Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La isla de Lesbos

viernes, 09 de febrero de 2018
Estoy en Montaditos en la Plaza de los Cubos ‎en la calle de la Princesa en Madrid, donde suelo tomarme un café con leche cuando veo a dos chicas muy jóvenes abrazándose, besándose y acariciandose ante la indiferencia general, las observo y mi formación clásica me hace viajar a la Isla de Lesbos y a recrearme en la poetisa Safo, que vivió en el 600 antes de Cristo y recordar su Oda a Afrodita, donde pide la ayuda de la diosa del amor para lograr los favores de su amada. Afrodita desciende en un carro tirado por gorriones y concede los favores anhelados a Safo, que era la maestra de una escuela de preparación matrimonial para las jóvenes de la isla, aquellas que no envejecian jamás, a diferencia de Safo, que sentía angustia ante el deterioro de la vejez.

En Lesbos hoy día la situación es dramática ante la avalancha de refugiados, que tratan de alcanzar la isla, la sexta en extensión del Mediterráneo, que dista tan sólo 14 km de la costa turca y que antes de esta crisis migratorias contaba con 85.000 habitantes, que ahora se duplican, con llegadas de pateras y frágiles gomones, que se hunden y causan muchas muertes. Una ONG de Badalona "Proactiva" trata de salvar a los refugiados, que desean llegar a Europa. Se enfrentan a las inclemencias del mar y a las trabas de las autoridades griegas y turcas y al muro del silencio y la indiferencia de‎ los europeos. Las condiciones en que viven estos desesperados es muy precaria, con enfrentamientos con la población local, que no desea quedarse sin turistas, su principal fuente de ingresos. Sobreviven a duras penas gracias a las ONG y a la ayuda de los isleños, todos desean abordar los ferrys que van a Atenas, pero no es fácil, por las formalidades y penalidades que tienen que afrontar.

Lesbos y su décima musa, como viene llamada Safo‎ fue citada por Ovidio y muy apreciada por Aristóteles. De las poesías de Safo solo quedan fragmentos incompletos, aunque se conserva integra la "Oda a Afrodita", que ha inspirado a poetas y pintores llegando su fama hasta nuestros días. Es de destacar que Safo describe lo que denomina "la guerra del amor" e interioriza el mundo de los sentimientos, prescindiendo de las circunstancias turbulentas que la rodeaban, la divina locura del amor, que nos hace forjar la figura del amado, convirtiéndose en casi una enfermedad. En el caso de Safo es la amada, aunque en otra bella leyenda se suicidaria por el amor no correspondido de Faon, desde una roca desde la que se despeñaban los amantes infelices. Los griegos supieron de rocas y montes crear mitos como el de Afrodita y el Olimpo, era su genial imaginación que divinizaba a la naturaleza y sus criaturas.

Barbarroja el audaz y cruel pirata ‎también nació en Lesbos y por su capital Mitilene desfilaron los griegos, los bizantinos, los otomanos y hasta los aragoneses, con muchos conflictos y luchas de poder, pero Safo es el vestigio más famoso, de esta isla objeto de peregrinación de las seguidoras sáficas. En España Sandra Barneda y Nagore cultivan estas artes amorosas y en Coruña este año el Ayuntamiento puso en su belén las figurillas de las dos primeras mujeres casadas en la ciudad de María Pita y probablemente estas dos encantadoras jovencitas que se arrullan en Montaditos también emprenderán un día, más pronto que tarde, la peregrinación a esta isla del amor diverso, tal vez como turistas o como cooperantes para conjugar juntas el verbo amar y el de ayudar al projimo.

Joaquín Antuña
joaquinant@hotmail.com
Antuña, Joaquín
Antuña, Joaquín


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania