Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las cartas del abuelo Pascasio: El muy indigno gobierno macrista

jueves, 31 de agosto de 2017
Muy querida nieta Cristina:

La verdad es que estamos preocupados y decepcionados. Los abuelos emigrantes seguimos en fuera de juego. Antes la normativa era clara: a más laburo antes podías tener el ranchito propio. Vinimos al Río de la Plata para darle un futuro a los descendientes. A nosotros nunca nos faltó el caldo caliente y las castañas en aquellos duros inviernos con medio metro de nieve en la puerta de la casa familiar en Mazaeda. Lo que está pasando en nuestra querida segunda patria es también responsabilidad nuestra por no saber educar en el esfuerzo a hijos y nietos. Fuimos demasiado blandos. Ahora ellos pagan las consecuencias. Nuestro sudor fue al pedo si los herederos enloquecen detrás de banalidades. Algo hicimos mal al dejarlos indefensos delante de un delincuente que los convenció de que si tengo pocos dólares en el bolsillo es por culpa del grasa de la esquina que cada domingo llena la parrilla de carne de ternera con chorizo de rueda.

Es muy doloroso, Cristina. Se nos parte el corazón al ver que los engrupieron con tres boludeces en la tele. Nos equivocamos al creer que con darles educación estaban a salvo de meter la pata como nos pasó a los que emigramos a un lugar lejano con escasos conocimientos de lectura, escritura y matemáticas. Se dejaron arrastrar por las puteadas contra vos en vez de analizar su buen estado de salud económica después de una década de gobierno honrado. Ahora andan como perro en cancha de bochas. Reciben golpes por todos lados. Las patadas provienen del equipo delictivo que pusieron al frente del país. Andan con el orto hecho bolsa. Tratan de cerrarlo pero les tiembla con el temor de que seas senadora en octubre. Lo más desconcertante es la cornudez de algunos ciudadanos. Insisten en apoyar al recién fallecido macrismo ya que como bien decía Séneca: una mentira nunca vive hasta hacerse vieja.

Los abuelos emigrantes conocimos a muchos gobernantes y diferentes corrientes de opinión. Se definían a favor o en contra de que votasen las mujeres, por ejemplo. Ahora resulta que nuestros descendientes que nunca sudaron un carajo, le entregan un salvoconducto al conocido gran contrabandista para que multiplique el afane hasta dejar el país en la lona. Queremos saber si el futuro para ganar elecciones es ofrecer grandes premios en la lotería a los más envidiosos. Queremos saber si se alegran al ver que el ministerio de Inseguridad borró del mapa a Santiago Maldonado. Queremos saber si mejoraste al cambiar el bife de chorizo de la carnicería de la esquina por la cola de de varias cuadras para comprar fideos con descuento. Queremos saber si los dólares que no podés comprar te ayudan a disfrutar viendo como en los dos primeros meses del año se fugaron alrededor de 4 mil millones.

Al final, antes que después, volveremos a poder sonreír al ver que nuestra querida segunda patria recupera la compostura. El triunfo tuyo en las PASO marca la caída del macrismo. En menos de dos años ya está en descomposición. No es posible unir sin que haya agua, harina o leche. El autoritarismo macrista es un arreglo entre astutos coimeros para convencer a los nabos de que la suerte no es para todos. Un gobierno que regala el agua a grupos financieros internacionales de oscuros fondos buitres termina deshidratado. Un gobierno que en el país del trigo aumenta el pan hasta hacerlo más caro que en países donde escasea el cereal tiene sus días contados. Es inmoral el promover la especulación al pagarle 5 pesos por litro de leche al productor mientras se vende a más de 20 en los supermercados. Esperamos que algunos despierten y dejen de echarte la culpa a vos por los aumentos.

Me despido. Tengo que acercarme al Cine Celestial para ver la grabación de “Son d'Aldea” que nos envía el nieto Afonso García Penas. Es muy agradable el poder recordar los viejos tiempos por medio de una recreación teatral de la vida campesina en escenarios naturales de la parroquia palense de Santiago de Albá. Los protagonistas son los vecinos, unos firmes defensores de su identidad. Espero que Afonso se haya acordado de mandarnos unos quesos artesanos de la Granxa Arqueixal para acompañar la proyección con el sabroso producto local. Recibe el cariño del viejo emigrante que no olvida el calor recibido en la orilla rioplatense.
Suárez Suárez, Manuel
Suárez Suárez, Manuel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania