Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Del yo y del correcto autocontrol de si mismo IV

viernes, 13 de abril de 2018
Creamos que después de esta vida existe Otra, o creamos que solo existe esta vida. Sea cual sea la concepción que tengamos, o estemos en la duda permanente. Debemos saber, que nuestros actos y palabras y pensamientos y deseos y pasiones y emociones, influyen sobre nosotros mismos y sobre los demás. En mayor o menor medida, según situación personal, etc. Por lo cual, es necesario y obligatorio, hacia el deber de uno mismo, hacia los demás, igual que intentamos utilizar de la forma más correcta, el automóvil que tenemos o el ordenador que utilizamos, hacer lo mismo, al menos, lo mismo con uno mismo, es decir, tener el mejor y mayor autoconocimiento y autocontrol de si mismo, y por consecuencia, la sombra que aportaremos a los demás, será la mejor y de la forma más efectiva o eficiente…

- Pueden, de hecho, nuestros actos, algunos, al menos, tienen sobre nosotros, una importancia y sombra enorme, es decir, tienen más importancia de la que pensamos, y desde luego también sobre otras personas, una o dos personas más, o cincuenta o cien personas más. Incluso con importancia para generaciones futuras. La Historia e historia está llena de esos actos y de esas realidades…

Partiendo de este aserto o enunciado, quizás comprendamos, que bebas demasiado o no, que conduzcas a mucha velocidad o no, que estudies seriamente o no, que tal o cual cosa o no, no solo tiene importancia para ti, sino, casi siempre para los demás, sean muchos o pocos…, presentes o futuros…

- ¿Alguien valora, como virtud ética y moral, como virtud espiritual-religiosa y, como utilización racional de la razón, la prudencia y la discreción?

¿Utilizar de forma correcta el cerebro-psique-mente-entendimiento-razón? ¿Correcta, en sus conceptos-contenidos, en sus formas y maneras, en su utilización y en la recepción de ideas, datos, hechos, experiencias, vivencias, y en la narración o contar a los demás, es decir, hablar-expresar lo que uno piensa-siente-desea-habla…?

- Casi todos los males que ocurren, que toda persona sufre de si misma y de los demás, es que alguien, uno consigo mismo, o uno con otro individuo u otros individuos, u otra persona u otras personas no tienen un control correcto de un aspecto de la realidad, un saber o conocimiento no correcto de una realidad en sí o, y de un uso incorrecto de la ética o de la moralidad. Es decir, un uso incorrecto de la verdad, o un uso incorrecto del bien o de la bondad moral. Además, si se es creyente, de un uso incorrecto de una norma moral espiritual o religiosa.

Casi todos los males, que un sujeto se hace a sí mismo, o a los demás, tienen estos componentes, factores de estos tres grupos de realidades socioculturales o socioideológicos o sociomorales.

Pero me temo, que indicar esto, es como escribir sobre el agua de una catarata.

- Lo más difícil de una persona es gestionarse de forma correcta a sí mismo. De forma correcta desde el punto de vista del saber ortodoxo y de la moral más correcta. De gestionar de forma correcta sus deseos y pasiones, sus emociones y sentimientos, sus ideas y sus conceptos, sus actos y hechos, etc...

Un ser humano tiene que estar y ser en el mundo, y consigo mismo, pero tiene que cada día intentar gestionarse de forma correcta a si mismo y en si mismo, consigo mismo, y de si mismo en el mundo.

- Con una ética y moral incorrecta, y no verdadera, en muchos puntos o en pocos, el ser humano se pierde a si mismo en si mismo, y a sí mismo en la sociedad y a sí mismo en la naturaleza, y al final, la sociedad y el Estado y la Cultura se enflaquece y se debilita.

Creo que muchos males que estamos padeciendo, en todos los siglos, se deben a no conocerse a si mismo de forma correcta, a no tener una moral correcta, a no tener un auténtico y correcto autocontrol…

- Autocontrolar de forma correcta a si mismo es lo más difícil, o autocontrolar en verdad y en bondad, con el saber lo más ortodoxo a si mismo, es de lo más difícil en cada existencia humana, para ello hay que autocontrolar de forma correcta y adecuada, en verdad-bondad, las pasiones-deseos-pulsiones-libidos de uno mismo, las emociones-sentimientos de uno mismo, la lengua-habla de uno mismo, los actos de uno mismo, los pensamientos-memoria-inteligencia-libertad-voluntad de uno mismo.

Es decir, autocontrolar de forma correcta y adecuada, en su justo punto, a y en todos los niveles, en verdad y en bondad, el complejo, que se ha denominado irracional del ser humano, de uno mismo, y el complejo racional de uno mismo… Cosa que es enormemente difícil y complejo, y cosa que es difícil que cada ser humano, unos caigan en unos parámetros, y otros caigan en otros, o dicho de otro modo, unos caigamos en unos errores, teóricos o prácticos, por diversas razones, y otros caigamos en otros…

Comprendo que no sean tiempos, para plantear estas preguntas, ni sea su deseo que nadie en un modesto artículo periodístico le ponga frente a estos espejos, que en definitiva, son usted y usted mismo. Pero debo indicarle, que la razón de un escritor o pensador, por muy modesto que sea, es intentar aportar algo, no hacerle perder el tiempo a usted, ni a si mismo…
Caminero, Jmm
Caminero, Jmm


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania