Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Lo que publiqué de la Familia Cela (11)

jueves, 22 de marzo de 2018
Titulo Nobiliario de Marqués de Iria Flavia

El Real Decreto 1137/1996, de 17 de mayo, por el que se otorgó el título de Marqués de Iria Flavia a don Camilo José Cela Trulock, dice:

“El cultivo eminente de la legua castellana y la extraordinaria contribución a la creación literaria de don Camilo José Cela Trulock, universalmente reconocidos, merecen ser destacados de manera especial, por lo que, queriendo demostrarle Mi Real aprecio, Vengo en otorgar a don Camilo José Cela Trulock el título de Marqués de Iria Flavia, para sí y sus sucesores, de acuerdo con la legislación nobiliaria española”.

Dado en Madrid a 17 de mayo de 1996.
Juan Carlos R.
La Ministra de Justicia.
Margarita Mariscal de Gante y Mirón.


El escudo del Marquesado de Iria Flavia

El diseño del escudo marquesal de Iria Flavia fue realizado por el doctor en Historia Medieval Eduardo Pardo de Guevara y Valdés, director de Instituto de Estudios Gallegos Padre Sarmiento y a su vez Vicepresidente y asesor de la Comisión de Heráldica de la Xunta de Galicia y miembro del Consello da Cultura Galega, ello entre otros cargos. Según el autor y diseñador del escudo, la idea del Nobel de Literatura, era tomar para sí el famoso jaquelado con veros que portaron en los siglos medievales los Celas del entorno betanceiro; pues D. Camilo lo mismo que generalmente ocurre con personas profanas en temas heráldicos, creía ingenuamente en la exacta correspondencia entre los emblemas y los apellidos. Pero comprendió rápidamente la explicación dado por el especialista en la materia y convinieron hacer un escudo de nuevo diseño, tanto de las divisas y de los elementos decorativos.

Diseñándose en campo de azur dos plumas de oro acompañadas de tres veneras y, en jefe, de una estrella. Con ello, quedaban plasmados sus dos ejes vitales: la vocación literaria e Iria Flavia, denominación de su dignidad nobiliaria y lugar, sobre todo, donde la tradición ha situado la arribada de los discípulos de Santiago, portadores de los restos apostólicos. Al timbre, como tenia que ser natural corona marquesal.

Completando el blasón dos unicornios, invento literario de los poetas, además de ser piezas heráldicas “tan británicas” lo que de alguna forma recordaba a los Trulock. Estos unicornios llevan cada uno una medalla de oro y cordón del mismo mental alusivas al Nobel. Además se completa el escudo con el lema: “El que resiste gana”, cuyo testo está en castellano y no en latín, como es recordatorio del Premio Cervantes (1).

Te diría al oído la palabra todo
si descubriese de repente que sirve para algo
y vale para lo que quisiera que me oyeras
en un profundo silencio.
Sé bien que me estoy muriendo pero no de vejez sino de amor
y también sé que te estoy matando pero no de juventud
sino de amor
(aunque esto sea muy difícil de explicar).
Cuando la esperanza se convierte en quebradiza realidad
y todos los misterios están ya maduros para dejar de serlo
una rara sensación de dolor invade el corazón del hombre
y pide auxilio a los fantasmas.
Sé que no me negarás un recuerdo de mínima caridad
la amargura del olvido del luto que ya no lo es.
Tus palabras no me sirven pero me están ayudando a morir
de estupor.
Te juro que ignoraba los casi cien acrósticos
todos bellísimos y ciertos
que podían hacerse con las letras de la palabra amor.


El último poema de C.J.C., ABC, 18 de enero de 2002, página 3 que fue orlado para esta edición por el pintor lucense José María Lugilde Pena.


NOTAS:
1. Pardo de Guevara y Valdés, Eduardo: El Correo Gallego, 18/1/2002.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania