Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La fibromialgia

martes, 13 de febrero de 2018
La fibromialgia:
esa gran desconocida que afecta mayoritariamente a mujeres

Dolor en los músculos, fatiga, problemas de sueño, cefaleas, ansiedad, depresión… y una lista casi infinita de síntomas que a veces produce la fibromialgia, una enfermedad muy desconocida y hasta hace poco invisible que afecta a alrededor del 3% de la población. En España las cifras llegan al millón de afectados por esta patología y la amplia mayoría, entre el 90 y el 95% de las personas que la sufren, son mujeres, aunque también se han detectado casos de hombres y de niños.

Fue en el año 1992 cuando pasó a estar reconocida como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y para dar a conocer y contribuir a una mayor concienciación de la población de esta patología se ha creado el Día Mundial de la Fibromialgia y del Síndrome de Fatiga Crónica, que se celebra el 12 de mayo.

¿Qué es la fibromialgia?

El Ministerio de Sanidad la define como una afección crónica de etiología desconocida, caracterizada por la presencia de dolor crónico músculo-esquelético generalizado, e incide en la coexistencia de estos con otros síntomas. Además, las personas que sufren fibromialgia sienten dolor cuando se ejerce presión sobre uno algunos puntos específicos. Esto se debe a que la fibromialgia se presenta como una anomalía en la percepción del dolor, de manera que estímulos que en general no nos resultan dolorosos sí lo son para las personas que sufren esta patología.

Aunque puede manifestarse en cualquier momento del día, es frecuente que los pacientes que la sufran sientan rigidez de manera general al despertarse por las mañanas y sensación de hormigueo en extremidades como las manos.

¿Qué causas producen esta enfermedad?

Al tratarse de una patología cuyo estudio es relativamente reciente, todavía se desconoce mucho sobre ella. Las dudas sobre de ella van desde las causas que la originan hasta los tratamientos para su curación. Eso sí, se cree que muchos son los factores implicados en su aparición. En el caso de algunas personas, la enfermedad brota sin ninguna causa aparente que la provoque y en otras comienza tras procesos médicamente identificables como una infección bacteriana o un proceso vírico. En otros casos, la fibromialgia se manifiesta en personas que ya padecen otras enfermedades como el lupus o la artritis reumatoide. Esto no significa que estas enfermedades provoquen la fibromialgia, sino que se cree que probablemente hagan que despierte, pues ya estaba presente en el organismo de forma oculta. Al tratarse de una enfermedad sobre la que se desconocen las causas, es por el momento imposible establecer pautas para su prevención.

¿Existe un tratamiento efectivo para combatir la fibromialgia?

Lo primero que hay que saber es que en la actualidad todavía no se ha inventado un tratamiento curativo para acabar con esta patología, pero lo que sí que pueden hacer las personas que la sufren es intentar mejorar su calidad de vida y evitar que la enfermedad vaya progresando con el paso del tiempo. Para ello, lo ideal es encontrar un tratamiento adecuado, que le permita al paciente llevar una vida lo más normal posible y convivir con ella, de igual modo que hacen las personas que sufren una enfermedad crónica toda su vida.

Tener la información necesaria es el primer paso para saber qué es aconsejable y qué no y así poder establecer las pautas para que el paciente consiga la mejor calidad de vida posible. Asimismo, es importante acudir al médico y seguir las citas que este nos recomienda, para realizar un seguimiento efectivo de nuestra evolución.

El ejercicio es, como para casi cualquier enfermedad de gran ayuda. Por eso, hacer algún tipo de deporte, dentro de nuestras posibilidades y de manera regular puede mejorar la convivencia con la fibromialgia, no solo desde una perspectiva física, también psicológica.

Por último, aunque no existe la cura definitiva, en el mercado existen algunos fármacos que ayudan a corregir los mecanismos por los que parece ser se produce esta enfermedad.

El tratamiento farmacológico debe ir dirigido a corregir los mecanismos por los que supuestamente se produce la fibromialgia. Se trata de fármacos que el propio médico receta y que actúan sobre el sistema nervioso; en muchos casos, antidepresivos y anticonvulsivantes. Aunque, hay que saber, que no tienen la misma eficacia en todos los pacientes.

Además, de manera complementaria hay pacientes que recurren a terapias alternativas muy variadas que van desde la acupuntura o la homeopatía hasta el uso de ondas electromagnéticas. Uno de los tratamientos más modernos contra los dolores crónicos se basa en la tecnología de andulación que combina tres tratamientos diferentes: las vibraciones mecánicas (vibraciones conocidas internacionalmente como Whole-Body Vibration), el calor a través de infrarrojos (favoreciendo así a la vasodilatación y mejorando el flujo sanguíneo en las zonas afectadas a la vez que disminuye la inflamación) y la ergonomía (centrada en la educación postural, en este caso en la postura decúbito supino, o boca arriba, con las piernas elevadas).
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania