del gobierno como en la creatividad y la fuerza de la sociedad civil.

Deseo por último, compartir con mis amables lectores esta idea de Sachs que creo tiene razón en que la tan traída y llevada cuestión de los refugiados surge de una política absurda de intervención en Oriente Medio por parte principalmente de los Estados Unidos. Destruir países como Iraq y como Siria debe pesar sobre nuestra conciencia de europeos. Naturalmente ahora ya no se puede hablar de integración de los refugiados sino de como reconstruir y dar vida a estos países de Mesopotamia que no olvidemos son la fuente de la civilización actual.

Respecto a España no dice nada, pero recordemos ‎el refrán "cuando las barbas de tu vecino veas afeitar pon las tuyas a remojar". Ojo al parche.

Joaquín Antuña
joaquinant@hotmail.com
Antuña, Joaquín
Antuña, Joaquín


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania