Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Lo que publiqué de la Familia Cela (7)

jueves, 22 de febrero de 2018
El topónimo Cela
Palabras aún vivas, emparentadas con los topónimos Cela y Celeiro son cela, con sus múltiples significados, todos ellos referidos a pequeños habitáculos, de cuarto, o cuadra de reducidas dimensiones, aposento pequeño de un convento, compartimento donde las abejas depositan la miel, etc... si bien, como antes se indicaba, el significado primitivo de voz cella debió referirse a una pequeña instancia. Otra palabra actual, aún más explícita y usada, es la de celeiro, igual al del topónimo, con significados tan contundentes como local donde se guardan cereales, paja seca, lino y otros productos agrícolas, o pequeña casa terrena en la que vive una persona pobre. Este significado nos recuerda y nos pone en contacto con los llamados celeiros o celeiriños, actualmente a punto de desaparecer, que son nombres de las humildes casitas de los alfareros de la localidad coruñesa de Buño (1).

La Casa de Cela, en el pueblo de Meizarán, ayuntamiento de Triacastela, es un amplio caserón de planta rectangular, formado por piso bajo y planta alta; la cubierta a cuatro vertientes, con pizarra del país, soportado mediante fuerte armazón de vigas y tablas. Tanto los marcos de las puertas, como lo de las ventanas están realizados en labrados bloques de piedra; mientras que las otras partes de las paredes fueron hechas a base de chacote y parcialmente recubiertas por argamasa. Este amplio caserón conserva bastante bien toda su estructura original y no ha sido alterado exteriormente; además guarda algunos muebles del siglo XIX, documentos y libros antiguos, muchos de ellos encuadernados en pergamino.

Por la inscripción que está grabada en un dintel de una ventana, podemos saber que la obra fue reedificada en 1852, dicha inscripción figura en numeración romana (MDCCCLII), fachas en las que la familia Cela de esta casa tenía buenas posesiones y percibían rentas de foros y arriendos. Al realizarse en 1753 el Catastro de Ensenada, figura empadronado en la misma Antonio Cela, hijo legítimo de Domingo Cela y de María Valcarce, vecinos todos ellos de la mencionada vivienda. El referido Antonio Cela a la sazón se hallaba casado con Clara Fernández, hija legitima de Antonio Moeda y de María Fernández, ambos vecinos del lugar de Quintá, municipio de As Nogais, él empadronado debió nacer hacía la década de 1690, dado que entonces (1753) era mayor de los sesenta años, viviendo en compañía de su esposa dos hijos menores de los dieciocho años, una hermana y dos criadas.

Las rentas que pagaba eran de catorce reales y ocho maravedis por un censo que pertenecía al monasterio de Ntra. Sra. de Penamayor y otros catorce reales con ocho maravedis en concepto de limosna de diez misas de aniversario al cura párroco de la feligresía de San Juan de Torés (2).

La capilla de Meizarán
Dicha capilla mide (5,40 x 4,40 m.), se halla en la parte superior del poblado. Es una construcción, baja y rústica, cubierta a dos vertientes, con porche formado por la prolongación de los muros laterales que forman la nave. Puerta y laterales con balaustres de madera, el piso cubierto por lajas de piedra y la imagen titular es san Antonio, talla que mide ochenta centímetros (3).

Con anterioridad a la desamortización dicha ermita era propiedad de los dueños de la casa de Cela, había sido fundada y dotada por María da Riveira y su esposo Domingo de Cela; dicha señora en su testamento otorgado en 8 diciembre de 1674 ante el escribano, dice: “...Iten digo que en discurso del tiempo que estubimos casados yo y mí marido hicimos por nuestra deboción una ermita a nuestro padre san Antonio de Padua y en ella la ymagen del glorioso Santo con los ornatos; para que no fuese en disminuzión mandó que dicho Domingo de Zela, su nieto e hijo respectivo del referido Antonio de Zela y Granzia González da Pena tubiese obligación de reparar y conservar la referida ermita, y a fin de que fuese mas en aumento por la bía y remedio y mas firme fuese, le mandó hubiese y llevase por ayuda de lo sus dicho y todo tiempo de siempre jamás seis fanegas y media de pan de zenteno de renta en cada un año con el derecho de su propiedad situadas y según se las paga, y devian de pagar, dos fanegas y media Antonio Rodríguez y sus herederos por el Prado llamado Dafonte en el Lugar de Pando, ôtra fanega y media en casa de Lucas y Alonso Tourón vezinos del citado Meizarán, y las gravan por el Prado llamado Do Río, y dicho su nieto fuese obligado y la pena que le subcediese âdemas de reparar dicha ermita, mandar dezir por día de San Antonio de cada un año una misa al a Virgen de la Concepción en dicha ermita para siempre jamás cuya pensión fundó sobre las dichas seis fanegas y media de pan de renta para satisfazion de su limosna y reparos...”. Por el pago de dichas rentas se originó un largo pleito en 1764 entre Manuel de Cela contra Carlos Celeiro, Manuel Tourón, Domingo Tourón, Antonio de Aira, Manuel de Aira, María Rubio, Domingo Fontal, Manuel Carballo, D. Francisco Quiroga, D. Froilán Quiroga y otros. Siendo dictada en 1765 sentencia a favor de Manuel de Cela, “...debemos fallar y fallamos contra Carlos Celeiro y mas partes dejen libre en el plazo de nueve días los bienes de dicha capilla y sean restituidos a Manuel de Cela (4)...”.

La genealogía
Julio de Atienza, en su obra “Diccionario Heráldico de Apellidos”, menciona que este apellido es gallego y lleva por armas dos jaquetes de moro y una espada”. Alfredo Basanta de la Riva, en la obra “Sala de Hijosdalgo”, hace referencia a cuatro expedientes de hidalguía que se custodian en la Real Chancillería de Valladolid, que corresponden a Gonzalo Cela, vecino de Santiago de Cereixido, en el concejo de Cervantes, año de 1576; Benito Prieto Cela, vecino de la villa de Villafranca del Bierzo y natural de Cacabelos, año 1814; Juan de Cela, vecino de la jurisdicción de O Cebreiro 1576 y por último Juan Cela; vecino de Zanfoga, jurisdicción de O Cebreiro, año 1585.

Gregorio de Cela, vecino de la feligresía de Lousada, ayuntamiento de Pedrafita do Cebreiro, en 21 de noviembre de 1596 por ante el escribano de O Courel Matías Álvarez otorgó escritura foro a favor de Domingo Fernández, vecino del mismo lugar de un prado que tenía a donde dicen Fonte en el pueblo de Pallarvello, en pensión y renta cada año y para siempre jamás de una tega de centeno pagado por cada día de nuestra señora de agosto o septiembre (5).

Mendo de Cela, vecino de Padornelo, municipio de Pedrafita do Cebreiro, otorgó testamento ante el escribano de Triacastela Cristóbal da Regueira en 27 de octubre de 1614. Hijos de Mendo de Cela y de su mujer fueron: Andrés, Juan, Pedro y María Cela (6).

En el Archivo del Reino de Galicia, A Coruña, están custodiados varios legajos provenientes de la jurisdicción de Torés, en los que aparecen personas con el apellido Cela; así en el Catálogo de montes, en un documento del año 1617 figura Juan de Cela esposo de Magdalena de Cela, con Agustín López y Pedro Raposo, sobre corte de leñas en los montes de la jurisdicción de Torés: “Venito Fernández, en nombre de Juan de Cela, como, marido y conjunta persona de Madalena de Cela, su muger, digo que la Justicia de Torés de pedimento de Agustín López y Pedro Raposo. Anprocedido y proceden contra mi parte y la dicha muger. Por decir avian avido cierta pendencia con los susodichos y ansimismo, por ciertas denunciaciones que contra ellos hiço y sus criados el dicho Pedro Rraposo sobre aver cortado ramas y leña de piornos y acebo; otros autos de oficios y depedimento de don Pedro de Volaño hicieron cierta ynformación por decir fueran al Chao Datrapa y avian llevado cierta leña y por aver causado ciertas trabas y por ello, tienen presa a la muger de mi parte a muchos dias prende de todo dicho y procedido por la dicha justicia, y de la ynjusta prisión en que le tiene, cuia ante Vssª apelo, y no presentó, pido revocación y serme dado conpulsoria para los autos. Pido, Justicia e costas (7)”.

En 1628 Domingo de Cela, vecino de Meizarán; Francisco Daira y consortes con Vasco Sánchez de Ulloa, esté merino de Torés, sobre que no tuviese más de un aguacil que era lo que correspondía a dicho jurisdicción en vez de tener cinco; dado que dichos aguaciles se dedicaban incomodar y molestar a los vecinos, y poder de estivadar los montes que consideraba de su propiedad y no de Vasco Sánchez de Ulloa (8).

Otro documento del año 1621, señala que Juan de Cela, labrador, vecino de Viladicente, As Nogais; ejercía de procurador general en el concejo de Augueira y que se querelló contra la justicia de la jurisdicción de Torés por los montes que eran de su parte y otras causas contenidas en dicha querella, tales como el aprovechamiento de los referidos montes, principalmente los de producir centeno. Dicha causa fe vista en el Sala de la Real Audiencia de Galicia el día 5 de febrero de 1621 (9).

En 1625 se entabla pleito ante la justicia de Torés entre Pedro de Sierra como marido de Dominga da Roda, padre legítimo y administrador de Domingo Fernández; Pedro do Lago su propio curador de una parte. Alonso Pérez como marido de Catalina de Cela, Bartolomé Pombo en calidad de marido de Magdalena de Cela; Mendo Capón por la que le toca como marido de Juliana de Cela que se hallaba en rebeldía. En dicho proceso se hace referencia a que Pedro de Cela tenía una propiedad en el “lugar de Cela” que había heredado de su difunto padre también llamado Pedro de Cela (10).

En 1635 Domingo de Cela, vecino de Meizarán, hermano de Bartolomé de Cela, éste fallecido y con sucesión, hijos legítimos que habían quedado de otro Domingo de Cela el viejo, entabla pleito contra Bernardo Díaz, Agustín Díaz de Valcarce y Pedro Álvarez por los montes y heredades que comprendían desde el “Camino que venía del lugar de Cormes para dicho lugar de Merelle y montes de san Pedro”; dichas tierras radican en términos de Morcelle (11).

En 1645 Pedro de Cela con Domingo Cela y otros, sostiene pleito ante la justicia de Torés sobre la posesión de los bienes de Pedro de Cela en la jurisdicción de Torés.

En 1671 Antonio de Cela hace llegar al juez de la jurisdicción de Torés varios documentos relacionados con la depositaria de penas de Cámara.
También en el Catálogo de vínculos y mayorazgos figura en unos documentos de 1674 Manuel de Cela con María Rubio y Domingo Fontal y otros, sobre la reivindicación de los vienes del vínculo de Torés (12).

En 1798 Juan Luis Cela, natural de la casa de Cela de Meizarán y vecino de Nullán, compró a Manuel López do Barreiro, vecino del mismo lugar un prado en el sitio da Pedreira, de tres ferrados de sembradura, en precio y cuantía de 800 reales. Además de haber aceptado un foro otorgado por don Joaquín Valcarce Ribadeneira, señor de la casa de Barja de Lor (Quiroga. Por dichas propiedades posteriormente se entabló un proceso judicial (13).

En 1840 Antonio María Cela Pombo, vecino del lugar de Moire, en la parroquia de Sta. María de Carballeda, Ourense, entabla pleito con su hermano José Antonio Cela Pombo, dueño de la casa de Cela en Meizarán, ello por el pago de las legítimas paterna y materna que en dicha casa y propiedades le correspondía, cuyos cupos habían sido valorados en 4.640 reales de vellón, dicho legajo consta de más de cuatrocientos folios, en el mismo se contienen interesantes datos genealógicos y de posesiones de la familia Cela de Meizarán y de los Fernández de Moire (14).

NOTAS:
1. Cabeza Quiles, Fernando: Os Nomes do Lugar. Pag. 128.
2. A.H.P. Lugo. Catastro de Ensenada, feligresía de San Juan de Torés.
3. Inventario Artístico de Lugo y su Provincia. Tomo III, pag. 349/350.
4. Archivo del Reino de Galicia. Fondo de la Real Audiencia de Galicia. Legajo 15683/77.
5. A.H.P. de Lugo. Escribano de O Courel Matías Álvarez, ( ref.2407/01, folio 582).
6. A.H.P. de Lugo. Escribano Cristóbal da Regueira, (Ref.6834/05).
7. Archivo del Reino de Galicia. Documentación de la Real Audiencia de Galicia. Legajo 13404/17.
8. Archivo del Reino de Galicia. Documentación de la Real Audiencia de Galicia. Legajo 10.070/52.
9. Archivo del Reino de Galicia. Documentación de la Real Audiencia de Galicia. Legajo 4625/27.
10. Archivo del Reino de Galicia. Documentación de la Real Audiencia de Galicia. Legajo 25518/83.
11. Archivo del Reino de Galicia. Documentación de la Real Audiencia de Galicia. Legajo 10884/42.
12. Archivo del Reino de Galicia, A Coruña: Catálogo de montes, legajo 17, ref. 13404; legajo 52, ref. 10070. Catálogo de oficios, legajo 42, ref. 3814; legajo 104, ref. 24352; Catálogo de particulares, sig.17354/55; 10884/42; sig.4625/109; Catálogo de vínculos y mayorazgos, sig. 15682/77.
13. Archivo del Reino de Galicia. Documentación de la Real Audiencia de Galicia. Legajo 17091/17.
14. Archivo del Reino de Galicia. Documentación de la Real Audiencia de Galicia. Legajo 15130/42.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania