Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Psicología del trading, cómo ser mejor inversor

martes, 30 de enero de 2018
“La ausencia de imperfecciones es ya en sí una imperfección.” – Robespierre.

Solemos ver noticias de subidas o bajadas de acciones en la bolsa o índices sin motivos aparentes, números que suben y bajan, pero nos olvidamos que detrás de esos números hay personas. La mayor parte de las operaciones en los mercados financieros son ejecutadas por traders, el resto es realizado por programas automáticamente gracias al trading algorítmico.

Emociones que intervienen en el trading

La emoción principal que va a estar presente en toda nuestra vida como trader será el ego. El ego te llevará a intentar crear el método de trading perfecto para evitar las pérdidas, las cuales son imposibles de evitar. No existe el método perfecto, la única diferencia entre un trader profesional o un aficionado es que el primero consigue que sus ganancias superen sus pérdidas. Si llegas a tener una relación de 2/1 podrás decir que eres un buen trader, aunque lo ideal es 5/1 (relación únicamente conseguida por el 5 por ciento de los profesionales).

Las pérdidas no son el motivo para la modificación de tu plan de trading, ya que el balance no refleja el progreso, tener paciencia y aceptar las pérdidas se convierten en la emoción contrapuesta al ego. Una buena idea para aprender a controlar nuestras emociones cuando operamos es realizar un curso de Forex, en el que obtendremos consejos de cómo crear nuestro plan de trading y cómo gestionarlo para que la repercusión de nuestras pérdidas no sea mayor a nuestras ganancias (en términos unitarios).

El mercado lo mueven las personas, emociones como el miedo y la avaricia también están presentes en la justificación de la volatilidad. El miedo que sentimos a la hora de comprar acciones, ya sea por el poco conocimiento de la operación o por experiencias pasadas, hace que nos incorporemos tarde a la compra. Esta emoción afecta a la demanda. En cambio, la avaricia de ganar más nos engulle, retrasando la venta de las acciones. Esta emoción afecta a la oferta del mercado.

El sabotaje emocional

Pasamos nuestra vida intentando amoldar nuestras emociones según nuestro entorno y situación, aprendiendo de nuestros padres y de la sociedad. Cuando operamos, nos vemos luchando contra ellas para hacer que nuestras decisiones sean lo más objetivas posible y no perder el control. Uno de los motivos que explican las reacciones emocionales que tenemos ante el mercado son los problemas personales no resueltos.

Increíble pero cierto, ¿cómo la relación que tuviste con tus padres puede afectar a los mercados financieros? Como decimos anteriormente, los movimientos de los mercados financieros son realizados por personas que deciden comprar o vender en un momento determinado motivados ya sea por datos objetivos o por pura emoción (por ejemplo: una venta temprana ante el miedo a perder las ganancias). Emoción que en la psicología del trading tiene aspectos positivos y negativos.

Vivimos en un mundo que fluye muy rápido, una era 3.0 en la que con solo deslizar un dedo podemos mantener la mente entretenida gracias a nuestro smartphone. Ansiedad ante lo desconocido, incapacidad de aceptar una pérdida, una desmesurada e irracional autoexigencia, una frágil autoestima… Nuestros patrones de comportamiento se repiten constantemente en nuestra vida cotidiana, y se repetirán cuando realicemos trading. Hasta que no localicemos ese problema, lo afrontemos y lo superemos, nuestros fallos en el trading seguirán persistiendo.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania