Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Creaciones: Catedral de Kutaisi y el monasterio de Gelati

viernes, 08 de diciembre de 2017
Ambas arquitecturas son desde 1994 monumentos de la Humanidad por la Unesco, situadas en Georgia. La catedral fue construida en el siglo XI, aunque actualmente está en proceso de restauración, después de todos los avatares de la existencia histórica.

El monasterio de Gelati fue fundado a principios del siglo XII, y siempre ha sido considerado como un centro espiritual y cultural e intelectual de la Iglesia Ortodoxa Georgiana.

Podríamos fijarnos en algunas consecuencias-características de estas dos obras, que constituyen un monumento a la Humanidad:

- En tiempos revueltos, y todos los tiempos lo son, en mayor o menor grado, estas obras, que son construcciones no de unas décadas, sino que a lo largo de los siglos se van transformando y cambiando y reformando, materialmente, pero que cada generación va introduciéndose en sus recintos, nuevas personas, que de algún modo le dan vida, las siguen creando-recreando de alguna manera, en estas construcciones decía, pueden ser un símbolo-metáfora de lo que es el ser humano. De lo mejor que el ser humano tiene, ese afán de búsqueda de la combinación de grandes parámetros: la verdad, la belleza, la racionalidad, la bondad…

- Estas obras nos dan ánimo, para seguir creyendo en nosotros mismos como especie, como humanidad, como culturas en evolución y en progreso, no fijadas para la eternidad aquí en la tierra, sino siempre en evolución y progreso, manteniendo todo lo del pasado que sea posible, para que se lo entreguemos a las sociedades-humanidades del futuro…

No es pequeña cosa no perder la esperanza y la espera en el arco iris de la humanidad, en las negruras y claridades que las sociedades-culturas-civilizaciones-humanidad-Humanidad va creando como seísmos-volcanes a lo largo de las décadas-siglos.

- No olvidemos que estas arquitecturas son obras bellas, pero son construcciones cuya finalidad esencial es la religiosidad-espiritualidad, en estos casos de la Iglesia ortodoxa georgiana, y hacia ese fin, se han conservado manuscritos y códices miniados en ella, están las pinturas o murales de los edificios, estarían los cantos litúrgicos, desde luego los rituales o sacramentos propios del cristianismo, multitud de signos-símbolos o la semántica y pragmática a y en muchos niveles religiosos culturales, las predicaciones literarias-filosóficas-religiosas que durante siglos se han producido en sus recintos, etc.

Diríamos que una catedral o un monasterio es una sinfonía de multitud de instrumentos y voces cuyo fin-meta-medio esencial, es intentar que el ser humano, no olvide su capacidad de Trascendencia-Misterio-Enigma-Alma.

- Demasiados seres humanos en Europa y Occidente, están olvidando que si quieren entenderse y comprenderse en mayor grado de profundidad, no solo deben conocer la literatura y la filosofía producida durante siglos, al menos, los principios generales, ni solo la mitología grecorromana, sino que también deben o deberíamos conocer-entender los fundamentos mínimos del cristianismo, que ha sido el pilar esencial sobre el que se ha fundamentado nuestra cultura-civilización, desarrollándose durante siglos, materializándose-cristalizándose-concentrándose en multitud de obras, no solo estéticas-artísticas, sino humanitarias-filantrópicas-caritativas.

Un individuo o persona, puede que sea ateo o agnóstico, o creyente en cualquier otra religión de las cientos existentes en estos momentos, pero si está existiendo-viviendo en Europa o en Occidente, debería profundizar en su propia esencia, y su esencia, es el cristianismo o los diversos cristianismos existentes, desarrollados a lo largo de los caminos de la historia.

Es más los sistemas sociopolíticos basados en los Derechos Humanos y en otras esferas de la libertad humana, de la dignidad humana, etc., no podrían haber sido creados sin ese magma-esencia-fundamento-pilar del cristianismo.

- Debemos pensar que un edificio religioso-espiritual, sea de la religión que sea, es un monumento a y de la humanidad. Durante siglos han ido pasando generaciones de seres humanos, entrando en su vientre, para pedir-rezar-orar-pensar-meditar, cada ser humano, pidiendo o esperando que se le cure algún mal humano, sea personal, sea colectivo, sea sanitario, sea afectivo, sea económico, sea de cualquier tipo. Los edificios religiosos serían como construcciones que desean que los humanos alcancen el bien o un bien. Ese bien o satisfacer esa necesidad según la evolución-progreso de sus vidas-existencias, según las circunstancias-situaciones de sus propias existencias, de sus propias sociedades, de su historia e Historia. Por eso, se indica, con razón, “ahí si hablarán las piedras…”.

Para concluir, es obvio y evidente, que no creo que nadie pueda visitar los mil monumentos o entidades que la Unesco ha catalogado como Patrimonio de la Humanidad, pero si podemos, sea físicamente, sea vía por documentación e Internet, acercarnos, a percibir-ver-pensar-sentir algo de toda la belleza-bondad-verdad que estos lugares, entidades, costumbres nos enseñan de la profundidad-exterioridad de la que estamos hechos, los seres humanos, usted y yo.
Caminero, Jmm
Caminero, Jmm


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania