Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las policías "autonómicas"

lunes, 23 de octubre de 2017
Hay tres competencias que deber ser revisadas en consecuencia al uso que se hace de tales en algunas de esas denominadas "nacionalidades". Educación; Información pública; Seguridad Ciudadana.

Educar, ni antes, ni ahora, ni nuca, puede ser adoctrinar. Y menos aun instrumento para enfrentar mito con historia, aun reconociendo que la historia puede ser una aproximación a la verdad.

Informar, ni antes, ni ahora, ni nunca, puede ser alienar, ocultar o exacerbar sentimientos de rechazo que algunos radicales convierten en odio y conductas violentas. Y mucho menos con financiación pública, lo que permite hacer propaganda del que manda para agitar o cercenar conciencias ciudadanas. Añádase a lo que antecede, el coste económico en tiempos de crisis y grave endeudamiento público.

Garantizar la seguridad es asegurarle al ciudadano un derecho fundamental para que pueda ser libre, frente a conductas presuntamente delictivas. Ahí me sigue emocionando el slogan del histórico Cuerpo de Miñones de Alava, procedente de aquellos Cuadrilleros del siglo XV, que reza: "en aumento de la justicia contra malhechores".

Tras la declaración independentista catalana, nada será igual y hasta los más conservadores deberán aceptar modificaciones legales, regeneración política y reformas de toda índole; es más, hasta los socialistas deberán explicar si el modelo federal supone desequilibrios territoriales y desigualdades entre ciudadanos del Estado español, cuestión que va a resultar muy complicada, ya que tras dejar muy lejos 1978, todas las Comunidades sienten que tienen derechos históricos, y que ya no es tiempo de aplicar fueros específicos a ningún territorio, sin que los demás no señalen que se plantean privilegios inaceptables.

Pero centrándonos en las competencias para disponer una policía integral, los ciudadanos además de exigir eficiencia entre gasto y aplicación de funciones, sostendrán la desconfianza a todas esas policías que dependen de "lugares con veleidades soberanistas" que ven en un cuerpo policial, símbolos y herramientas para mostrar poder al mismo nivel que un Estado.

No es de recibo la presencia de 17.000 agentes que han demostrado su insumisión al poder judicial, que son fácilmente reclutados como mesnadas de señoríos, y que por las mismas funciones están dotados con salarios muy superiores a cuerpos nacionales, creando agravios comparativos y sospechas de compras mercenarias.
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania