Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La accesibilidad no es solo una foto

miércoles, 30 de agosto de 2017
El tema de la accesibilidad es uno de esos temas “quedabien” en que en ocasiones se preocupan más de cortar la cinta y hacer la foto que del funcionamiento posterior del chiringuito en cuestión.

No hay más que recordar aquella inauguración a bombo y platillo de la “zona de pesca accesible” que se hizo junto a la antigua depuradora, un acto en que se coló a todos los partidos de la oposición y a los periodistas un montaje en que una rampa de hormigón se convertía por arte del lenguaje en un área pensada para que quien se mueve en silla de ruedas pudiera echar el sedal al agua. Dudo mucho que alguien lo hiciera, pero vaya usted a saber, pero lo que no tiene duda alguna es que se consiguió lo que se quería, un titular cortoplacista y seguramente algún voto despistado.

Lo mismo ocurre con el ascensor que salva el desnivel de la Ronda de la Muralla para acceder al llamado edificio de sindicatos, donde también está la Inspección de Trabajo. Probablemente sea una de las papeleras más caras de Lugo y uno de los nidos de mierda más viejos porque hasta donde yo sé jamás ha llegado a funcionar. Y ahí sigue, a mayor gloria de la accesibilidad.

Durante algunos años tuve el placer de empujar una silla de ruedas, la de mi abuela Emilia, y aunque no sea en primera persona como usuario sí sé lo que es tener que dar una vuelta más grande porque no hay por dónde pasar con silla o lo que sufre la persona que va sentada cuando el suelo es irregular. Los puñeteros adoquines, esa manía que en Lugo se puso tan de moda, son un horror para quien sufre los rebotes que provoca, y desde luego no debería ser la norma en una ciudad que presume de accesible.

Lugo ha avanzado muchísimo, sin duda, pero falta todavía camino por recorrer. Hace no demasiado vi como el usuario de una silla de ruedas tuvo que bajarse de la acera porque no cabía entre el espacio que quedaban entre la farola y la pared. Comprendo y comparto que las terrazas no pueden ser un obstáculo, pero recuerden que no es el único que hay y es más grave aún cuando se trata de estorbos colocados por la administración que se supone que ha de hacer cumplir las normas.

La labor de asociaciones como Auxilia, que hacen de conciencia, Pepito grillo y hasta si quieren de mosca cojonera (un papel muy digno en un estado democrático) es fundamental para detectar y denunciar estas cuestiones. Ayudemos en todo lo que podamos.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania