Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Tres nuevas criptomonedas que van a dar que hablar

miércoles, 28 de febrero de 2018
El de las criptomonedas es un espacio económico que no deja de renovarse y en el que, salvo el liderazgo del Bitcoin sobre el resto de las divisas electrónicas, el resto de posiciones parecen ser susceptibles a cambios repentinos debido a la extrema volatilidad de estos productos.

Por ello, cualquier inversor que se preocupe un mínimo de estar al tanto de todas las novedades del sector puede apostar por las últimas promesas del mercado, las más novedosas incorporaciones que cuenten con un importante potencial alcista. A continuación, os dejamos tres recomendaciones de las últimas promesas del mercado de las criptodivisas. Tres divisas electrónicas que pueden ser una buena opción, asequible y con futuro, para adentrarse en el mundo del trading online.

Monero, la privacidad hecha divisa electrónica

No es de las más recientes, pero sí de las que cuenta con un mercado menos explorado por sus competidores. Monero es, hoy en día, la moneda de la Deep Web gracias a su alta privacidad. Y esto, claro, le aporta un segmento del mercado por el que casi no tiene competición.

Gracias a su un gran nivel de opacidad, esta criptodivisa es el elemento perfecto para llevar a cabo cualquier tipo de transacción en la que sus titulares no quieren que su nombre aparezca por ninguna parte. Pero esta ventaja es, a su vez, uno de los factores que juega en su contra. Al fin y al cabo, que aparezcan nuevas regulaciones más estrictas o que, de alguna forma, el mercado se mueva en su contra para no permitir tal grado de privacidad son factores que pueden acabar con el upside de esta criptodivisa.

Veremos lo que acaba ocurriendo con Monero, pero lo que está claro es que esta divisa electrónica cuenta con algo de lo que muchas otras -salvo el Bitcoin- no pueden presumir: un público fijo y fiel.

XLM de Stellar

El XLM es una de las criptomonedas más recientes del mercado y la que cuenta con un mayor potencial alcista. Esto se debe, principalmente, a que Stellar, la compañía que apoya todo su sistema sobre esta divisa electrónica cuenta con un enfoque novedoso para el mercado: ni trata de discutir la hegemonía de las divisas clásicas sobre gran parte de la economía, ni es una especie de ‘caballo de Troya’ del sector financiero en la industria de las criptomonedas. Más bien, lo que Stellar pretende, es funcionar como una plataforma de intercambio entre monedas electrónicas y divisas de toda la vida, dando lugar a un futuro conjunto.

El enfoque propuesto por Stellar debe ser el correcto, ya que el precio del XLM ya ha sufrido fuertes subidas a finales del año pasado. Veremos cómo se sigue comportando esta criptodivisa de aquí a final de año, pero lo que está claro es que cuenta con la confianza de gran parte del sector tecnológico tradicional. Y no es para menos. En las filas de Stellar nos encontramos nombres tan exitosos de la industria como Keith Rabois, Patrick Collison o oi Ito. Una pléyade de estrellas para un proyecto que pisa fuerte.

IOTA

La diferencia de IOTA respecto al resto de productos del mercado de criptomonedas es que no utiliza un sistema blockchain en el que sostenerse, sino que cuenta con su propio método de transacción: el tangle. Este sistema, en vez de funcionar como un conjunto de bloques -como es el caso del blockchain-, actúa más bien como un sistema de nodos interconectados que, además, no aporta comisiones a los miners. Todo lo que requiere de los usuarios es que, antes de hacer una transacción, verifique otras dos.
IOTA ha crecido mucho durante los últimos meses, en parte debido al anuncio de varios acuerdos con firmas como Microsoft y Fujitsu. Aunque la supuesta asociación con el gigante tecnológico ha sido, más bien, un malentendido, IOTA se ha mantenido como una de las divisas con mejores resultados durante el 2017.

La filosofía y objetivo de esta moneda es claro: convertirse en la divisa de intercambio para las pequeñas operaciones en el internet de las cosas. Es decir, la moneda para esas pequeñas compras -ropa, libros, complementos, detalles, etc...- que todos compramos a través de la red. Si lo consigue, su precio subirá exponencialmente.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania