Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

¿Quiénes recurren a los implantes dentales? ¿Y por qué?

viernes, 23 de febrero de 2018
Si bien es cierto que los implantes dentales cumplen una importante función a nivel estético, no se puede olvidar en ningún momento que su principal finalidad es recuperar los dientes perdidos.

Estos implantes sustituyen una o más piezas dentales ausentes, para que la persona pueda tener una vida totalmente normal, hablando y comiendo sin problema alguno. Por otro lado, a pesar de que la falta de dientes no sea un problema para el paciente en su calidad de vida, los implantes hacen que este pueda lucir una mejor sonrisa.


Los implantes son especialmente utilizados por los mayores

Hoy en día, son las personas mayores las que más recurren a la utilización de los implantes, ya que esta generación ha perdido piezas dentales con el paso del tiempo, debido a la mala higiene y alimentación propias de épocas pasadas, tales como la posguerra.

En esos tiempos no había mucha información ni conciencia acerca de la importancia de la higiene bucal. Por otro lado, antiguamente se recurría rápidamente a extraer piezas y no a conservarlas, ya que esto era más sencillo teniendo en cuenta los conocimientos de antaño.

Los jóvenes también usan los implantes dentales

No obstante, las generaciones más jóvenes recurren también al uso de uno o más implantes, debido a otros factores. Entre los cuales, el principal continúa siendo la higiene. Esto, dicho sea de paso, ha provocado que hoy día el dentista sea un perfil profesional especialmente demandado.

Muchos jóvenes pueden sufrir de caries avanzada. Se trata de una enfermedad provocada por el ácido que producen las bacterias de la boca, a la hora de comer cualquier alimento con carbohidratos, tales como el arroz o el azúcar. Este ácido origina cavidades en el diente en el cual se alojan las bacterias.

Pero el riesgo de padecer caries va sobre todo en función del tiempo que los dientes estén expuestos a ello. De forma que una mala higiene dental puede ser el factor desencadenante, ya que existen mayores probabilidades de caries.

Una solución cuando no se puede recuperar la pieza natural

En algunos casos, la destrucción de los tejidos llega a ser grave y alcanza al nervio, por lo cual este se debe matar. En el caso de que el diente no se pueda reconstruir, habrá que sustituirlo por un implante dental.

Hay que tener presente que los problemas periodontales también pueden ser un motivo para recurrir a los implantes. Cuando se acumula sarro en los dientes, este puede destruir el hueso que los soporta, por lo cual la pieza se afloja y acaba perdiéndose. La solución está una vez más en los implantes dentales, o las prótesis fijas o removibles (en caso de que se hayan perdido varias piezas).

La higiene, un aspecto fundamental para evitar el implante dental

Otras enfermedades y problemas pueden obligar también a ponerse un implante dental. Este es el caso de la agenesia dental, los traumatismos o las fracturas. Pero cuando se trata de una enfermedad dental, esto se puede evitar siguiendo una rutina de higiene adecuada tanto dentro como fuera de casa. Esto incluiría: cepillarse los dientes al menos tres veces todos los días, utilizar enjuagues bucales e hilo dental, acudir periódicamente a revisiones y realizar higienes dentales profesionales.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania